domingo, 26 de febrero de 2017

89ª edición de los premios Oscar (2017): Vístanse de gala y hagan apuestas



por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



Ya está aquí la gala más famosa del cine y la que más prestigio da, aunque cometa enormes barrabasadas. La más seguida, la más esperada y la más vista. Para muchos, la única… Los Oscar.

“La La Land” parte como la gran favorita al haber batido todos los récords de nominaciones (14, como Titanic y Eva al desnudo). El especial y mágico musical de Damien Chazelle ha recolectado tantos elogios que, evidentemente, debían salirle los imprescindibles odiadores que tiene toda película exitosa y reputada, y más con el auge de las redes sociales. Lo cierto es que no le sobra ninguna de las nominaciones a esta sensacional obra que no compite ni contra clásicos del pasado ni otros musicales, sino contra las películas nominadas de 2016. Una obra decididamente distinta, lo cual tiene un mérito enorme.



Todo apunta a que “La La Land” va a conseguir un buen número de estatuillas, pero hay algunas categorías en las que puede haber batalla (actores, sonido, guión), para que haya una buena repartición.

Varios dramas relacionados con el universo afroamericano, donde la más notable, “Moonlight”, tiene opciones de conseguir algún premio destacado, además de ser la principal rival de “La La Land” tras conquistar el Globo de Oro a mejor película dramática. “Figuras ocultas” más parece una nominación de cupo, y “Fences”, lastrada por su marcado carácter teatral, regala algunas de las mejores interpretaciones del año, en especial la de Viola Davis. Hollywood expiando supuestos pecados.




Varios dramas intensos, a las citadas “Moonlight” y “Fences” debemos sumar la sutil y matizada “Manchester frente al mar”, que ha situado a Casey Affleck en una estupenda posición para lograr el galardón. Muy buena película. “Lion” es la más sensiblera de todas, diseñada para tocar la fibra del espectador, aunque irregular como película.

En otra dirección tenemos las apasionantes “Comanchería”, una de las mejores películas del año que seguramente pasará sin pena ni gloria para la desgracia de los más cinéfilos, y la épica “Hasta el último hombre”, donde Mel Gibson ha dado otra magistral clase de cine. Podría esta última competir los galardones de sonido a “La La Land”.




En los últimos años la ciencia ficción está teniendo mucha presencia gracias a que se ha ampliado el número de nominadas, por lo que parecen querer mimar a géneros habitualmente maltratados. Villeneuve y “La llegada” han logrado lo que no logró Nolan con “Interstellar” (2014), y se suma a “Marte” o “Gravity” en esa lista de nominadas en el género.

Interesante pugna se presenta en la categoría de película de habla no inglesa. Sorprendió la ausencia de “Elle”, de Paul Verhoeven, ganadora del Globo de Oro, sobre todo cuando su protagonista, Isabelle Huppert, está nominada como mejor actriz, pero así son las cosas. La batalla parece centrarse en "Toni Erdmann", gran favorita, y "Un hombre llamado Ove". Hagan sus apuestas.




Como en otros años tenemos un buen número de paralelismos entre las películas nominadas, especialmente en sus personajes protagonistas. Son varios los títulos que presentan personajes ambiciosos, tenaces, brillantes y luchadores que persiguen su sueño hasta lograrlo, sobreponiéndose a toda dificultad y a todo entorno hostil. Es el caso de los soñadores artistas de “La La land”, de las brillantes científicas afroamericanas de “Figuras ocultas”, del idealista y fiel a sus principios Desmond Doss en “Hasta el último hombre” o ese niño perdido que busca su casa en “Lion”. Incluso en las cintas animadas vemos ejemplos, con esa conejita intrépida que protagoniza “Zootrópolis” o ese niño de japonés en “Kubo y las dos cuerdas mágicas”.

Además muchos son brillantes o geniales, como los protagonistas de las citadas “La La Land” o “Figuras ocultas”, a los que debemos añadir la lingüista de “La llegada”, por ejemplo.




Se prevé una gala reivindicativa y crítica con la elección y labor del presidente Trump, presentada por Jimmy Kimmel, cosa que pone mucho a los medios de comunicación porque así tendrán hecha ya la mitad de su crónica, aunque todas estas cosas las podremos comprobar este lunes a las dos de la mañana. Confío en que sobre todo haya cine y no chorradas.

Por último, debemos desear mucha suerte a Juanjo Giménez y su corto “Timecode”, aunque no parece tener muchas opciones.

No ha sido un año de gran cine, aunque se han quedado fuera películas mejores que algunas de las nominadas, un clásico, pero tampoco ha sido desastroso.




El caso es que todo parece indicar que será la noche de Damien Chazelle, que se puede convertir en el director más joven en recibir un Oscar, al que tengo apadrinado cuando advertí sobre su futuro tras realizar aquella obra maestra en 2014 que es “Whiplash”, la mejor de su año, y “La La Land”, ya un pequeño clásico, que sólo por el hecho de ser un musical cuando ya no se hacen musicales, con canciones y composiciones originales, cuando tampoco se hacen así en los pocos que aparecen, merece todo reconocimiento… Una auténtica joya con muchísima calidad y enjundia, que algún despistado no ha entendido del todo en su aparente, sólo aparente, ligereza.

Vístanse de gala, nos vamos a la Ciudad de las Estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario