sábado, 4 de agosto de 2018

Hatriot - Heroes of origin (2013): Crítica del disco (review)


por Rockología (@RockologiaTwit)
del blog Rockologia




En fin, Steve “Zetro” Souza ya sabéis que es un viejo conocido de la escena thrash de la Bay Area: cantante de Testament en su formación primigenia (cuando se llamaban Legacy), abandonó ese barco antes siquiera de publicar el primer álbum para enrolarse en Exodus, que tras su inicial Bonded by blood habían conseguido un contrato con Sony. En Exodus permaneció hasta su disolución en 1992, grabando cinco álbumes. Desde entonces ha ido de proyecto en proyecto hasta que en 2013 llegó al grupo que comentamos hoy aquí: Hatriot.



Esta pequeña nota histórica sirve para introducir el carácter beligerante de Souza y su perseverancia a lo largo de los años en un estilo y una forma de hacer música que en este Heroes of origin llega a un punto de calidad sorprendente.

La banda la forman, además, Kosta “V” Varvatakis y Miguel Esparza a las guitarras, Cody Souza al bajo y Nick Souza a la batería (adivinad quién es el padre de estos dos). El estilo de la banda no tiene secretos: thrash clásico con toques modernos (blast beast), muy técnico, de temas cortos y directos, donde alternan protagonismo los desarrollos instrumentales, basados en cambios de ritmo y solos de guitarra, y las diatribas de Steve con su estilo chillón lleno de agudos y gritos. Muchos momentos Exodus (Murder american style) pero ramalazos a los propios Testament o, incluso, Annihilator.




La verdad, el resultado final, además de contundente, guarda alguna sorpresa. Las letras dan caña al Imperio USA y a su american way of life y la misma portada es un claro reflejo: la bandera invertida como las estrellas de David en el centro de los escudos del Capitán América. Muy currado el concepto, aunque algo manido, pero un más que correcto álbum del género donde destacaría Blood stained wings (con una parte central soberbia), Weapons of class destruction, And your children to be damned o Suicide ruin.

Un poco de caña de un caballero que llevaba treinta años dando tumbos por el mundo suicida del thrash metal… ¡Hatriot!

No hay comentarios:

Publicar un comentario