lunes, 6 de marzo de 2017

Megadeth - Youthanasia (1994): Crítica review



por Edy Fernandes (@edylefer)
del blog Soonatas



Domingo, 4 de noviembre de 1994, la cita era con el señor Alfredo Escalante, su voz era la encargada de conducir el programa “La música que sacudió y sacude el mundo”, un icono de la radio venezolana, en especial en la difusión del rock y el blues. Escucharlo ya era un culto dentro de quienes disfrutamos del heavy metal, uno de los pocos espacios que existían en los medios de comunicación en este país del norte de Sudamérica dedicado a este género musical.

Me remonto a esa noche, ya silenciosa por la hora, no fría, pero si algo pesada, posiblemente porque el inicio de la semana estaba a solo ciento veinte grados. Sin embargo Escalante nos dio un gran regalo durante siete mil doscientos segundos, presentó el nuevo álbum de Megadeth, su sexto trabajo en estudio y que lleva por nombre Youthanasia, lanzado oficialmente el 1 de noviembre de 1994.




No recuerdo el orden de las canciones que colocó Escalante esa noche, pero si está en mi memoria que inició con “Train Of Consequences”(El Tren de las Consecuencias), el primer sencillo del álbum, cuyo video se presentó en la cadena “MTV”, y el cual pude observar en la pequeña pantalla semanas después. La verdad es que ese juego de la guitarra para que emule el sonido de un tren te engancha, así como el solo realizado por Marty Friedman a los dos minutos de la canción, es cerveza fría que calma la sed de nuestros oídos. Es una letra relacionada con el problema de la adicción, los vicios. Es que este álbum está conectado con una experiencia que tuvo Dave Mustaine con la vida y la muerte.




Durante la gira del año de 1993 “Countdown to Extintion”, el líder de Megadeth tuvo una sobredosis, enviándolo por unos minutos a la muerte. El propio Dave relató: “Me llevaron a emergencias y llamaron a mi mujer para decirle: – “Su marido acaba de morir. No se moleste en venir al hospital.” Y Dios me devolvió la vida. Estuve muerto un largo rato, si tienes en cuenta que tuvieron tiempo de buscar el teléfono de mi esposa, llamarla y darle la noticia. Un empleado del hospital me dijo: – “Hermano, estabas muerto en la mesa.” Y yo le respondí: -“Estas tratando de asustarme, corta el rollo y vuelve a tu trabajo”, e inmediatamente volví a drogarme. No me creí nada de esa historia. Seguí tomando drogas y emborrachándome. Hasta que un día, mientras iba en el coche, hablé con mi esposa del asunto. Me dijo que cuando la llamaron del hospital y le dijeron que estaba muerto había pensado en que iba a pasar el resto de su vida sola. Entonces fue cuando los engranajes de mi cabeza frenaron en seco y comprendí que sí, que había sido verdad” (Tomado de Mustaine: A Life in Metal).

“Don’t remember where. I was I realized life was a game. The more seriously I took things, the harder the rules became. I had no idea what it’d cost, mlife passed before my eyes, i found out how little I accomplished. All my plans denied (No recuerdo donde estuve. Me di cuenta que la vida era un juego. Entre más serio me tomaba las cosas más difíciles se volvían las reglas. No tengo idea de lo que costó, mi vida paso delante de mis ojos, me di cuenta de que con tan poco me conformaba. Todos mis planes fueron negados)”. Así comienza la maravillosa pieza “À Tout le Monde” (A Todo el Mundo), una historia de alguien que se despide antes de morir. En lo personal creo que es lo que sintió Mustaine al saberse muerto por unos minutos como consecuencia de una sobredosis. También es el video que MTV se negó a pasar, equivocándose al decir que este tenía supuesta alegoría al suicidio. El coro está en francés, un toque más que especial a esta joya de Megadeth. Trece años después Dave la volvió a grabar para el álbum “United Abominations” algo más rápida y acompañada de la bella, sensual y talentosa vocalista de la banda italiana Lacuna Coil: Cristina Scabbia.




“Reckoning Day” es la pieza que abre este álbum, tiene un riff que de alguna manera hace la antesala del ya mencionado “Train Of Consequences”. Es la letra donde “Dave Mustaine” habla abiertamente de su lucha interna, el deseo de dejar por completo el uso de drogas para comenzar una vida sin adicciones tóxicas, que quede atrás todo aquello que lo acercó a la muerte, y más bien abrir las puertas de la fe, aprender a orar antes de que tengan que rezar por él; llego el día para considerarlo. Musicalmente es fuerte, tiene el sello de Megadeth, no aceleran, pero arremeten para dejar claro el mensaje, sin distracciones.

Posiblemente “Elysian Fields” no es de las canciones más atractivas del álbum, pero la referencia a los “Campos Elíseos” es nuevamente una apología a la vida, un renacer es lo que define las letras en “Youthanasia”.




En este sentido les recomiendo “Blood Of Heroes” (Sangre de Héroes), una canción sobre los hombres que pierden su vida en el campo de batalla, además de una letra muy sentida, tiene un solo de guitarra de “Friedman” que deben montarse sobre ella, sin desperdicio: “Ladies and gents, we’re still alive By the skin of our teeth, now it’s killing time. Fasten up your head belts, time to ride the skies, it’s time to be immortal, cause heroes never die. (Damas y caballeros, todavía estamos vivos por un pelo, ahora es tiempo de la matanza Abróchense los cinturones, es hora de recorrer los cielos, es hora de ser inmortal, porque los héroes nunca mueren)”.

La canción que le da nombre al álbum no solo es el noveno track, es quien aporta la imagen a esta producción, con aquella caratula donde los bebes están siendo colgados en cuerdas para secar, es una muestra de lo que la banda, y en especial Dave Mustaine quiere exponer, un llamado a dejar vivir, que se permita disfrutar la juventud, que no sea secuestrada, e incluso asesinada por aquellos que te quieren en el campo de batalla, que desean verte caminar como un zombie. Los solos de guitarra en este track son una sutil muestra de “Thrash”, un poco de velocidad para hacer más espeso el cóctel.




Esa noche, mientras me asomaba a la ventana y disfrutaba de cada una de las canciones que Alfredo Escalante colocaba del disco “Youthanasia”, viajaba con el sonido de la batería de Nick Menza, el intro de “Addicted To Chaos” es un grito de ayuda para salir de la adicción de aquello que genera caos en tu vida. También navegué con el riff de “The Killing Road” acompañando a la banda por sus largos recorridos mientras están de gira. “Victory”, su pieza más “thrash” es este su sexto álbum de estudio, es un canto por el triunfo ante la adicción a las drogas, es un premio para los seguidores de la banda, incluye los nombres de varias de sus canciones anteriores, es la historia de Megadeth, la que fue y la que qué viene. Hace mención a una de las razones por las cuales Dave Mustaine regresa al cristianismo, alejándose para siempre de las prácticas de magia negra que tuvo en el pasado, que entiendo están conectadas a una canción que compuso en 1986 y que aparece en el álbum “Peace Sells… But Who’s Buying?” llamada “The Conjuring”: “For “Looking Down the Cross” my “Skull Beneath The Skin” Prophesied “Last Rites/Loved To Death” my friends Then I started seeing “Bad Omens” in my head “Good Mourning/Black friday” will I “Wake up Dead”? If “I Ain’t Superstitious” then this won’t mean a thing but some crazy shit has happened since “The Conjuring”. (Por “Mirar bajo la cruz” mi “Calavera bajo la piel”, profetizó “Últimos Ritos/Amor hasta la muerte”, mis amigos. Luego empecé a ver “Malos augurios” en mi cabeza, “Buen luto/Viernes Negro”, ¿voy a “Despertar muerto”? Si “No soy supersticioso” esto no significará nada pero una mierda loca ocurrió desde “El conjuro”)”.

Youthanasia es sin duda el disco más blanco de Megadeth, hay luz, es ver por la ventana cristalina del tren que muestra las consecuencias de los excesos, es encontrar la vida después de la muerte. No es el disco “thrash” como el legendario “Rust in Peace”, se parece en estilo al anterior “Countdown To Extinction”, pero como lo dijera en una entrevista el bajista de la banda, David Ellefson: -“es más profundo, musicalmente más elaborado, se le da un lugar adecuado a cada instrumento, Dave juega con su voz, los ritmos van acompañando los latidos del corazón”.

Dedicado a Alfredo Escalante y Nick Menza, hombres que hoy son leyenda aquí y en algún lugar de la galaxia.

Visita el blog Soonatas

No hay comentarios:

Publicar un comentario