domingo, 28 de abril de 2019

Las mejores películas de 1982 - Lo mejor del cine de ese año

E.T., el extraterrestre.

por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



Este 1982 es un año capital para entender el cambio que se produjo en el panorama cinematográfico, para describir las señas de identidad de la década, también para encontrar explicación a lo poco valorada que está la misma, para confirmar todo eso que he venido anunciando en entradas anteriores. Observen los títulos y los géneros a los que corresponden, no tienen por qué ser mayoría, solamente lean aquellos que han trascendido, que lograron más fama. Ciencia Ficción, Fantasía, Acción, Terror… ¡incluso la animación! Cine de género puro, cine de evasión pura, cine menos trascendente y social, de géneros con una reputación menor, considerados infantiles…


Volver a empezar.

-----------------------------------------------


Las mejores películas de 1982
(lo mejor del cine de ese año)



ACORRALADO (RAMBO), de Ted Kotcheff. 

Siguiendo la línea de “Los valientes andan solos” y el concepto del inadaptado con el cambio de paradigma, al estilo del Western crepuscular, Stallone logró uno de sus personajes más recordados en este buen y efectivo mecanismo de acción y aventura. Un indiscutible clásico del género.




BLADE RUNNER, de Ridley Scott. 

“Blade Runner” es la mejor película de ciencia ficción, junto a “Metrópolis” de Fritz Lang, que jamás se ha realizado. Una obra inconmensurable y descomunal, inabarcable, con tal cantidad de lecturas y temas que da para escribir largo, muy largo, y tendido sobre cada una de ellas. Una película infinita tanto en fondo como en forma. Un clásico indiscutible que fue un fracaso de público y crítica y sólo a través del boca-oreja y el vídeo ha alcanzado, algo que le ha ocurrido a no pocas películas, el estatus que ahora tiene. El tiempo, una vez más, pone las cosas en su sitio. Una película pausada, hipnótica, casi onírica, de ciencia ficción filosófica y raigambre en el cine negro. Una obra cumbre tanto de la ciencia ficción como del cine negro en esencia.




CONAN, EL BÁRBARO, de John Milius. 

Es curioso observar que el ultraprogre Oliver Stone está detrás del guión de esta cinta de clara influencia nietzscheana, no lo es tanto cuando se sabe que la idea de Stone era inventarse un nuevo entorno y acentuar los aspectos más fantásticos de la historia. Fue su director, y también guionista, John Milius el que dio la profundidad y fondo a esta cinta de culto con una magnífica banda sonora.




CREEPSHOW, de George A. Romero. 

Stephen King y George A. Romero homenajeando a los comics de terror. El frikismo tiene en esta década su auténtica explosión, incluso el germen de lo que llegaría. Cinco historias con humor negro, terror y buen entretenimiento.


CRISTAL OSCURO, de Frank Oz y Jim Henson. 

Un clásico del cine infantil y juvenil fantástico. Las marionetas de Henson en un universo único y fascinante que convirtieron a esta cinta en un referente.


DANTON, de Andrzej Wajda. 

Danton contra Robespierre, la guillotina, la convulsa Francia de 1793… Un buen dibujo de la época de Wajda, que retrata los últimos días del político que da nombre a la cinta.


DINER, de Barry Levinson. 

Estupendo retrato de amistad de Levinson, que bien puede recordar a otros clásicos del tema, incluso aunque sea a distintas edades. Buen guión, gran reparto y ese aire nostálgico de otras como “Beautiful Girls” o “American Grafitti”. Ambientada en los 50.


EL AÑO QUE VIVIMOS PELIGROSAMENTE, de Peter Weir. 

Un pequeño clásico de Weir y del cine periodístico y romántico. Tensa, pasional, inteligente, con grandes interpretaciones y una pareja protagonista perfecta, Mel Gibson y Sigourney Weaver. Linda Hunt ganó el Oscar como Actriz secundaria interpretando a un hombre.




EL AVENTURERO DE MEDIANOCHE, de Clint Eastwood. 

Una cinta particular de Eastwood, que además presentó al mundo a su hijo, Kyle. Soñadores, músicos Country y la Gran Depresión para un título irregular y algo olvidado dentro de la filmografía del maestro.


EL CAMINO, de Yilmaz Güney, Serif Gören. 

A través de cinco prisioneros se nos muestra un gran fresco de la vida turca, desde la salida de prisión a los dramas particulares de cada uno de ellos. Un contexto brutal retratado en esta poco conocida cinta.


EL CONTRATO DEL DIBUJANTE, de Peter Greenaway. 

Intrigas amorosas en el siglo XVII que Greenway desarrolla con acertado pulso. Un interesante título dentro de la filmografía del director.


EL ENTE, de Sidney J. Furie. 

Una de las cintas de terror más perturbadoras de los 80, y creo que, injustamente, algo olvidada. El hecho de estar basada en hechos reales, la atmósfera enfermiza, la amenaza invisible, la situación de impotencia, acaban dotándola de un gran poder de sugestión y angustia. No deja indiferente.




EL HOMBRE DE CHINATOWN, de Wim Wenders. 

Gran homenaje al Cine Negro clásico y sus creadores literarios por parte de Wenders. Un Hammett investigador y una fascinante narración metalingüística. No es un referente del género, pero si te gusta el mismo la disfrutarás.


EL MUNDO SEGÚN GARP, de George Roy Hill. 

Comedia dramática de Roy Hill, género donde se movía bastante bien, con uno de los primeros papeles protagónicos de Robin Williams. Un escritor de vida aparentemente feliz, que en realidad padece la cruzada feminista de su madre. Adapta la novela de John Irving.


EL MURO, de Alan Parker. 

Película de culto que Parker le hizo a los indispensables Pink Floyd. Obra surrealista y conceptual con la mejor música.




EL REY DE LA COMEDIA, de Martin Scorsese. 

Soberbio retrato sobre la ambición despiadada en ese enfrentamiento actoral entre Jerry Lewis y Robert De Niro. Scorsese vuelve a demostrar su maestría y capacidad de adaptación estilística a lo que requiera la historia. No se la recuerda tanto como a otras del maestro, pero merece la pena.


EL VUELO DE LOS DRAGONES, de Jules Bass y Arthur Rankin Jr. 

Fascinante y recomendable cinta de animación de aventuras y fantasía, en esta ocasión de la Warner Bros. Tampoco es muy referenciada, pero denle una oportunidad.


E. T. EL EXTRATERRESTRE, de Steven Spielberg. 

Una película única, sin parangón. Una obra maestra excelsa que algún despistado desechó por considerarla “sensiblera”. Lo que hace Spielberg con un par de detalles sutiles y minimalistas de puesta en escena para crear uno de los más hermosos subtextos sobre la infancia es algo que no se ha visto en otro título. Funciona a la perfección en lo obvio (la historia de fascinación y amistad entre un niño y un extraterrestre), pero se sublima con lo que no lo es.


FANNY Y ALEXANDER, de Ingmar Bergman. 

Uno de los títulos más famosos y reputados de Bergman, una obra maestra donde el genio sueco saca todas sus obsesiones en esta narración de época. La infancia, la religión, la familia, la muerte, la representación… Absolutamente fascinante.




FITZCARRALDO, de Werner Herzog. 

Otra de las grandes películas, si no la mejor, de la filmografía de un director. Aventuras, soñadores y sueños absurdos… magnífico y complejo retrato de la obsesión por Herzog.




FRANCES, Graeme Clifford. 

Gran biopic de la actriz Frances Farmer, que se beneficia además el estupendo trabajo de Jessica Lange. Una mujer contra las convenciones, víctima de su propio talento en un contexto hostil.


GANDHI, de Richard Attenborough. 

Otro biopic que fue un tremendo éxito, consiguiendo 8 Oscar, incluidos al protagonista, Ben Kingsley, la Película, el Director… La épica de las ideas, muy bien facturada, con la precisión académica británica y su necesario mensaje.




GRACIAS Y FAVORES, de Bruce Beresford. 

Drama que le dio el Oscar a Robert Duvall. Intensas y duras emociones para una obra competente.


MISSING (DESAPARECIDO), de Costa-Gavras. 

Soberbia película de Costa-Gavras protagonizada por un descomunal, como es habitual, Jack Lemmon. La dictadura chilena y su infierno soterrado, la pesadilla kafkiana de un padre, en un destacadísimo título político.




MUERTE BAJO EL SOL, de Guy Hamilton. 

El Poirot de Usitnov en otra aventura investigadora. Otro entretenido título de intriga adaptando a la reina del género, Agatha Christie.


NACIONAL III, de Luis García Berlanga. 

Conclusión de la “Trilogía Nacional” de Berlanga, la más floja de las tres, pero aún así no exenta ni de interés ni de diversión.


LA ANSIEDAD DE VERONIKA VOSS, de Rainer Werner Fassbinder. 

Otra conclusión a una trilogía, en esta ocasión de la BRD de Fassbinder. El ocaso del éxito y la fama, su impacto, su difícil asimilación… Uno de los mejores trabajos del director.


LA BUENA BODA, de Eric Rohmer. 

Otra obra perteneciente a las “comedias y proverbios” de Rohmer, la segunda, concretamente, donde las relaciones y enredos amorosos vuelven a ser los protagonistas para que el director francés haga sus reflexiones.


LA COLMENA, de Mario Camus. 

Buena adaptación de la novela de Camilo José Cela, en la que él mismo aparece, donde a través de numerosos personajes se hace un fidedigno retrato de la España y el Madrid de la época (1942).




LA COMEDIA SEXUAL DE UNA NOCHE DE VERANO, de Woody Allen. 

Simpática comedia de Allen, que vuela mucho más bajo que los clásicos que ya iba presentando. Enredos sexuales de tres parejas a principio del siglo XX. Se ve con agrado, cuanto menos.


LA COSA (EL ENIGMA DE OTRO MUNDO), de John Carpenter. 

Uno de los más grandes clásicos del cine de terror de los 80. Remake de la cinta de 1951 y nueva adaptación de la novela de John W. Campbell. Espeluznante, verdaderamente inquietante y con unos grandes efectos especiales artesanales. La psicosis y la desconfianza en ese entorno claustrofóbico y gélido. Una obra maestra del género.




LA DECISIÓN DE SOPHIE, de Alan J. Pakula. 

Uno de los dramas más duros jamás rodados. Bien lo saben los que la han visto. Es, además de todo, además de un gran drama, una visión original a la traumática 2ª Guerra Mundial y el impacto, eco y reverberación brutal del pasado.




LA NOCHE DE SAN LORENZO, de Paolo Taviani y Vittorio Taviani. 

Horror y belleza es lo que consiguen integrar los hermanos Tavani en esta historia ambientada en la 2ª Guerra Mundial, cuando un grupo de vecinos de un humilde pueblo huyen de los alemanes a las montañas esperando ser rescatados por los aliados.


LA TRAMPA DE LA MUERTE, de Sidney Lumet. 

Divertida cinta esta de Lumet. Intriga con buenas dosis de humor y un gran reparto. Un sano y recomendable entretenimiento.


LIMITE: 48 HORAS, de Walter Hill. 

Paradigma de la Buddy Movie. Acción, comedia, personajes contrastados y buen pulso de Hill. Nolte y Murphy se lo pasan en grande, tanto que su éxito dio para secuela. El debutante Eddie Murphy fue nominado al Globo de Oro como actor revelación.




LOS AMOS DEL TIEMPO, de René Laloux. 

Interesante y prestigiosa cinta de animación y Ciencia Ficción. Gran estética y sugerente trama.


LOS PERROS DE LA PLAGA, de Martin Rosen. 

Otra de animación, en esta ocasión británica y con perros como protagonistas. Una cinta animada pero orientada a los adultos. La experimentación con animales y la crueldad contra estos… Una buena película.


OFICIAL Y CABALLERO, de Taylor Hackford. 

Richard Gere como el gran galán romántico con marcado poder sexual. Un clásico romántico de los 80, con una banda sonora inolvidable y ese rebelde que las vuelve locas por su corazoncito bondadoso que hay que descubrir. Ejército y amores, un clásico. Habría más de este estilo en los 80…




POLTERGEIST: FENÓMENOS EXTRAÑOS, de Tobe Hooper. 

Con Spielberg detrás, tenemos aquí otro pequeño clásico de culto dentro del género de terror. Una cinta eficaz que popularizó hasta el término de su título y dejó para la antología algunos momentos y frases. No me apasiona especialmente. ¡Ya están aquiiií!




QUERELLE, de Rainer Werner Fassbinder. 

Otra indagación en los recovecos de la atracción y el poder sexual, especialmente en contextos homosexuales, de Fassbinder.


STAR TREK II. LA IRA DE KHAN, de Nicholas Meyer. 

Entretenida secuela de la mítica saga que comenzara Wise en 1979 como serial de películas. Con algo más de acción, resulta un divertimento más que aceptable y digno.


TÉNEBRE, de Dario Argento. 

Más terror, esta vez en versión giallo. Uno de los grandes clásicos del director italiano con una trama atractiva, la serie de asesinato calcando los relatados por el escritor protagonista en su nuevo libro mientras visita Roma para promocionarlo.




TOOTSIE, de Sydney Pollack.

Un espléndido Dustin Hoffman, que se pasa la mayor parte de la película travestido, y una magnífica Jessica Lange, en un clásico de la comedía que da la vuelta a los roles de género para criticarlos




TRON, de Steven Lisberger. 

Revolucionaria cinta de Disney, con unos innovadores efectos especiales. Cinta de culto que fue un auténtico bombazo para los jovenzuelos de la época. Ciertamente el guión deja que desear, pero su estética fue un pelotazo aún recordado.




ÚLTIMOS DÍAS DE LA VÍCTIMA, de Adolfo Aristarain. 

Gran thriller de Aristarain con un espléndido Federico Luppi. La figura del asesino a sueldo en una trama rocambolesca, extraña, inquietante y fascinante.


UN QUINTETO A LO LOCO, de Mario Monicelli. 

Secuela de “Habitación para Cuatro” que mantiene el nivel, incluso puede que para algunos lo supere. Si te gustó la primera seguramente no te decepcionará.


VALENTINA. CRÓNICA DEL ALBA (1ª Parte), de Antonio José Betancor. 

Entrañable cinta sobre primeros amores, recuerdos que sanan o alivian y el pasado como necesidad y cobijo. Tenemos a Jorge Sanz y Anthony Quinn, entre otros.




VEREDICTO FINAL, de Sidney Lumet. 

Una de las mejores películas de abogados que se ha hecho jamás. El ocaso, el retrato nostálgico, crepuscular, decepcionado, los perdedores, el desencanto, el cinismo y la resignación escéptica. Inconmensurable Paul Newman. Gran trabajo de Lumet, que repite.


¿VÍCTOR O VICTORIA?, de Blake Edwards. 

Otro clásico de la comedia con el travestismo como base. En este caso una chica, Julie Andrews, convirtiéndose en chico. Gran cinta musical y cómica de Edwards, otro pequeño clásico.




VOLVER A EMPEZAR, de José Luis Garci. 

Historia de nuestro cine. La primera película española en lograr el Oscar como Mejor Película de Habla no Inglesa. Es nostálgica, melancólica, algo redicha, pero finalmente emocionante. El trabajo de los actores es impecable.

1 comentario:

  1. Me gusta muchísimo esta sección, pero con todos los respetos, sigo pensando que Blade Runner está sobrevalorada, lo siento...

    ResponderEliminar