domingo, 26 de marzo de 2017

Crítica de "Disturbia" (D.J. Caruso, 2007) y "Dos hermanas" (Kim Jee-woon, 2003)


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




No sé si habéis tenido la oportunidad de ver Disturbia. Se trata de una peliculilla poco original en cuanto al argumento aunque me resultó entretenida. En ella se cuenta la historia de un joven que, tras vivir un suceso traumático que no os desvelaré, se torna un poquito conflictivo. Total -y para resumir-, que un día es condenado a cumplir arresto domiciliario. Así, encerrado en casa, no encuentra otra ocupación para combatir el aburrimiento que no sea la de observar por las ventanas el devenir de sus vecinos. La vecinita guapa, los gamberrillos, el esposo adúltero... y el que parece ser un peligroso asesino. Pero ¿es realmente uno de sus vecinos un psicópata criminal o son figuraciones suyas?

En fin, piltrafillas, otra de esas películas de refresco y palomitas para pasar un bien rato. Lo mejor de todo, la actuación de David Morse, un actor que comenzó su carrera junto a Denzel Washington en la serie hospitalaria St. Eligius y que parecía haberse especializado en este tipo de personajes.

----------------


Amante del cine asiático, me decido hoy por hablaros de la coreana Dos hermanas o Historia de dos hermnas, de Kim Ji-woon. El comienzo de la cinta es bucólico -con dos chiquillas que llegan a una casa y que, se supone, son las dos hermanas del título-, tan ñoño y bonito que dan ganas de estar ahí. Pero tras unos diez minutos de metraje en los que –a no ser que se haya leído la sinopsis- no se sabe de qué va la película, aparece un personaje que sin lugar a dudas, pase lo que pase y sea cual sea el argumento, el espectador advierte que será el que desestabilizará el devenir de los acontecimientos y echará a perder ese ambiente de ensueño y relajación que parecían vivir las jovencitas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario