lunes, 29 de enero de 2018

Asfalto + Dry River (27/01/2018, Barcelona, Razzmatazz 2): Crónica del concierto


por Apu

Nombre antiguo para banda joven

El pasado sábado 27 de enero Asfalto descargaba su directo en la ciudad condal, ante alrededor de medio millar de personas que quedaron entregadas al sonido de la banda de Julio Castejón.




El espectáculo lo abría Dry River. Pocas veces una banda telonera despierta tanto entusiasmo como el que fueron capaces de despertar los castellonenses. Un buen sonido, una muy buena interpretación y una demostración de versatilidad y buen gusto fueron los ingredientes que usaron los seis músicos para complacer a un público que gozó de un repertorio que incluía temas de cada uno de sus tres discos.



Empezaron con uno de los temas más contundentes del nuevo trabajo “2038” que verá la luz el próximo dos de febrero, “Fundido a negro” representa muy bien lo que esta banda ofrece. Riffs afilados, cambios de ritmo, momentos del mejor rock progresivo, melodías corales, letras poéticas con mensaje… y todo ejecutado a un buen nivel.




Continuaron con “Pequeño Animal” de su primer trabajo para seguir con “Bajo Control”, uno de los hits del segundo álbum de la banda. Tres temas duros, contundentes y además muy complicados, lo que demuestra que esta banda vino a Barcelona a presentarse sin miedo ninguno al desafío de telonear a una de las grandes bandas estatales. Giraron el rumbo para hacernos bailar con sus divertidas “Irresistible” y “Traspasa mi Piel”. En este punto, todas las personas que había contemplado el show ya estaban totalmente rendidas al buen hacer de esta banda de la capital de La Plana.



Esta genial apertura de boca concluyó con “Me va a faltar el aire” también de su último disco, una balada excepcional llamada a ser uno de los himnos de Dry River. La nota negativa vino por parte de la organización, pues el concierto se anunció para las 20:30 y en realidad estaba programado 45 minutos antes. Esto provocó que algunas personas se perdieran de forma involuntaria gran parte o la totalidad de la actuación.

Leer crítica del disco 2038 aquí.

--------------------



Asfalto vino a demostrar que son una banda con una formación joven pero que también goza de 45 años de repertorio. Tocando temas clásicos y novedades, Asfalto no quiere para nada vivir de las rentas y ofrece un repertorio en el que su último trabajo de estudio Crónicas de un tiempo raro tiene un papel fundamental.




Después de la intro suenan los primeros acordes de “Déjalo así”, interpretada a un nivel alto como pocas veces se ha hecho, el clásico de principios de los 80 hizo que el público entrara en materia. El show continuó con la canción que da título a su último álbum “Crónicas de un tiempo raro”, en el que la banda madrileña nos sumerge en su sonido más progresivo haciendo disfrutar tanto a los que conocían la canción como a los que no. A continuación, se produjo un momentazo para los que venían a escuchar los temas más famosos del grupo al sonar las melodías de teclado de “Más que una intención”, al oírla con tanta contundencia a todos los presentes nos quedó claro el buen nivel interpretativo que vive el grupo de Castejón.




“Nani Albox” nos ofrece un momento para la melancolía, pero sin dejar que el ambiente decaiga, pues sus cambios sonoros hacen que nuestra mente esté siempre a la expectativa de lo que pueda pasar mientras la letra llega a lo más hondo del corazón.

Siguiendo con el último trabajo es el turno de “Paradoja” y “Lluvia de abril” dos canciones que suenan de forma muy novedosa, pero con mucha esencia de los Asfalto de siempre.




A continuación, viajamos a los 90 con “Molinos de viento” y dejando constancia de que el grupo quiere demostrar que no van a vivir pensando solo en temas antiguos, interpretan “El pescador de sueños” de su álbum “Utopía”. Una gran sucesión de sonidos y ritmos variados. Seguidamente, volvemos a los 80 para escuchar “La batalla”, que en directo suena contundentemente espectacular.




En el ecuador del concierto llegó uno de los momentos más especiales y esperados de la noche con la colaboración de John Helliwell. El estribillo de “Melani” hace crecer el concierto, una de esas cosas que se notan en el ambiente. Le toca el turno al homenaje a Supertramp interpretando “School” en la que también colabora Ángel Belinchón (Dry River). La colaboración del saxofonista termina con “Los pies de buda”, la cual, según el propio Julio, John ha mejorado incorporando su instrumento de viento.




La recta final se ejecuta con los clásicos “El viejo” de 1978, “Es nuestro momento” y “Días de escuela”. Tres canciones en las que el público se entrega de forma total llegando al clímax del show.

El bis lo componen otros dos clásicos “Rocinante” y “Ser urbano” en la cual suben al escenario tanto John Helliwell como los miembros de Dry River para realizar un final de fiesta que crea un ambiente de buenas sensaciones y libertad.

En definitiva, Asfalto demuestran que vale la pena pagar una entrada para verlos, que satisfacen las expectativas y que si hay demanda de ellos, tenemos banda para rato.






2 comentarios:

  1. Un concierto genial por parte de las dos bandas!

    ResponderEliminar
  2. Fue un conciertón, tanto de Dry River como de Asfalto, de muy alta calidad y con un sonido muy potente. Un lujazo haber podido disfrutar de las dos bandas juntas.

    ResponderEliminar