ZEPPELIN ROCK: BARÓN ROJO - Metalmorfosis (1983): CRÍTICA Review

viernes, 18 de septiembre de 2020

BARÓN ROJO - Metalmorfosis (1983): CRÍTICA Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)



Metalmorfosis, disco que los madrileños Barón Rojo sacaron un año después de su exitoso Volumen Brutal, tiene una de las mejores portadas –tanto en el apartado artístico como conceptual– de todas cuanto conozco. Se trata de un trabajo estupendo de Ángel Ortiz al aerógrafo –¿qué habrá sido de ese hombre?– que en realidad fue la primera imagen que conocí de la banda. Canciones como Resistiré o Los rockeros van al infierno ya sonaban entre mi grupo de amigotes, pero fue este Von Richthofen de metal y su Casi me mato lo que me hizo ser consciente de la existencia de los barones. Luego conocí a Obús, Panzer, Santa y tantos otros que siempre han formado parte de la banda sonora de mi vida, aunque debo admitiros que a la hora de comprar discos tiré por lo internacional a lo bestia dejando atrás el metal hispano.


Total, que entre tanta obra norteamericana, británica, germana o japonesa, hoy os traigo este tercer álbum de Barón Rojo producido por la banda y Mariscal Romero en los Battery studios de Londres con el line up clásico y eterno formado por Armando de Castro a la guitarra y voces, su hermano Carlos a la guitarra y voces, José Luis Campuzano –el Sherpa– al bajo y voces y Hermes Calabria a la batería.




Como anécdota, dos temas quedaron fuera del vinilo por problemas de espacio y lejos de dejarse para otro álbum, se incluyeron en un single que se regalaba con el disco. Así, el track list total fue: 

A 
Casi me mato 
Rockero indomable 
Tierra de vándalos 
¿Qué puedo hacer? 
Siempre estás allí 

B 
Hiroshima 
El malo 
Diosa razón 
Se escapa el tiempo 


Single 
Invulnerable 
Herencia letal 


El primer tema es Casi me mato, el tercero de Barón Rojo que tengo conciencia de haber escuchado en mi vida, así que podéis imaginar la importancia que tiene para mi este hard rock desenfadado que precede a Rockero indomable, otro de los himnos imprescindibles de la banda. Tierra de vándalos no es tan conocida pero resulta igual de fresca, con una notable producción –en eso destacaban entre el desolador panorama patrio– y unas letras trabajadas, algo que siempre fue distintivo en las canciones del grupo y que gozaban de un nivel superior en el caso de las de José Luis Campuzano y su pareja Carolina Cortés, a la que él se ha referido en alguna ocasión como el quinto barón. ¿Qué puedo hacer? es un tema crudo compuesto y cantado por Carlos de Castro con un marcado sonido setentero. Y la cara finaliza con Siempre estás allí, un temazo con una melodía que me recuerda en los momentos acústicos a Take me away together as one de Paul Stanley.




La cara B se inicia con Hiroshima, un hard rock estupendo en el que creo advertir influencias de un Michael Schenker que había editado su Assault Attack. Luego llega El malo, otro de los temas imprescindibles del Barón, con una melodía y arreglos que lo ponen entre lo mejorcito del hard hispano de todos los tiempos, que precede a Diosa Razón, también entre mis favoritas del disco. Se escapa el tiempo no es quizás de las más apreciadas de la banda pero es un tema con estribillo elegante que hasta tiene un duelo de guitarra/bajo, poca broma. 




Y ya en el single, Invulnerable tiene un riff de lo más heavy del álbum y es un temazo poco valorado musicalmente que tendría que haber formado parte del Lp. Es fantástico, aunque no posea una letra que lo haya convertido en himno. Finaliza el álbum Herencia letal, que es otra cabalgada que no tiene nada que envidiar a cualquier grupo de la NWOBHM del momento.












En definitiva, un disco sin mácula que –si bien tiene las voces en la mezcla un poco sepultadas bajo la parte instrumental–, se benefició del trabajo del ingeniero Nigel Green, un tipo que a esas alturas ya había trabajado con Maiden o Leppard, lo que otorgó a la banda esa pátina a NWOBHM que tan bien le funcionó en Gran Bretaña. Imprescindible, amigos. 

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

1 comentario:

  1. Invulnerable y herencia letal son dos temazos como la copa de un pino,sin llegan a estar incluidos en el álbum le llegariA a la altura de volumen brutal.Metalmorfosis tiene un aura especial que no se parece a ninguno de sus trabajos,ya con Hiroshima flipas

    ResponderEliminar