domingo, 19 de mayo de 2019

Crítica de "Cherrybomb" (Lisa Barros D'Sa, Glenn Leyburn, 2013): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




La peliculilla de la que ahora os hablaré es una obra menor. Se trata de Cherrybomb, un drama adolescente cuyo reclamo consiste en contar como protagonista con Ruper Grint, el Ron de la saga de Harry Potter. Amiguitos, no hagáis caso de la publicidad engañosa de la cinta. Cherrybomb no es ni un thriller ni el desfase adolescente que promete la sinopsis.






Lo que la cinta nos cuenta es básicamente la historia de Mal, que trabaja en el centro deportivo Titanic, cuyo dueño –quien se lo monta con Donna, una de las empleadas- tiene una hija llamada Michelle. Mal tiene un amigo, el bueno de Luke, que es hijo de un traficante alcohólico y drogadicto que no tiene donde caerse muerto. Mal y Luke conocen un día a Michelle y se empeñan en conseguir sus favores sexuales; vamos, que quieren follársela. La joven, por supuesto, se dedicará a espolearles el uno contra el otro para que demuestren quien es más capaz de realizar locuras por ella.






En resumen, que Cherrybomb es una cinta interesante hasta cierto punto aunque no es que sea nada del otro mundo y tampoco podemos decir que su propuesta sea original. Alcohol, drogas, sexo, una buena banda sonora y una fotografía bastante decente caracterizan a esta película que es el retrato de cierta adolescencia desencantada y sin futuro, con miedo a la soledad y con trabajos precarios, familias desestructuradas y mala suerte perpetua en los actos que lleva a cabo. Pero también trata de la amistad y la necesidad de atención y amor mezcladas con algo que ya hemos visto infinidad de veces en los documentales de Animal Planet o similares –a algunos incluso nos ha ocurrido-, que no es otra cosa que la lucha de dos jóvenes sementales de la manada por hacerse con la hembra del grupo, que se pavonea satisfecha y conocedora de su inmenso poder. A mi no me ha desagradado del todo, podría decir incluso que me ha resultado muy distraída. Eso sí, aunque ya os he dicho que la presencia de Grint es el reclamo del film, en mi opinión el verdadero protagonista de Cherrybomb es Robert Sheehan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario