miércoles, 1 de marzo de 2017

Ghost Iris - Blind World (2017): Crítica review


por Edy Fernandes (@edylefer)
del blog Soonatas



Los dos primeros meses de este año 2017 ya pasaron, pero antes nos ha dejaron varios discos para nuestro deleite o para colocarlos en la lista del olvido, por eso, cuando los escuchamos empezamos a sacarles cada una de sus capas para saber de qué están hechos realmente. He decidido tomar uno de ellos, quizás porque cuando vi su simple pero enigmática caratula capturó mi imaginación, se trata de Blind World de una banda de Dinamarca llamada Ghost Iris.


Esta banda danesa de Metalcore Progresivo formada en el año 2014, solo tardaron un año para lanzar su primer larga duración llamado “Anecdotes Of Science & Soul”. Algunos clasificaron a “Ghost Iris” dentro del estilo “Djent”, una derivación del “Heavy Metal” y del “Metal Progresivo” que nace bajo una técnica que aplicó el guitarrista de la agrupación sueca “Meshuggah”, Fredrik Thordendal, que consiste básicamente en usar el palm mute en una guitarra afinada grave y distorsionada.

“Ghost Iris” lanzó en febrero de 2017 su segundo trabajo, “Blind World”, contiene un estilo que se acerca pero también se aleja a lo que podemos escuchar en la ya mencionada banda “Meshuggah”; son Metalcore Progresivo, por momentos con pinceladas de Nu Metal, pero con un aire ligero, distanciado de la oscuridad, viene con más color para llegar a un mayor público, incluso buscando abrir las puertas de lo comercial.




“Gods Of Neglect” abre el disco “Blind World”, tiene una marca de metal progresivo desde el comienzo, la guitarra de Nicklas Grønlund Thomsen es agresiva, el riff tiene mucho carácter. Jesper Vicencio se encarga de darle un poder magistral con su voz gutural, es una pieza que tiene mucha garra, te atrapa de inmediato, no hay espacio para pensar mucho. A los dos minutos diez segundos hacen un descenso a una atmosfera llena de neblina, pero es solo un corto instante para recargar con fuerza este muy buen comienzo.

El segundo track se llama “Save Yourself”, aquí aparece ese sonido “Nu Metal” que viene por ese sonido característico del bajo, que en este caso vienes de las manos de Dennis Nielsen. La canción combina voces limpias y guturales, se van intercalando en la medida que avanza la melodía. En relación a su antecesora pierde fuerza, es mucho más repetitiva, poco o nada hay que destacar de ella.

“The Flower Of Life” se encarga de recuperar el terreno perdido, nuevamente Jesper Vicencio usa su canto gutural con más frecuencia, aunque hay momentos que coloca su voz limpia, la cual suena interesante en esta pieza. La betería de Sebastian Linnet juega un papel importante, mientras la guitarra de Nicklas Grønlund Thomsen realiza cambios interesantes que hace de esta interpretación mucho más profunda y compleja. Si en efecto están dentro del estilo “Djent” sin duda han conseguido una forma de hacerla más digerible, le colocaron luz al oscuro túnel.




El disco fue lanzado con el tema que viene a continuación, “Pinnacle”. Estamos frente a una canción que tiene una sazón comercial, Jesper canta limpio, por supuesto tiene sus cortas entradas guturales, pero aquí quiere demostrar toda su calidad vocal. Lo progresivo es el otro elemento característico de esta interpretación, el juego de la batería de Sebastian Linnet es fundamental, creo que la pieza recoge de manera perfecta lo que están buscando, hacer llegar su estilo a un mayor público con algo que no pierda su esencia, refuerza algunos elementos, y otros los suelta para lograr el impacto que se quiere. Termina con un efecto de interferencia que corta la señal, para de inmediato comenzar “No Way Out”.

El quinto track del álbum me recuerda mucho a la banda italiana “Lacuna Coil”, así como a lo que ha venido haciendo en los últimos años los suecos de “In Flames”. Regresamos a un “Metalcore” que por momentos suena a “Nu Metal”, batería y bajo se combinan para lograr esa marca tan familiar. De a poco la pieza va lanzada a una delgada línea que roza lo ligero, quieren ser duros pero no tanto, están expandiendo los lugares a donde pueden llegar. A mi entender es una interpretación algo floja, más allá de ese final distinto de la canción que busca darle un toque especial.

“Blind World”, la canción que da nombre al álbum, me recordó a “Queensrÿche”, por ese comienzo acústico acompañado por una sutil narración. El riff es maravilloso, creo que vale la pena escucharla, es sencilla pero nostálgica. “Time Will Tell” viene cargado de “Metalcore”, el cuarteto hace un gran esfuerzo para darle vida a un interesante tema, que también cuenta con una atmosfera que baja la carga y se introduce por una tenue interpretación que por momentos me hizo rememorar algunas cosas de “Linkin Park”. Vuelve a entrar en la oscuridad para llenar de descargas fuertes, totalmente recias para mantener en lo más alto a los escuchas. Es una de las piezas más interesantes del disco.

Me encanta como comienza “The Silhouette”, un sonido acústico donde el bajo de Dennis Nielsen es destacable. Después va viajando entre el Metalcore así como por el Metal Alternativo, con algunos toques de Nu Metal. Es un constante ir y venir, pasando por altas y bajas; hay toda una intencionalidad de crear algo fuerte pero con toques sutiles para hacerlo más digerible.





Se enciende el auto y arranca “After The Sun Sets”, hay un esfuerzo por hacer una pieza interesante, Jesper Vicencio sigue jugando con su voz, gritos, canto e interpretación gutural, busca llevar al oyente por diferentes canales. Hay un viaje por lo progresivo, el bajo de Dennis Nielsen así lo indica, mientras en un primer plano esta la oscuridad de “Death Metal”, en el fondo hay todo un esfuerzo por lo experimental, dejando un buen sabor la forma en como llevaron esta pieza que termina de forma acústica.

“Detached” es la encargada de cerrar el disco, es la pieza más larga con cinco minutos y un segundo, quizás esperaba algo más para el final, pero se recuestan en su propuesta de metal progresivo, donde la guitarra juega un papel fundamental. El ambiente esta creado para demostrar lo que son, buscan dejar claro su sonido “Djent”, pero lo que se recibe aquí no es muy destacado, ya que no termina por presentar una propuesta distinta, esto no quiere decir que no podamos degustar de buena manera varias de las entradas que presenta esta banda, todo lo contrario, se puede tomar a “Blind World” y de ella desprender algunas de esas capas para repasarlas de vez en cuando.


Posiblemente con “Ghost Iris” no encontramos algo diferente, el cuarteto danés influenciado por varios estilos muy característicos de bandas de metal nórdico, intentan hacer algo más “iluminado”, que sea más claro para el común de las personas, que su música pueda llegar a más gente sin que tengan que ser unos consumidores exclusivos de “Metalcore” o “Death Metal”, pasan por distintos estilos para suavizar la carga que pueden colocar en momentos determinados.

“Blind World” nos permite conocer a profundidad esta “Ghost Iris”, que si te dejas llevar por su apariencia podrás creer que ser una banda de rock alternativo. Este disco es una llave para disfrutar de interesantes piezas como “Gods Of Neglect” o “Time Will Tell”, comprender que no todo el metal que se hace en los países escandinavos es oscuro o mitológico, son una muestra del metal urbano de estos países que trata de ser amplio, sumando características del heavy metal de esta parte del mundo y penetrar los espacios en los cuales el sonido pesado no ha podido entrar con facilidad.

Visita el blog Soonatas



No hay comentarios:

Publicar un comentario