martes, 21 de noviembre de 2017

Linkin Park - Hybrid Theory (2000): Crítica del disco reseña


por Edy Fernandes (@edylefer)
del blog Soonatas




Existen puntos que se colocan sobre las líneas del tiempo que hacen que las cosas se masifiquen de manera exponencial, que transformen las cosas tal como existían hasta ese momento, colocando un antes y un después, esto fue lo que ocurrió dentro del género de “Nu Metal” gracias a un álbum que marcó la gran diferencia, su lanzamiento significó que más personas llegaran a comprender mejor este fenómeno de las bandas que estaban fusionando el heavy metal con el hip hop, el rap, el funk, el grunge, y otros movimientos urbanos. Hybrid Theory de Linkin Park se convirtió en el disco icónico de este estilo, así a muchos no les gustó reconocer esto. Vayamos con la reseña.



Para los miembros de Linkin Park fue un camino lleno de espinas, en cada paso se fueron clavando varias produciendo fuertes heridas. Pensar que hasta su nombre original tuvieron que cambiar ya que tenían problemas legales con una banda galesa; sin embargo, se lo colocaron a su primer álbum, Hybrid Theory quedó grabado para la eternidad, a pesar de las dificultades se convirtió en el en el disco más vendido en el año 2000 en los Estados Unidos y el segundo en el resto del planeta.

De las frustraciones pueden salir grandes enseñanzas, oportunidades y aportes, Linkin Park y su Hybrid Theory están lleno de ellos, para muestra un botón, su primer sencillo, “One Step Closer”, la historia que inicia todo. Es una canción que tiene como base el cumulo de sensaciones generadas por los conflictos que existieron entre la banda y la disquera Warner Bros.: “Everything you say to me takes me one step closer to the edge, and I’m about to break. I need a little room to breathe, cause I’m one step closer to the edge, and I’m about to break. (Todo lo que me dices me lleva un paso más cerca del borde, y estoy a punto de reventar. Necesito un cuartito para respirar, porque estoy un paso más cerca del borde, y estoy a punto de reventar)”.




Esta canción totalmente Nu Metal es una descarga de ira, Chester Bennington parece que colocó sobre esta letra el cumulo de muchas sensaciones represadas en un alma lastimada. Puede ser que el conflicto más reciente con la disquera desató la erupción, pero está claro que adentro había una masa de dolor, atadas con un nudo que no dejaba que saliera, que lamentablemente se han venido conociendo como consecuencia de la temprana y dolorosa partida de Chester. El gritó, pero parece que no fue escuchado: “Shut up, shut up, shut up; I’m about to break ¡ (Cállate, cállate, cállate; ¡Estoy a punto de reventar ¡)”.

“One Step Closer” fue el humo caliente que salió por el cráter del volcán, un aviso de que tarde o temprano podría hacer erupción. Además de la letra que quema la piel, cuenta con el mejor riff del disco, es contagioso, envolvente, pulsante. La canción logró mover el piso a los australianos, abriendo las primera puertas en el resto del mundo: “I find the answers aren’t so clear. Wish I could find a way to disappear. All these thoughts they make no sense. I find bliss in ignorance. Nothing seems to go away, over and over again. (Encontré que las respuestas no están muy claras. Deseo que pudiera encontrar una forma de desaparecer. Todos esos pensamientos no tienen sentido. Me encontré feliz en la ignorancia. Nada parece ir lejos, una y otra vez de nuevo)”.




“Crawling” fue el segundo sencillo del álbum Hybrid Theory, y el primer gran éxito de grupo, la misma fue colocando a la banda dentro de las principales carteleras musicales del mundo, lo que hizo normal escuchar el nombre de esta banda en las emisoras de radio. Es una pieza profunda, hiriente, dolorosa, te puede provocar la necesidad de extender la mano para ayudar a esta persona que está exhalando; en este caso no es una explosión de ira por parte de Chester, al contrario, es un grito de auxilio, de miedo, una forma de pedir ayuda sin solicitarla realmente.

“It’s haunting how I can’t seem, to find myself again. My walls are closing in [Without a sense of confidence / I’m convinced there’s just too much pressure to take] I’ve felt this way before, so insecure… (Está frecuentando cómo yo no puedo parecer, para encontrarme de nuevo. Mis paredes están rodeadas [Sin un sentido de confianza / me convencen hay simplemente demasiada presión para tomar] Me he sentido de esta manera antes, tan inseguro…)”. Así va esta letra que habla de la terrible sensación de inseguridad, la que posiblemente empuja a esta persona a arrastrase a ciertas adicciones para cambiar ese estado emocional.




Estamos frente al espejo donde se miró Chester Bennington, “Crawling” llega ser otra vía de escape de los tormentos que acompañaron a este hombre que luchó por mucho tiempo en silencio, su música fue el drenaje, la vía para sacar aquello de lo que no quería hablar, pero tampoco callar. Es una gran canción, de las mejores del álbum.

“Papercut” es el track con que abre “Hybrid Theory”, el tercer sencillo promocional, y fue la canción predilecta de este álbum para Chester Bennington. Como single es la primera donde el rap es protagonista, Mike Shinoda ahora tiene un rol mucho más protagónico. La pieza es poderosa, musicalmente contagiosa, cuenta con unos sonidos espectaculares producidos por el Dj Mr. Hahn; va rompiendo el celofán para mostrar por completo lo que puede hacer Linkin Park.




Cuando escuchas esas primeras notas pareciera que estas por comenzar a ver un film de terror, quizás por la cierta similitud que tiene con el tema principal de “Halloween” de John Carpenter, estrenada en la gran pantalla en 1978. Pero el horror viene relacionado a la paranoia que vive alguien que solo piensa en sí mismo: “I know I’ve got a face in me, points out all my mistakes to me. You’ve got a face on the inside too and, your paranoia’s probably worse. I don’t know what set me off first but I know what I can’t stand. Everybody acts like the fact of the matter is. I can’t add up to what you can but, everybody has a face that they hold inside, a face that awakes when I close my eyes, a face watches every time they lie, a face that laughs every time they fall (And watches everything), so you know that when it’s time to sink or swim that the face inside is watching you too, right inside your skin. (Sé que tengo una cara dentro de mí, apunta todos mis errores hacia mí. Tú tienes una cara adentro también, tu paranoia probablemente es peor. Yo no sé lo que me puso primero pero sé que no puedo resistir. Todos actuamos como es la realidad del asunto. No puedo sumar como tu pero todos tienen una cara interior adentro, una cara que despierta cuando cierro mis ojos, una cara que vigila cada vez que miento, una cara que ríe cada vez que me caigo (Y vigila todo), pues yo sé que cada vez que es el momento de hundir o nadar esa cara adentro me está escuchando, justo debajo de mi piel)”.




Por donde las escuches, cualquier punto donde la mires, la línea que analices, te darás cuenta que “Papercut” es una revisión de un ser con autocompasión, es un viaje a los más profundos tormentos de una persona que ha sufrido en su piel, en su alma; su vida es un tornado seco pasado por agua.

“Wiht You” es el tercer tema del álbum, cuenta con la colaboración de “Dust Brothers”, quienes proporcionaron una serie de sonidos electrónicos que fueron usados en esta grabación. Los integrantes de Linkin Park los conocieron, y llegaron a pensar en ellos como productores para el álbum. Al final fueron parte de esta interesante pieza que cuenta con loops de batería, sonidos de Moog y sintetizador.

La página web de la agrupación fue el medio por donde se dio a conocer este tema, fue una de esas piezas que le daba mucha seguridad a la banda. La letra se trata de una relación conflictiva, dos personas que se aman, que se necesitan, pero que constantemente entran en crisis. Al final queda la sensación esperanzadora para que todo sea mejor entre ambos.




Ahora sigue “Points of Authority”, con ella entramos en otro fantástico juego de sonidos electrónicos, el Dj Mr. Hahn muestra todo su talento al colocar esta pieza en un nivel superior. La letra es otro viaje por la mente de una persona que vive un difícil conflicto, que más que ser un choque con otro individui, es con el mismo: “You love the things I say I’ll do, the way I’ll hurt myself again just to get back at you. You take away when I give in, my life, my pride is broken. (Amas las cosas que digo que haré, la forma en que me lastimaré de nuevo sólo para traerte de vuelta. Tú lo mandas lejos cuando yo lo entrego, mi vida, mi orgullo está roto)”. Tiene varios ingredientes para hacerla una de las grandes del disco.

Una de las mejores es sin duda “Runaway”, si bien es cierto tiene una estructura similar a “Crawling”, cuenta con su propia fuerza, su letra te empuja a conocer una sociedad cruel, donde es necesario hacer algo pronto antes de que sea muy tarde. Su sonido es retador, cuenta con aullidos que retumban en lo más profundo de las calles solitarias donde no existe un alma que esté dispuesta a dar su mano por ti: “Paper bags and angry voices, under a sky of dus. Another wave of tension has more than filled me up. All my talk of taking action, these words were never true… I wanna run away and open up my mind. (Bolsas de papel y voces enojadas, bajo el cielo de polvo. Otra ola de tensión ha hecho más que llenarme. Toda mi habladuría de tomar acción, esas palabras nunca fueron verdad… Quiero huir y abrir mi mente)”.




“By Myself” pareciera no tener algo profundo que ofrecer, pero cuenta con un sonido muy sutil que después lanza puñales que abren tu piel para que puedas drenar el veneno que llevas por adentro. Es una canción oscura, su letra es compleja, que es acompañada con efectos que la hacen muy realista. Se puede escuchar esos gritos desgarradores de Chester Bennington, además de ese sonido que parece los frenos bruscos de un carro, evitando chocar con algo que puede traer consecuencias terribles.

“I can’t hold on, to what I want when I’m stretched so thin it’s all too much to take in. I can’t hold on to anything watching everything spin, with thoughts of failure sinking in. (No puedo continuar, lo que quiero cuando soy estirado tanto es demasiado para tomarlo. No puedo continuar con nada viendo como todo gira, con pensamientos de fracaso hundiendo. No puedo continuar)”. Cuando uno escucha esta canción y trata de comprender la letra parece que hay tantos mensajes de su autor, tanta inseguridad, tanto miedo, tanto deseo de acabar con los tormentos.




“A Place For My Head” así como “Forgotteh” son composiciones del bajista de la banda, Dave Farrell, donde también participó el quien fuera el primer vocalista de la agrupación, Mark Wakefirld. La primera tiene una gran cantidad de elementos sonoros que la hacen una pieza muy interesante, su intro viene del bajo, para que de a poco vayan entrando el resto de los instrumentos para hacernos viajar por escenarios sublimes. La segunda arranca como si se tratará de una canción de la agrupación Limp Bizkit, para luego rematar con un estilo más orientado a rock alternativo, incluso con un aire a Red Hot Chili Peppers.

“Cure For The Itch” es una pieza totalmente instrumental, realizada con samples, Joseph Hahn construyó un melancólico viaje que recuerda mucho a la música de Moby. El disco cierra con “Pushing Me Away”, algo suave, capaz de bajar una neblina para recorrer un camino con poca visibilidad, porque Chester nos trae otra historia tormentosa, ahora sobre el engaño, como una persona es capaz de llevar a alguien bajo la máscara de la mentira, reconociendo que al final lo que quedará de la relación son los pedazos de un cristal roto: “[Everything falls apart, even the people who never frown eventually break down] The sacrifice of hiding in a lie [Everything has to end, you’ll soon find we’re out of time left to watch it all unwind] The sacrifice is never knowing. ([Todo se cae a pedazos, hasta la gente que nunca se enoja eventualmente se cae] El sacrificio de ocultarse en una mentira [Todo tiene que terminar, pronto encontrarás que estamos fuera de tiempo para mirarlo desenvolver] El sacrificio nunca es conocido)”.




Pero no hemos hablado de “In the End”, el cuarto single y la canción que generó más éxitos a la banda, fue sin duda el combustible que aceleró todo, impulsó este disco así como a toda la agrupación, haciendo que subieran muy alto. Combina un buen rap interpretado por Mike Shinoda con una melódica participación de Chester Bennington. Es una hermosa poesía que queda grabada en tu mente para siempre, esas notas que salen de los teclados mueven las agujas del tiempo, ese que puede ser eterno, a pesar de que todo tiene un final, al menos aquí: “Time is a valuable thing. Watch it fly by as the pendulum swings. Watch it count down to the end of the day, the clock ticks life away, it’s so unreal. (El tiempo es una cosa valiosa. Míralo volar por las oscilaciones del péndulo. Míralo contar regresivamente al final del día, el reloj hace tic tac y la vida se aleja, es tan irreal)”.

Hybrid Theory de Linkin Park es una parada obligada para entender lo que estaba pasando con el rock al finalizar los 90 y comienzo del nuevo milenio, es la oportunidad para someter a tu alma frente a un espejo prestado, para que revises si realmente has sufrido, es una experiencia que va más allá de escuchar unas cuantas piezas de música.

Visita Soonatas

No hay comentarios:

Publicar un comentario