domingo, 19 de noviembre de 2017

Las mejores películas de 1920 y 1921 (años 20): Lo mejor del cine de 1920 y 1921

El hombre sin piernas.

por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC




Los años 20. Años de innovación y evolución. Primeros pasos, al principio ingenuos o dubitativos, pero que rápidamente se depurarían en los grandes maestros. Grandes genios inundaron las pantallas y comenzaron a sentar las bases de lo que fue llamado desde 1911 Séptimo Arte. David W. Griffith, Fritz Lang, F. W. Murnau, Robert Wiene, Erich von Stroheim, Carl Theodor Dreyer, Eisenstein, Tod Browning, incipientes Raoul Walsh o John Ford, que terminarían por ser paradigmas del estilo universal, maestros de la comedia como Charles Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd… hicieron de la época silente uno de los grandes gozos de la gente y definieron lo que poco a poco sería el Estilo Clásico, el lenguaje cinematográfico universal.


La carreta fantástica.


Sublimaron lo visual al carecer de sonido. Además se crearon vanguardias, movimientos y estéticas de una influencia capital en el cine del futuro, basadas en las corrientes artísticas del momento. Futurismo, surrealismo… ¿Qué decir del expresionismo alemán? Un movimiento de vital importancia en décadas posteriores que definió la estética y esencia de géneros como el cine Negro Clásico o el terror, llegando a nuestros días en plena vigencia y con relecturas neoexpresionistas, como la encabezada por Ridley Scott, que seguiría aquello pero en color.


David, el Duro.


Os dejo unas cuantas películas de los primeros años de la década. Algunas son absolutas obras maestras que todo aficionado debe ver para comprender la evolución de este arte, de dónde viene todo.


Las mejores películas de 1920 y 1921


EL GABINETE DEL DOCTOR CALIGARI (1920) de Robert Wiene.

Película vertebral del Expresionismo alemán. Es uno de esos títulos que si eres cinéfilo de verdad, sin coartadas ni limitaciones, no puede faltar jamás en tu colección ni puedes dejar de ver para entender ese "de dónde viene todo".


EL GOLEM (1920) de Paul Wegener y Carl Boese. Otro título imprescindible y paradigmático del expresionismo alemán en sus primeros pasos.


EL HOMBRE SIN PIERNAS (1920) de Wallace Worsley.

Macabra y excelente película para que conozcáis a Lon Chaney, imprescindible actor del cine silente.


LA VIUDA DEL PÁRROCO (1920) de Carl Theodor Dreyer.

Un maestro que muchas veces queda injustamente en segundo plano. Uno de los mejores directores europeos de todos los tiempos. Aquí os dejo uno de sus primeros trabajos.


La viuda del párroco.


BUENOS AMIGOS (1920) de John Ford.

No es de las obras maestras de Ford, pero el mejor director de la historia ya estaba presente cuando el cine daba sus primeros pasos narrativos. Esta película es un pequeño y buen ejemplo de lo que hacía en las fechas que hoy tratamos.


EL HOMBRE Y LA BESTIA (1920) de John S. Robertson.

Un clásico del terror adaptando el Jeckyll y Hyde de Stevenson.


EL CHICO (1921) de Charles Chaplin.

Obra maestra incontestable de uno de los cineastas imprescindibles e inolvidables. Risas y lágrimas de un talento fuera de rango que trasciende épocas. En los años 20 nos dejó algunas de las más brillantes obras jamás realizadas.


EL CASTILLO ENCANTADO (1921) de F. W. Murnau.

Uno de los grandes maestros del Expresionismo, de influencia intangible, absoluta. El cine negro clásico americano, el terror, no serían ni tendría sentido sin él. Con este título daba sus últimos pasos antes de definir una estética imperecedera con “Nosferatu”, que llegaría al año siguiente.


El hombre y la bestia.


LA CARRETA FANTASMA (1921) de Victor Sjöström.

Descomunal película, obra maestra sueca de cine fantástico llena de hallazgos, visionaria y revolucionaria, con una estética deslumbrante. Sjöström es otro maestro olvidado al que reivindicamos aquí con una cinta que todo aficionado al cine debe ver. Espléndida y sobrecogedora.


LA MUERTE CANSADA (1921) de Fritz Lang.

Uno de los cinco grandes de la historia a colocar donde deseen. Su influencia es definitiva, no ya por ser pieza clave en el Expresionismo alemán, sino por su narrativa y la categoría de sus muchas obras maestras en Alemania y América. Hitchcock no sería el mismo sin él. Esta es una buena película, oscura y original, realizada mientras daba sus primeros pasos, antesala de algunas de sus obras maestras.


DAVID EL DURO (1921) de Henry King.

Otro clásico ahora algo olvidado, Henry King. Aquí os dejo una extraordinaria película sobre la adolescencia, uno de los mejores retratos de la época, aún vigente.


LAS DOS HUÉRFANAS (1921) D. W. Griffith.

El hombre que sentó las bases del lenguaje cinematográfico, del estilo universal, el clásico. Este es otro de sus grandes testamentos, tras haber realizado obras maestras de la talla de “El nacimiento de una nación” (1915), “Intolerancia” (1916) o “Lirios rotos” (1919), donde están ya las bases de todo un lenguaje.


EL GATO MONTÉS (1921) Ernst Lubitsch.

Y uno de los grandes maestros de la comedia, el más grande para muchos, que aquí os presento con una película que mezcla comedia, drama y romance, uno de sus últimos trabajos en Alemania.


La muerte cansada (Las tres luces).


Y además:

Buster Keaton dejó muchos cortos o mediometrajes de nivel: “El chivo”, “El espantapájaros”, “El gran espectáculo”, “El guardaespaldas”, “Una semana”, “Vecinos”…

Lo mismo que Harold Lloyd: “Harold, el nuevo doctor”, “Mi lindo auto”, “Siempre fuerte (la caza del zorro)”, “Un auténtico western”…

¡Hagan los deberes!

2 comentarios:

  1. The Kid de Chaplin se merece la mención, sin dudas.. y One Week de Buster Keaton a pesar de ser un corto es una genialidad... dos de mis ídolos son de ésta época... saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, JLO! Eran, y son, grandes e inmortales.

      Eliminar