ZEPPELIN ROCK: DEF LEPPARD - Diamond Star Halos (2022): CRÍTICA Review

jueves, 21 de abril de 2022

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos (2022): CRÍTICA Review

 




- Viv, esta vez vamos a dejar que te enchufes al ampli.

- Pero... ¡venga hombre, si he metido guitarras desde el Retro! 

- Bueno, lo que digas, anda cállate y a lo mejor te dejamos que hagas un solo. Otra cosa: ¿alguna reclamación últimamente de la asociación de diabéticos? Lo digo para llamar a Mutt o no.

Def Leppard -ya lo saben ustedes- es, junto a Maiden y Saxon, uno de los puntales de la NWOBHM (a mí no me mire usted así, que eso lo pone la wikipedia), y vale, aceptamos pulpo, un poco, si nos centramos en sus primeros discos. Aunque a pesar de portadas con camiones transportando guitarras, la sobredosis de azúcar siempre andaba por ahí. Pero vale, lo aceptamos. Además, Steve Clark tenía mucha clase, toda la que le faltaba a Phil Collen por muchos anabolizantes que se meta. Y que sí, que High ´N´Dry es un discarral y Pyromania es el ejemplo perfecto de cómo hacer un disco de Rock comercial sin perder la dignidad. Cosa que, me perdone el gran Sanedrín del Rock Glasé, Hysteria no consigue. Hysteria está mucho más cercano a Duran Duran que a la NWOBHM de la que parece que solo salvan las cuatro primeras letras. Pero bueno, la sombra de Bon Jovi era muy alargada en aquellos años y, mire usted, que le quiten lo bailao que pa mí quisiera yo los puñaos de millones  de discos que vendieron. 

Luego ya lo saben ustedes, vino el grunge, la prohibición de usar laca por culpa de la capa de ozono y el mundo no volvió a ser el mismo, pero Def Leppard siguieron a lo suyo, Mutteando el mundo cuales Bryan Adams disfrazos de rockeros. Y sí, nos gusta meternos con ellos: con Vivian “el desagradecido”, Mutt Sugar Daddy y musculitos Collen (con el manco no me meto que tengo miedo de que me cancelen), pero Adrenalize es un muy buen disco en lo suyo (el ROCK GLASÉ) y además tiene guitarras por todos lados. Es la mezcla perfecta entre Hysteria y la pre-Hysteria. Y luego fueron intentado adaptarse a los tiempos alternando cosas interesantes como Slang y X y autoplagios fanservice como Euphoria y Def Leppard (el disco de 2015) muy buenos ambos. 

Ahora viene un nuevo disco, en pleno 2022, de Def Leppard. No sé, tíos de más 60 años cantando cosas como Women da un poco de grima, pero así es la vida. Diamond Star Halos suena a cualquier disco de Frontiers, entienda usted como un elogio o no. Y a mí me parece bien porque Diamonds suenan muy bien: rockero sin perder azúcar, a tutiplén de guitarras (casi como siempre en verdad) y con unos músicos mejores que nunca (por si no lo sabe usted, los músicos suelen mejorar con el tiempo, que esto no es un deporte, aunque Phill Collen podría competir con la chavalada de 20 años sin pestañear). Un disco para poner junto a los nuevos de Saxon y Scorpions sin rubor. Un disco para llevar en el coche este verano mientras meneamos nuestras melenas imaginarias y miramos a la vida* con nostalgia y pedimos perdón por todos los chistes que hemos hecho de la banda los últimos 20 años. Por cierto, Vivian, aquel botón es el del volumen


* El autor de este texto había puesto aquí “chavalas”, pero lo ha quitao por miedo de quedar un poco machista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario