domingo, 14 de octubre de 2018

Crítica de la película "Otis" (Tony Krantz, 2008): Review



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Otis es una comedia negra de terror psicológico bastante lograda, con varias escenas y diálogos impagables. Pero ¿de qué va esta película exactamente? Pues bueno, mientras un asesino en serie degenerado, baboso y sexualmente desviado tiene aterrorizada a la población de una pequeña localidad de los Estados Unidos, una joven adolescente llamada Riley Lawson desaparece.






El tipo que la retiene es un repartidor de pizzas gigante y obeso que llama a sus víctimas por el nombre de Kim y parece revivir –a la manera de Carrie, personaje ideado por Stephen King- algún trauma del baile de fin de curso en el instituto. Total, que cuando el secuestrador contacta con los padres de la joven estos se dan cuenta inmediatamente de que se trata del mismo que está mutilando y asesinando a las otras jóvenes por lo que llaman al FBI, que se hace cargo del caso. Bueno, en realidad quien se hace caso es un agente de lo más estúpido, engreído e inepto.






Por eso, cuando Riley –hay que reconocer que la tía tiene un par de ovarios- consigue escapar de su captor, los Lawson deciden tomarse la justicia por su mano al margen del idiota del FBI y darle su merecido a Otis, el secuestrador. Pero entonces aparece el hermano de este –la mujer del cual se llama Kim, a la que Otis lamió en una ocasión su ropa interior- y las cosas se tuercen. La cinta también critica a ciertos canales de televisión que se benefician de estas y otras desgracias para vender puro sensacionalismo.






Por cierto, viendo bailar al depravado de Otis a los sones de "Cum’on feel the noize" con su traje de graduación no sabía si reír o desear que reventase por mancillar de esa manera una de las mejores versiones hard de los 80. En fin, piltrafillas, muy interesante. Recomendable sin duda; hacedme caso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario