miércoles, 2 de noviembre de 2016

The Clash - Live At Shea Stadium (2008): Crítica review



por Alberto Iniesta (@A_Maqueda_8)
del blog Discos




Como ha sucedido con otros tantos discos en directo a lo largo de la historia, tuvo que pasar mucho tiempo (más de veinte años) desde la desaparición de los Clash hasta que por fin tuvieron un disco en directo que les hiciera justicia. Fue en uno de los conciertos en el mítico Shea stadium donde fueron teloneros de los Who, que por aquel entonces ya no contaban con Keith Moon, recientemente fallecido, y que habían sacado un mes antes aquel intrascendente álbum llamado It’s Hard



Los Clash en cambio estaban en plena forma, acababan de lanzar su Combat Rock que fue su último gran álbum antes de la salida del grupo de Mick Jones y ese triste final con Cut The Crap que no le podía mirar a la cara a ningún otro disco del grupo. Mejor quedarse con este pedazo de LP en vivo que en sus dieciséis temas recoge un homenaje brillante al grupo con más argumentos tanto musicalmente como líricamente de todos los que surgieron dentro del punk. Pero bueno, play ya, ¿no?




Tras una brillante y entusiasta introducción suenan los acordes de London Calling que todos conocemos y que nunca nos cansaremos de oír. “Porque Londres se inunda y yo vivo por el río”. Police On My Back es una muestra de las excelentes versiones que hicieron los Clash. El reggae de Guns Of Brixton muestra a un Paul Simonon que además de intercambiar instrumento con Joe Strummer, que en este tema toca el bajo, reclama su papel ante el dominio de Joe y Mick a la hora de componer en lo que es un gran tema, otro de tantos de esa auténtica obra maestra que es London Calling.



Tommy Gun, del infravalorado Give ‘Em Enough Rope, nos presenta a un personaje que “igual quiere morir por dinero, quizás matar por su país, pero sea lo que sea lo conseguirá”. Además, es un ejemplo brillante de la enorme habilidad de Mick Jones como arreglista, algo que ya reclamaba Joe Strummer en ese magnífico documental que es Westway To The World. Toda una declaración de intenciones.




A continuación suena The Magnificient Seven que, intercalada con otra brillante versión del Armagideon Time, suena más poderosa que en Sandinista. Sorprende positivamente que suene Career Opportunities, del primer álbum de la banda, y negativamente que sea el único de ese disco que aparece aquí. Spanish Bombs, con guiño a España incluido (no será el único) enlaza a la perfección con Clampdown, uno de los mejores temas de London Calling.




La traca final no se queda atrás: Should I Stay Or Should I Go es un himno, con un riff tan simple como efectivo y que sigue sonando tan fresco ahora como en el 82. Pone fin a todo esto I Fought The Law, la mejor versión de los Clash en un tema que prácticamente hacen suyo. Se despide Joe con un “muchas gracias, adiós, adiós”. Como se solía decir, The Clash, la única banda que importa.


London Calling



Clampdown



Career Opportunities



Visita el blog DISCOS

2 comentarios:

  1. the clash,solo los oia cuando me venia a visitar un amiguete de la coruña,y poniamos a los clash a tope de comienzo en las borracheras.Los conoci con 13 o 14 años en la etapa de escuchar punk .Lo único que tengo de ellos es el London Calling,es un disco que marca una época,pero he de confesar que the clash nunca me llegaron a flipar a nivel como ramones,the stooges,o MC5

    ResponderEliminar
  2. los clash para mí significan muchísimo, son uno de mis grupos de siempre. Mi primer cd fue su primer disco, en la época que todavía no compraba vinilos, y les tengo un cariño enorme. Siempre han sido mi ojito derecho del punk, que es un género que me encanta. Clash La Polla Records Ramones Eskorbuto Damned Pistols... todos ellos suenan siempre. Saludos!

    ResponderEliminar