ZEPPELIN ROCK: TOKYO BLADE - Tokyo Blade (1983): CRÍTICA Review

miércoles, 20 de julio de 2022

TOKYO BLADE - Tokyo Blade (1983): CRÍTICA Review

 

The Hunter


Si no hubieran sido eliminados debido a chapuzas comerciales de alto voltaje tras bambalinas, Tokyo Blade podría haberse unido a Iron Maiden, Def Leppard y Saxon .en la cima de la New Wave of British Heavy Metal, en lugar de apenas haber sido relegados a un segundo puesto que tan solo daba para apenas olerles los talones.



El quinteto, con sede en Wilshire, ciertamente poseía el talento en bruto y las habilidades musicales reales; su debut homónimo con este Tokyo Blade de 1983 fue mucho mejor producido que la mayoría de los álbumes independientes de NWOBHM, e incluso su iconografía con el tema del sol naciente fue particularmente bien concebida y retratada con un efecto sorprendente en la portada de dicho álbum (¡sin mencionar sus pantalones!). 



En cuanto a las canciones, tome usted nota de títulos como "If Heaven Is Hell", "Killer City" y "Sunrise in Tokyo", por ejemplo, que recuerdan el estilo de composición general de los primeros Maiden y la época dorada de Saxon, solo que más compacto que cualquiera de los primeros álbumes de esas bandas. Y si no lo crees, me repito a las pruebas que lo evidencia. Incluso su primera escucha se hace más accesible que los de los mencionados. Es posible que no anduvieron tan listos para la radio como el éxito de las listas de éxitos de Leppard , pero si se hubieran beneficiado del marketing y la promoción adecuados, los cortes en sintonía melódica con mensajes simplificados como "Liar" y "Tonight" seguramente habrían alcanzado metas altas en ese sentido. Es cierto que otros aún, como "Break the Chains" y "On Through the Night", carecían del mismo nivel de enfoque, mientras exponían las limitaciones vocales de Alan Marsh, pero la fuente de alimentación de Tokyo Blade emanaba principalmente del tremendo trabajo de guitarra de Andy Boulton y John Wigginsde (ambos ya eran  experimentados músicos antes de fundar el grupo). 

Libra por libra, sin embargo, el primer esfuerzo de Tokyo Blade se clasificó fácilmente como uno de los mejores debuts posteriores a la NWOBHM de 1983, aunque quizá alguno estime inexplicable esa coda a cappella de la banda de "Blue Ridge Mountains of Virginia", que uno solo puede asumir que fue una respuesta al tiro de despedida similarmente irónico de "Happy Trails" de Van Halen en el Diver Down de 1982. En fin, para investigar. 

Para ser claros, este álbum por sí solo nunca hubiera llevado a Tokyo Blade a la cima, pero el potencial definitivamente estaba allí, si tan solo hubieran recibido la orientación adecuada para desarrollarlo en lugar de tirarlo todo por la borda poco después.

1 comentario:

  1. Buenísimo este disco de Tokyo Blade!!! Lo llevo escuchando desde los 80 y no me canso de el. Me alegra que se reivindique como lo que es, una joya casi perdida de la NWOBHM 🤘🤘🤘

    ResponderEliminar