jueves, 18 de octubre de 2018

Regreso al futuro - Los grupos del mañana (una lista en marcha)



por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos




Como en la película, esto también trata sobre montarse en un DeLorean. Lo que difiere en este caso es el motivo del viaje: aquí lo que queremos es descubrir los grupos que conquistarán un mayor número de corazones dentro de x años. Siempre y cuando el cruel mundo de la música fuese justo, claro. Condensador de flujo (que no de fluzo) preparado, nos vamos al 18 de noviembre de inserte usted año. Let’s rock!


Luback: Lo de estos señores es indiscutible. Ya apuntaban maneras hace diez años cuando sacaron el Relative Keys For Vital Subjects, pero lo que han conseguido en estos últimos tiempos no me lo esperaba ni siquiera yo. Hasta Marcus y Cristian han salido en portada en la revista Moho. Si a estas alturas todavía no les has escuchado, prueba con We Are como aperitivo.

First Aid Kit: Hace diez años ya empezaban a jugar en la liga de los grupos grandes, cierto, pero después de su última gira ya nadie les puede discutir lo que ya es una realidad: estas dos chicas le miran de tú a tú a Simon & Garfunkel. Y si no las has oído, corre a por cualquiera de sus discos. En este caso, todos son buenos, no hace falta ir a por los primeros.

Rubio: Recuerdo cuando sacaron su primer disco hace ya diez años. Ha llovido mucho desde entonces, sobre todo desde que nos concienciamos con lo del cambio climático ante la amenaza de la extinción de la cerveza, pero si bien no consigo acordarme de cómo descubrí a aquel grupazo, las emociones al escuchar ese Stay una y otra vez permanecen intactas en mi cabeza. Pínchalo y me entenderás.

Tangerine Flavour: Hace unos cuantos años ya sacaron su primer disco, que ahora se vende en eBay por no menos de cien euros, y ya entonces no era difícil ver el enorme potencial que tenían. El tiempo nos ha dado la razón, y las críticas de su última gira en Estados Unidos les ponen por unas nubes bien merecidas. Ahora se niegan a tocar en directo Crazy Rachel, así que puedes empezar con ellos escuchando el No Hard Feelings.

Cero A La Izquierda: Hay grupos a los que sigues desde los inicios, pero es importante que las dosis de cariño y calidad sean similares. En el caso de estos tipos eso se ha cumplido con creces, y la gira conjunta con Extremoduro del año pasado fue uno de los acontecimientos del rock estatal. Todos sus discos son brutales, pero ese No Ha Dejado de Llover sigue siendo, años después, altamente recomendable.

Carmen Boza: Lleva ya tiempo declarándoles la guerra al la menor, do, fa y sol, haciendo unos arreglos como pocas veces se habían visto en este país. Pero es por esa manera de hacer de la guitarra una extensión de su brazo, por lo que hoy no es posible imaginar el panorama musical sin ella. Parece que aún fue ayer cuando la vi en Late Motiv tocar Gran Hermano…

Morgan: Aunque por aquel entonces ya empezaban a estar considerados como un grupo con mayúsculas, era previsible que en pocos años llegarían a lo más alto. Con la voz de SuperNina, y respaldados por el enorme talento que rebosan todos sus miembros, el techo solo se lo podían poner ellos. Después de todos estos años después, afortunadamente, sigue sin estar claro cuál será su cima.

Colter Wall: Uno de los mejores descubrimientos de aquel 2018, gracias a Juanjo Riesgo. Cuando leí que le comparaba con Hank Williams o el mismísimo hombre de negro me temí lo peor, pero ahora, años más tarde el tío tenía toda la razón. Mañana toca en Las Ventas, y seguramente se trate de uno de esos conciertos que no me cabrán en el corazón.

Nat Simons: Los que la llevamos escuchando desde aquel lejano Another Coffee And Cigarette Day vemos normal que se fuera de gira con Bruce Springsteen, que se codee con lo mejorcito de Nashville o que escribiera una canción con Lucinda Williams. Con cada disco nuevo que saca, Gram Parsons y los Byrds sonríen allá donde estén, aunque estos últimos sigan sin llevarse demasiado bien…

Caitlyn Smith: Esta chica cada vez canta mejor, y mira que tenía complicado lo de superar ese maravilloso debut que fue Starfire. Una vez que se quitó las cadenas de la garganta para dar rienda suelta a esa voz, solamente podían pasar cosas buenas. Aunque su fama nunca llegue al nivel de otras, en cuestiones estrictamente musicales Caitlyn manda.

Greta Van Fleet: Afortunadamente no se quedaron solo en un calco de la mejor banda de rock de todos los tiempos. En una época en la que el rock de estadios era cosa de dinosaurios llegaron ellos para ponerle actitud y darle 666 vueltas de tuerca. En cuanto a sus canciones, siguen aullando por sí solas, y ese probablemente sea lo mejor que se pueda escribir de ellos.



2 comentarios:

  1. Dan ganas de escuchar todo ésto... lo haré entonces, saludos...

    ResponderEliminar