sábado, 1 de agosto de 2015

Crítica de la película Ant-Man (Peyton Reed, 2015) - Tan pequeño como intranscendente


Por Francisco Herrera (@Mikolunita)




Y he aquí que llegamos al final de la fase 2 de Marvel con la película sobre el héroe más "pequeño" de la casa de los Vengadores, una película de la que se hicieron eco las redes sociales sobre sus problemas de concepción con salida de director-guionista (Edgar Wright, director de la trilogía del Cornetto) incluida y que nos dejaba la intriga sobre si la traslación a la gran pantalla del Hombre Hormiga daría la talla...




Pues bueno, hela aquí, y el resultado es....bueno, digamos que satisfactorio pero no excelente. No creo haber sido el único en notar un cierto infantilismo galopante esparcido a lo largo de todo el film, así como un tono humorístico tan enquistado en cada fotograma que se hacía difícil el buscar el lado medianamente serio de la trama. Todo el mundo se lo ha pasado bien es esta película, o así lo parece, la sensación de ligereza de sentimientos está a flor de piel, y ciertamente da la sensación de estar viendo un capítulo piloto. ¡Ojo!, que Marvel hila fino y no descarto futura serie sobre las aventuras del Dr. Hank Pim aka Ant-man.




Me encantan las pequeñas historias, mucho más creíbles que las típicas misiones para salvar al mundo entero. Así ocurrió con Iron man e Iron Man 2, donde la amenaza era contra nuestro héroe y no sobre la conquista del mundo, etc.... Eso debería ser un plus a la hora de disfrutar de esta Ant-Man, pero aquí se han olvidado de hacernos sentir tensión tanto a la hora de poner a nuestra hormiguita particular en medio de la acción como a la hora de ver amenazado su entorno mas cercano. Así mismo, nos encontramos con el primer villano de opereta de las 2 fases marvel, un calco (calvo) del primer villano que la Marvel nos presentó pero mucho más deslucido y con unas motivaciones que a la par que risibles presentan uno de los agujeros de guion peor explicados de la trama. En cuanto al casting todos están correctos, y digo correctos porque se les ha obligado a adoptar una pose muy ligera, siempre con sonrisitas de por medio. Paul Rudd está muy comedido aunque hay un momento en el que peca de exceso de comicidad. Quizás el más correcto ha sido Michael Douglas (ojo a ese gran trabajo de CGI al comienzo de la película) y la más deslucida sea Evangeline Lilly, que no sabes si está haciendo muecas o está enfadada.




A mí, personalmente, no me ha parecido que la película tenga problemas de ritmo como otros afirman. La película avanza ligera y sin pausa, la BSO de Christophe Beck es de lo más anodina que hemos oído y es válida tanto para un roto como un descosido, el CGI es bastante correcto, tiene ideas bastante buenas de por medio, pero nada llega a enamorar y cuando te has dado cuenta te estás chupando las escenas postcréditos y de que has asistido a un film tan pequeño como intrascendente.

En definitiva, un paso más que la Marvel tenía que dar para afianzar la fase 3 pero que para mí queda como la peor de la fase 2, y eso que tenía esperanzas de ver algo tan valido como un Iron Man 1.

A falta de un revisionado la nota no pasa de un 6,5.


Francisco Herrera

2 comentarios:

  1. Como sabrás, me encantó la película y tenía ganas de leer tu crítica porque ya habías anunciado tu pequeña decepción tras verla. Lo primero que tengo que decirte es que el análisis que haces es estupendo y que puedo incluso estar de acuerdo con él casi por completo... por lo que no entiendo tu estado de ánimo. Es cierto que todo es demasiado happy, que no es "serio". Pero, ¡diantres!, estamos ante una historia dedicada a un tío que se hace pequeñito y habla con las hormigas jajajaja... pongamos algo de humor ¿no? Precisamente, a mi lo que más me gustó fue el guión, esas ocurrencias, ese convertir en un puto comic lo que es un puto comic inverosímil, por mucho que nos guste que el cine convierta en realidad la ficción y los frikis marvelianos creamos a veces que ese universo podría coexistir junto a nosotros.
    Tienes razón en lo de Lilly, es de lo peor. Hasta mi hija me preguntó tras la última escena postcréditos -que no desvelaré- "¿lo ha dicho contenta o enfadada?".
    Por último, no puedo más que darte la razón en lo que comentas de Iron Man. Pero es que, muchacho, esas películas, Robert Downey, sus camisetas de Sabbath y la banda sonora de AC/DC son muy grandes.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi decepción viene dada por el poco empaque de su desenlace y estoy seguro que con un revisionado acabaré reconciliandome

      Eliminar