jueves, 23 de febrero de 2017

Reseña de "Live At Shea Stadium" (The Clash, 2008)


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




Tenemos que viajar al 13 de octubre de 1982 y hacer parada en el Shea Stadium de New York. Fue aquí donde The Who, The Clash y David Johansen tocaron ante una audiencia de unas 50.000 personas. Un sueño hecho realidad para un grupo como The Clash, que nunca hubiesen ni tan siquiera llegado a imaginar que podrían conquistar el mercado americano con tanto éxito. Pocos podían vaticinar que sería el principio del declive y posterior disolución del grupo.




Fue la publicación de Combat Rock, con dos singles que no pararon de sonar en la MTV americana (Rock The Casbah y Should I Stay Or Should I Go), lo que consiguió que el grupo saltase en América de salas de 2.000 personas a grandes estadios, hasta telonear a dos de los héroes de Joe Strummer: The Who y David Johansen de The New York Dolls.

A lo largo de esta gira todo fueron éxitos y The Clash se codeaban con lo mejorcito del establishment americano, como Andy Warhol. También otras estrellas del pop se acercaban al backstage para saludarlos, como David Bowie.

Las cintas de este Live At The Shea las encontró Joe Strummer por su casa haciendo mudanzas y se editó por primera vez en el año 2008 (curiosamente el mismo año en que el Shea Stadium fue demolido).




El disco, un bottleg oficial, recoge íntegro el segundo concierto que ofrecieron como teloneros de The Who y capta a la perfección la energía y fuerza de unos Clash en su mejor momento como banda. Curiosamente fue en este periodo cuando los problemas en el seno del grupo eran mayores. Hubo un gran distanciamiento entre Joe Strummer y Mick Jones y, antes de la gira americana, expulsaron a su histórico batería Topper Headon por adicción a la heroína. Todos estos problemas internos no afectaron para nada a los conciertos del grupo, que sonaban mejor que nunca.




El concierto se inicia con la intro de su manager Kosmo Vynil. Despues Joe Strummer suelta un “welcome to the Casbah Club!!” y arrancan con la reivindicativa London Calling. Entre la lluvia y los abucheos de los fans de The Who, Strummer intenta sermonear a la audiencia, como si se encontrase en algún pequeño club y no en un gran estadio, cosa que no le acaba de funcionarle del todo “shhh… would you please stop talking at the back, it's too loud!”. Así pues, Strummer intenta dar rienda suelta a sus discursos sociales en canciones como The Magnificent Seven o el reagge Armagideon Time.

Un repertorio perfecto que combina temas emblemáticos como Tommy Gun, Spanish Bombs o Career Opportunities con los hits que muchos habían ido a escuchar (Rock The Casbah, Train In Vain y el archiconocido Should I Stay Or Should I Go).

Una furiosa versión de I Fought The Law de Sonny Curtis cierra el concierto.





The Shea no fue el concierto más masivo donde tocaron The Clash en America (este fue el de US Reading de 1983, junto a U2, Judas Priest, Van Halen, Scorpions…), pero los conciertos en The Shea fueron muy enérgicos, como queda plasmado en este vinilo.

Este disco quedó como testimonio de un momento mágico en la historia del rock, una gira única con dos grandes grupos de diferentes generaciones, una gira que podía haberse llamado punks meet the godfathers.


Visita el blog The Outlaw



Sobre este mismo disco nos habló también en un post Alberto Iniesta (por si te interesa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario