lunes, 9 de julio de 2018

Rory Gallagher - Blueprint (1973): Crítica del disco (review)


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




Este que hoy os presentamos supuso el tercer disco en la discografía de Rory Gallagher en su carrera en solitario. Blueprint es uno de sus álbumes más eclécticos. Después de seis años de trabajo como power trio Rory quiso enriquecer su sonido introduciendo un cuarto elemento fijo en su banda: teclados. Así pues, al ya veterano Gerry McAvoy al bajo, se le sumó el teclista Lou Martin. También entró en el combo Rod De'Ath a la batería. Tanto Rod como Lou provenían de la banda británica de Blues-Rock Killing Floor. Esta sería la formación más estable de Rory Gallagher y la de más éxito, llegando a grabar con ellos algunos de sus discos más famosos como Tattoo, Calling Card o el imprescindible directo Irish Tour'74.





Rory Gallagher es uno de esos músicos muy queridos por un amplio sector de seguidores de la música en general y del blues en particular. Su feeling, tanto a la guitarra como a las voces, y su autenticidad hacen de Rory uno de los músicos de blues blancos más respetados por cualquiera con un mínimo de buen gusto musical.




En 1973 Rory había publicado ya un par de discos en solitario de un nivel altísimo, pero Rory siempre fue un músico muy autoexigente, quizás demasiado. De nuevo entregó una colección de temas a la altura de lo esperado. A decir verdad no hay un solo disco malo de Rory. Esta vez el teclado de Lou Martin añadió más color a sus composiciones, que es lo que buscaba Rory, y el nuevo batería Rod De'Ath inyecto aún más fuerza a una banda impecable.

Sin duda el protagonista principal del disco es la guitarra de Gallagher pero le sigue muy de cerca el piano de Lou Martin. Rory cede, en más de una ocasión, el protagonismo a un Lou Martin en verdadero estado de gracia.




Un ejemplo de ese protagonismo compartido lo encontramos en la rockera Hands Off en el que la guitarra de Rory y el piano de Lou se responden con brillantes solos cruzados.

Daughter Of The Everglades, la gran balada del disco personal e íntima, nos trae aires celtas gracias a unos evocadores pasajes de piano. Rory consigue aquí plasmar uno de los solos más inspirados de todo el disco. Seventh Son Of A Seventh Son es otro de los temas emblema del disco compartiendo, de nuevo, solos de guitarra y de piano entre Rory y Lou.




Nadie como Rory para rendir homenaje a los clásicos del blues. En esta ocasión convierte el clásico Banker's Blues de Big Bill Broonzy en una canción totalmente nueva, con un maravilloso slide compaginado con armónica y una interpretación vocal llena de sentimiento. Seguro que Broonzy estaría muy orgulloso de esta revisión de su Banker's Blues.

Temas como el acústico y divertido Unmilitary Two-Steps (con aires de rag time) o Race The Breeze (un country-rock-blues con un slide que evoca a Muddy Waters) hacen de este Blueprint un disco muy variado.

La bella balada de aires country If I Had A Reason cierra el disco con un melancólico Rory brillante esta vez a la guitarra Lap-Steel acompañada elegantemente por el piano Honky-Tonk de Lou Martin.




Cómo curiosidad remarcar que la portada recrea el esquema del circuito de un amplificador Stramp Power-Baby, cuyo diseño fue encargado por el propio Rory. El amplificador fue específicamente diseñado para que cupiese en el maletero del coche Volkswagen Beetle, que era el favorito de Rory. Sin duda un tipo peculiar a la par que genial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario