sábado, 8 de agosto de 2015

Viaje a Lisboa 2015: Belém y el Monumento a los Descubrimientos. Patrimonio de la Humanidad


Si recordáis, en la última entrada sobre este viaje lusitano que empredimos en julio de 2015, salíamos del Monasterio de los Jerónimos, una auténtica maravilla lisboeta. Tras esa visita, aún quedaba una larga y plácida mañana que ir rellenando con otras visitas que a mano teníamos, en esa misma zona: el Monumento a los Descubrimientos y la Torre de Belém, esta última -como sabréis- Patrimonio de la Humanidad.




El llamado Monumento a los Descubrimientos (Monumento aos Descobrimentos) o a los Descubridores impresiona ya desde abajo, con esculturas laterales con descubridores lusos, erigido para celebrar el 500º aniversario de la muerte de Enrique el Navegante, cuya figura preside el monumental desfile. Para subir a lo alto del monumento hay que pagar, y eso hicimos, pero es obligatorio subir: las vistas de Belém, del Puente 25 de Abril, del estuario del Tajo (Tejo), del Cristo-Rei de Almada, de los Jerónimos y de Lisboa en sí son extraordinarias. No olvidéis la máquina de fotos con un buen objetivo. Después bajamos a una curiosa exposición en la parte baja del edificio, que estaba incluida en el precio de la entrada.



























Desde el Monumento a los Descubrimientos nos desplazamos hacia la Torre de Belém, una coquetería manuelina del siglo XVI. Como estábamos avisados de que el interior no era gran cosa, pasamos de hacer cola. Así que una vez degustada en su contemplación, nos lanzamos hacia la famosa pastelería que más o menos cerca está para probar a la sombra un delicioso (de verdad) pastel típico (pastéis de Belém), una especie de tortita hojaldrada que contiene una crema deliciosa. Hay que probarlos sí o sí.















Por la tarde dimos otra vuelta por la ciudad para despedirnos de ella y aprovechamos también para acercarnos al Hard Rock situado en la Avda. da Liberdade. Solo por ver la colección de guitarras, el impresionante local y ese Cadillac descapotable colgado del techo vale la pena. La tienda, algo carilla.





ÁCS (ZRS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada