miércoles, 1 de febrero de 2017

The Beach Boys - Live In London (1970): Crítica review


por Alberto Iniesta (@A_Maqueda_8)
del blog Discos





Hay muchos grupos en la historia del mejor invento del mundo (sí, ese es obviamente la música) que siempre han sido mejor en el estudio que en vivo, y no pasa nada: no todos pueden tener su Made In Japan. Véase los Kinks, Pink Floyd, los Beatles o los que hoy nos ocupan, los Beach Boys. Pero eso no quita que tengan discos en directo que, lejos de ofrecer un virtuosismo desproporcionado, sí que nos regalan buenos ratos oyendo algunas de sus canciones más icónicas.




Como es el caso de este directo grabado en el antiguo teatro Astoria londinense, un lugar icónico dentro del rock (ha disfrutado de grupos como los Faces, Bowie, Queen o Clapton, además de ser el lugar donde Hendrix quemó por primera vez su guitarra). Y lo grabaron en Londres porque en ese momento (finales del 68) la relación con sus Estados Unidos no era la mejor. Pet Sounds no fue suficiente. En cualquier caso, no verás este disco en una típica lista de los mejores LPs en directo de la historia, pero si te gusta el grupo, si como es mi caso ha formado parte de tu banda sonora casi toda tu vida, entonces deberías escucharlo. Y es que, en cuanto a armonías vocales, pocos grupos les pueden mirar a la cara a los Beach Boys. Y aquí, entre otras cosas, nos lo vienen a demostrar. Play.




Con Darlin’ y su estupenda dosis de positivismo comienza el disco, que es breve pero intenso, para arremeter con dos joyas absolutas como son Wouldn’t It Be Nice y Sloop John B, las dos de esa obra maestra llamada Pet Sounds. No obstante, sin desmerecer el resultado final de esas dos canciones en el concierto, no resisten la comparación con las versiones en estudio del citado Pet Sounds, en especial Wouldn’t It Be Nice, que acusa un poco más la falta de un poco más de alma y de consistencia sonora. En ese himno de alabanza a las chicas californianas llamado California Girls recuperan la chispa y ese buen rollo y empieza a confirmar la teoría de que esto va a ir de menos a más. Do It Again, coqueteo con sus primeros temas más simples y surferos que pertenecería a su 20/20 (decimoquinto álbum de estudio en apenas ocho años de carrera musical) sería su último single exitoso hasta bien entrada la década de los 70. Suena fresca y divertida, al igual que Aren’t You Glad del olvidado Wild Honey, que cierra la primera cara del disco de la mejor manera. Y queda lo mejor.




Las dos versiones son un acierto rotundo. Bluebirds Over The Mountain, también single de aquel 20/20, adquiere una gran personalidad en la voz de Mike Love, mientras que la interpretación a capella de Their Hearts Are Full Of Spring podría perfectamente llevar la primavera al corazón de todo el que la escuche. El resultado, espectacular, es la prueba más evidente del punto fuerte del grupo, además de algunas letras: las voces. Continúa el show con su éxito Good Vibrations, una de esas canciones que desprenden olor a éxito por todos los acordes, además de aportar un buen rollo indiscutible. A continuación, llega la que probablemente sea su más bella composición en estudio, y una de las canciones que musicalmente me han volado la cabeza alguna vez: God Only Knows, que suena aquí muy acertada, una auténtica genialidad que demostró que, cuando se lo proponían, tenían poco o nada que envidiar a las canciones que escribían John, George y Paul. La conocidísima versión de Barbara Ann cierra el concierto que, como dije al principio, es breve pero musicalmente intenso. Imperdible para los que nos gusta el grupo, altamente recomendable para los que busquen media hora de melodías amables que llevarse a los oídos. Larga vida a ese privilegiado cerebro musical que es Brian Wilson.



Visita el blog DISCOS

2 comentarios:

  1. beach boys son un grupo que respeto,pero es un grupo echo exclusivamente y para una época de la cultura americana,gringa o USA como lo quieras llamar....encajando solo en ese terreno y desencajados totalmente a la cultura Europea.Son un empalago musical en el que no valoro ni valoraré su carrera,por el simple echo que no encajan en mi cultura musical europea,y que son solo un breve recuerdo de una época,incluyéndolos en una parte de la historia,en la que a no ser que seas gringo y estuvieras en los años 60 de fiesta,pasarian desapercibidos totalmente de tu lista de favoritos musicales.Alberto buena la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo les tengo mucho cariño, en mi casa siempre sonaban. Y tienen varios discos buenos y uno imprescindible que es una joya, eso lo tienes que reconocer. Al final esto va de gustos, y para mí en la variedad está el acierto. A mí me encantan los Beach Boys, y adoro a Led Zeppelin y Deep Purple

      Eliminar