domingo, 7 de enero de 2018

Cioran - Citas de "Encuentros con el suicidio" y "El no liberado" (El aciago demiurgo)



Seguimos con Ciorán y su libro El aciago demiurgo para continuar extrayendo de él algunas pildoritas de filosofía que en el momento de su lectura nos hicieron tomar el lápiz y subrayarlas por su indubitable atractivo. Cerraremos hoy el capítulo de "Encuentros con el suicidio" y nos adentraremos en el siguiente, titulado "El no liberado". Tomad nota y aplicad sus consejos de inmediato, asimilad sus ideas, comulgad con ellas y ya podéis echaros una siestecita tan a gustito.

Encuentros con el suicidio

En el concilio de 1211 contra los Bogomilos se anatematizó a aquellos de entre ellos que sostenían que "la mujer concibe en su vientre con la cooperación de Satán, que Satán permanece allí sin retirarse hasta el nacimiento del niño.

No me atrevo a suponer que el demonio pueda interesarse en nosotros hasta el punto de hacernos compañía durante meses; pero no podría dudar de que hayamos sido concebidos bajo su mirada y de que haya efectivamente asistido a nuestros queridos progenitores.

--------------

Los únicos que cuentan son esos instantes en que el deseo de quedarse con uno mismo es tan potente, que preferiría uno saltarse los sesos a cruzar una palabra con alguien.


El no liberado

Todo lo que nos apropiamos, los conocimientos aún más que las adquisiciones materiales, no hace más que alimentar nuestra ansiedad; ¡a cambio, qué quietud, qué resplandor cuando se apacigua esta búsqueda desenfrenada de bienes, incluso espirituales! Ya es grave decir "yo", más grave aún decir "mío", pues eso supone un suplemento de desplome, un refuerzo de nuestro enfeudamiento al mundo. Es un consuelo la idea de que no se posee nada, de que no se es nada; el consuelo supremo reside en la victoria sobre esa misma idea.

ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario