domingo, 26 de noviembre de 2017

Hollywood Chainsaw Hookers (Fred Olen Ray, 1988): Crítica review



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Os presento a la casposa Hollywood Chainsaw Hookers, que resulta fresca y distraída en su frikismo ya que no ansía nada más que ofrecernos un subproducto de serie Z de Fred Olen Ray para pasar el rato. Poco hay que contar de esta cinta. Ni destaca el guion ni las interpretaciones ni la puesta en escena..., pero el argumento es bizarro. Todo un guiño al espectador es que el actor que interpreta al sumo sacerdote de la secta sea el que llevó a la pantalla al mítico personaje de Leatherface en Texas Chainsaw Massacre.






Lo que nos cuenta este film es cómo el detective privado Jack Chandler es capturado por una secta egiptófila formada por prostitutas que practican sacrificios con sierras eléctricas cuando busca a Samantha, una joven que ha huido de casa. La cinta tiene algunos diálogos divertidos –cuando el sacerdote le explica a Chandler lo que hacen, este le pregunta “¿Y a quién rezáis, a Black & Decker?”, o cuando una de las putas le pregunta a la otra “Antes de matarle, ¿no quieres un poco de uhmmmm?” y la primera se mira el reloj dubitativa y finalmente responde “No, ya es casi la hora de Letterman”, un conocido showman televisivo estadounidense- y muestra algunas tetas y un poco de sangre. Es decir, que con menos dinero –muchísimo menos- tenemos un producto más entretenido que la pretenciosa Lesbian Vampire Killers. Así que ya lo sabéis, amiguitos: palomitas, cervezas y a distraerse, que para eso es el cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario