jueves, 6 de agosto de 2015

The Pretty Things - The Sweet Pretty Things (Are in Bed Now, Of Course) (2015): Crítica del disco Review


por Sergio Vargas
(@zarrabeita)



Quien tuvo retuvo. Los primos más feos de los Rollling Stones como eran conocidos los Pretty Things vuelven a la carga dando clases particulares, sin pretenderlo, a más de algún veterano de la escena del rock que lleva sin ideas y haciendo discos planos durante mucho tiempo (seguro que todos tenemos en la mente alguno). Estos grandes músicos londinenses llevan 52 años en la carretera ni más ni menos. Hacía siete años que no sacaban nada nuevo y para este su último proyecto titulado The Sweet Pretty Things cuentan en su formación con dos miembros originales el vocalista Phil May y Dick Taylor a la guitarra.


Nos topamos con una obra que podría haber sido firmada hace 40 años considerándola como un clásico en su género. Más meritorio tal vez es hacerlo en nuestros días donde las lagunas creativas brillan por su ausencia y la tecnología inunda nuestras vidas. Estas criaturas que llegaron a ser más salvajes que los Stones, sudaron más en el escenario que sus competidores, pioneros en la opera rock (no como mucha gente confunde que la primicia fue la monumental Tommy de los Who), estos bicharracos mezclan la psicodelia, el boggie y el rock como si nada con una pasión y fuerza de chavales y estamos hablando de personas que superan los 70 años.



El álbum destila un aroma calido proveniente de los 60, un rollo analógico de agradecer y un sonido bien compensado desde el primer despertar con la canción “The Same Sun”, la artesanía sigue con la pegadiza “You Took Me By Surprise” y como no viajes psicodélicos en “Dirty Song” y “ Reinassance Fair”.

Obra fresca, sorprendente, de una de las pocas bandas que permanece activa de los años 60 y que por desgracia fue subestimada pero que sin dudarlo es un poderoso caballo de carreras ganador, ágil y de pura raza.

©Sergio Vargas

No hay comentarios:

Publicar un comentario