jueves, 26 de julio de 2018

Monster Magnet - Mindfucker (2018): Crítica del disco (review)




por Marco Antón (@Antoncastle66)



Cuando sale un nuevo disco de Monster Magnet cada dos o tres años sin duda que nos debemos preparar para un potente ataque de riffs de guitarras en la vena del mejor Stoner Rock que se escuche por estos años. Han pasado un par de años de su recordado regreso con Cobras and Fire y ahora la banda publica su décimo primer larga duración titulado Mindfucker el 23 de marzo de este año a través de Napalm Records. Vaya regreso de Dave Wyndorf y sus huestes.




10 canciones con lo mejor del estilo de una banda veterana en eso de la composición y el gusto del público fiel que los ha seguido desde los noventa. Aquí no hay tiempo para los experimentos en el sonido, esto es puro y duro Stoner Rock con la marca Stoner de Monster Magnet impregnado en cada nota de la grabación.

El listado de canciones es el siguiente:

01. Rocket Freak, 02. Soul, 03. Mindfucker, 04. I'm God, 05. Drowning, 06. Ejection, 07. Want Some, 08. Brainwashed, 09. All Day Midnight, 10. When The Hammer Comes Down



Las letras de la banda como siempre siguen la línea de las obras anteriores, es decir, con connotaciones sexuales, referencia al cannabis, a los viajes espaciales, a la crítica religiosa, entre otros.

Desde el inicio ya estas encendido junto a las notas de la pieza “Rocket Freak” el quinteto compuesto por Dave Wyndorf en vocales y guitarra, Garrett Sweeny y Phil Caivano en las guitarras, Jim Baglino en el bajo y Bob Pantella en la batería te ha transportado a ese rock stoner que conocimos en los discos de bandas de los años ‘70s y que actual suena con la ecualización que le ponen. Mueve el pie con ese “punch” de la combinación de sonidos de los instrumentos más la inigualable voz de Wyndorf. Que riffeo, que notas de bajo y la deliciosa pegada de la batería hacen que te integres en la escucha del disco.




A poner las manos en alto y a seguir moviendo la cabeza ya que inicia “Soul” la segunda pieza del disco con esos riff pegadores que se quedan en tu mente haciendo un deleite para los que apreciamos la cantidad de notas que le sacan a las guitarras de principio a fin. Lo mejor de esto es que no rompen con el estilo del disco ya que se mandan un enorme y disfrutable riff en medio de la canción. El estribillo de la canción se te va a quedar es una apuesta, estoy seguro de ello.

Gran single es la canción titulada que lleva el disco, si hablamos de “mindfucker” mucha vitalidad a las guitarras y sus cambios de ritmo sin duda, así como a la voz que le imprimen para acompañar cada una de las notas en esta canción. “Why you gonna fuck with my head?” se puede escuchar decir a Wyndorf en los coros de la canción que sin duda le da esa identidad de la banda a esta canción que estoy seguro será de sus clásicos en su set-list durante los conciertos. El video de la canción igual es una pasada como todo lo que produce la banda con esa ambientación de videoclip de los años ‘80s.




“Drowning” es una pieza que fácilmente pudo haber salido en esas bandas de los años setenta con esa composición que le dieron, una que inicia como una balada a ritmo semilento que conforme avanza va subiendo de tono hasta la explosión de riffs de las 3 guitarras. Una típica composición de Wyndorf donde ponen en las notas toda la creatividad y habilidad. Aquí los decibeles suben y bajan a lo largo de los poco más de 7 minutos de duración. Gran composición que se hace corta para los que disfrutamos de los riffs de guitarra psicodélicos combinado con Stoner Rock.

La última canción que les recomendaré es la titulada “Ejection” por su enorme talento para componer con las 3 guitarras que suenan bien y se combinan perfectamente con sus notas haciendo que el sonido se enriquezca mucho a lo largo de la canción, igual éste track tiene videoclip con sus imágenes espaciales lo cual le da otro plus ya que funcionaría bien como single de la placa discográfica.




En resumen que este disco es mucho mejor que el estupendo álbum del 2015, aunque hay gente que tiene sus ideas en lo personal disfruté mucho más este disco que el anterior. Las piezas de la banda se integran perfectamente haciendo que la producción se escuche limpia y sin fisuras. Le pusieron esos kilos de octanaje a la composición con canciones que te van a atrapar desde el inicio ahora sabemos que será uno de los mejores discos en muchas listas, han logrado hacer un memorable regreso haciendo que se hable positivamente gracias al trabajo y no ha condescendencias. Dale una oportunidad a Monster Magnet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario