viernes, 3 de marzo de 2017

Thybreath - Where The Gods Falls (2015): Crítica review


por Marco Antón (@Antoncastle66)



Los madrileños THYBREATH son de esas bandas que nos han proporcionado el underground de calidad debido al estilo en la composición de sus canciones. El underground mundial es una fuente inagotable de talentos que año a año nos permite descubrir al menos una decena de bandas decentes y honestas con el movimiento del metal extremo; lamentablemente, a veces conocemos un poco tarde a estas bandas. Pero la seguridad de estar ante un álbum y una banda de calidad es un reto que ni el tiempo puede romper.


Esta banda creada en Madrid en el año 2012 es una agrupación formada en sus inicios como un quinteto que los llevó a grabar en el año 2013 el álbum homónimo Thybreath en formato digital de manera independiente, con el cual consiguieron ser ubicados dentro del panorama del metal de manera local y nacional en su país, gracias a la combinación de estilos entre el metalcore, heavy metal, thrash metal y Groove actual, así como el death metal melódico. Por ello, no era casualidad que dos años después la banda publicara una nueva obra maestra.




Where The Gods Falls (Donde los dioses caen) es su primer álbum publicado en formato cd en un lujoso digipak a través de rock-CD Records, publicado el 23 de octubre del 2015. En este disco se nota mucho mejor las influencias de ciertas bandas como In Flames, Arch Enemy, Pantera, Lamb Of God en cada una de sus canciones las cuales para nada suenan monótonas o repetitivas, en cada una de ellas notarás que se escucha una influencia diferente que te permitirá identificar las canciones una a una. Y eso es algo que a una banda actual hay que agradecerles.

El cuarteto que grabó ese álbum fue Víctor Camargo en las voces (quien ingresó en el grupo en 2014), Pablo Alobera en el bajo, con Miguel López a cargo de la batería e Iván Arroyo en las poderosas guitarras. El disco se compone de 10 canciones incluido un intro de 1:54 de duración. Como líneas arriba comenté, el pulimiento en el estilo de la banda es notorio; aquí puedes identificar el sonido que los caracteriza de manera más efectiva.




Luego del intro se marcan una pieza de mucho poder titulada “The Bogeyman” donde las guitarras combinan el estilo de riffs del death metal melódico con el sonido del thrash metal actual, combinando con las voces guturales y melódicas que forman parte de la composición así nos adentramos al poder del sonido ‘Thybreath’, excelentes notas de los cambios de ritmo marcados por las pautas de la batería a doble bombo. “Deceit And Letdown” con ese riff inicial en la vena del Groove para dar paso a los riffs adictivos del thrash metal son bien acompañados por la doble voz gutural y melódica.

Me parece que esta banda se enfocó bastante tiempo en las composiciones para ofrecernos variedad en los temas, situación que no muchas bandas ofrecen hoy en día saturando la escena en estilos similares y que no funcione a la hora de elegir un estilo así como mucho menos a la audiencia que no identificamos bandas por tener un sonido similar. A continuación enumero las canciones que a mi parecer ofrecen un gancho poderoso para que el escucha sea poseído por el álbum.




En primer lugar “Until My Last Breath” es una pieza representativa del disco gracias a la composición de voces y estilos dentro de la misma pieza, Víctor Camargo se encarga de las poderosas guturales de manera efectiva junto a las voces agudas típicas del Heavy Metal que para nada desentonan con los riffs y la velocidad de la pieza; los cambios de ritmo están bien hechos y marcados por las notas de las guitarras que pasan de los rasgueos brutales a los melódicos. A continuación hago destacar “Broken Lives” que sigue en la sintonía de presentarnos esos riffs al inicio de la pieza como los utilizados por los texanos Pantera o lo que conocemos como Groove para luego dar un cambio a una velocidad y potencia como los escuchados en el death melódico sueco. Sin duda otro de los puntos fuertes de la canción es la doble voz que ya hemos mencionado, se armonizan perfectamente la gutural y la melódica en los versos que componen la pieza, así como los riffs filosos que adornan todo el tiempo esta composición.




“Where The Gods Fall” es una pieza de poderío de principio a fin. Combina lo mejor del Metalcore al estilo Lamb Of God con partes de heavy metal, groove metal y ese toque en los riffs que hemos escuchado en bandas del sonido “Goteborg” como los más recientes de In Flames y Dark Tranquillity. El poderío de la batería les da una enorme identidad en estas canciones que uno puede disfrutar de principio a fin sin problema alguno.

En conclusión, esta banda nos ofrece la oportunidad de seguirla muy de cerca por ese estilo que ha logrado pulir en este su apenas segundo material discográfico el cual rebosa de una enorme calidad. Esperamos escuchar más noticias de ellos en los próximos meses ya que nos han dejado inquietos con este poderoso “Donde los dioses caen”. Un saludo a la escena de metal extremo de Madrid, España, el cual queda demostrado que goza de salud.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada