domingo, 26 de agosto de 2018

Crítica de "Watchmen" (Zack Snyder, 2009): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Como bien sabéis, piltrafillas, soy un enamorado del cómic Watchmen de Moore y Gibbons casi desde que fue editado en nuestro país, cuando lo compraba en una librería de Barcelona. Ahora se puede adquirir de golpe la obra completa, pero antes -en los 80 y los 90- lo habitual era que los aficionados al cómic que seguíamos algunas series las tuviésemos que comprar mes a mes por entregas, como si de fascículos de una enciclopedia se tratase.





La historia –que transcurre a mediados de los años 80 en los Estados Unidos- comienza con el asesinato de El comediante, antiguo miembro de los Watchmen, un grupo de superhéroes que operaba en Nueva York hasta que el gobierno de Richard Nixon les declaró ilegales. De todos los miembros del grupo solo sigue en activo al margen de la ley el llamado Rorschach y se decide a investigar quién está detrás del crimen. Algo terrorífico acecha a todos los antiguos integrantes de los Watchmen y a la humanidad.




Como amante del cine, siempre pensé que de muchos de los cómics que me gustaban –un género que con los años ha ganado en reputación, pero que durante mucho tiempo fue considerado una obra menor del arte- podían hacerse películas interesantes. Watchmen era uno de esos casos, con lo que imaginaos la de tiempo que hacía que esperaba que se estrene su versión cinematográfica. Cuando me enteré de que existía el proyecto y –más tarde- que este era casi una realidad, me alegré mucho. Por fin podría ver en imágenes en movimiento aquella historia tan genial y enrevesada. Un buen día llegó la fecha del estreno y me di cuenta de que en ocasiones es más fácil desear algo que conseguirlo. Tenía en las pantallas a mi celebrada Watchmen... y no me atrevía a verla. ¿Y si no cumplía con mis expectativas? ¿Y si no llegaba al nivel del cómic?





Así pues, me me decidí por ir a verla con la determinación de olvidarme por completo de la obra original. De esa manera pude disfrutar de una película sobre superhéroes que no es la típica película de superhéroes, de un thriller de misterio que no tiene demasiada acción, de una cinta con un montón de efectos especiales pero con personajes con profundidad sentimental. El resumen de todo es que opino que se trata –en definitiva- de una buena película, si acaso un pelín lenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario