domingo, 19 de noviembre de 2017

Lesbian Vampire Killers (Phil Claydon, 2009): Crítica review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)





Película de interesante título esta que hoy os presento llamada Lesbian Vampire Killers, pero que, lamentablemente, se queda ahí. Así es. De manera inteligente –yo diría que es lo único de toda la cinta que se puede calificar así e incluso estaríamos exagerando- los guionistas y creadores de este engendro –habituales de la cadena musical MTV- decidieron hacer una comedia de vampiros a la que añadieron la vertiente lésbica esperando que los potenciales espectadores masculinos corriesen –quizás no he empleado el verbo más indicado en este caso- hacia las salas de proyección.





Sin embargo, el resultado –no sé cómo funcionó en taquilla, pero la crítica fue despiadada- no podría ser peor. En teoría, piltrafillas, esta película es una comedia. Pues bien, exceptuando dos o tres momentos –apenas segundos en el metraje total- que nos arrancan una sonrisa, el resto es patético: los diálogos no hacen gracia, las vampiras no dan miedo, los efectos visuales son de los baratos y lo más importante: ni escenas lésbicas ni sexo ni erotismo... ni casi sangre, al menos roja.





En fin, que la idea –sin ser original- podía haberse resuelto rodando una película distraída, con terror gore y unas gotas de erotismo a las que se prestaba el título. Pero no ha sido así. Veréis: lo que Lesbian Vampire Killers nos cuenta es que dos amigos a los que la vida no les está yendo demasiado bien, deciden hacer una excursión y pasar unos días juntos en un pueblo perdido. Y mira que hay pueblos para perderse. Pues resulta que van a caer en uno en el que siglos atrás, la vampiresa Carmilla –antes de morir- maldijo a la población provocando que las mujeres que allí morasen se conviertieran en vampiras. Si a eso le añadimos que la pareja de desgraciados se encuentra con unas jovencitas desinhibidas que viajan en una furgoneta, el desenlace está servido: nuestros amigos protagonistas deberán convertirse en los asesinos de vampiras lesbianas del título. Pero, como ya os he contado, los autores del despropósito lo han echado todo a perder. Total, que no perdáis el tiempo con esto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario