sábado, 13 de octubre de 2018

Bourbon - Fango (2013): Crítica review



por Rockología (@RockologiaTwit)
del blog Rockologia




Sinceramente, parece mentira que estos cuatro tipos pasearan en 2013 su arte por Cádiz. ¿No tendrían algún pariente en Jacksonville o el mismo Delta del Mississippi? Porque el tufazo a blues y southern que impregnan las canciones de Fango parece mamado de las mismas entrañas. Si además le metes una tonelada de guitarras bien afiladas, un buen gusto por la composición y una sección rítmica que patea el culo de cualquiera, te puedes hacer una idea de por dónde viajan los temas de Bourbon.




Merece un aplauso a la excelente producción a cargo de Curro Ureba, Miguel Ángel Soto y la misma banda en los estudios Trafalgar. Supieron poner cada instrumento en su sitio y currarse unos arreglos tremendos. Sube el volumen y alucina.

La banda la componían Raúl Guerrero a la voz y guitarras, Pitu Gonzálvez a la guitarra, Juanma Gonzálvez al bajo y Álvaro Guerrero a la batería, con una ayudita de Javi Velázquez (guitarra) y Seco (flauta).

Tras una pequeña intro aparece La charca del diablo, primer single, que contiene lo mejorcito del álbum: buena letra, tufo a blues rock del bueno, guitarrazos de buen gusto y una base rítmica cojonuda. No es mi tema favorito pero queda genial como adelanto. Johnny ha vuelto al barrio se clava en esa parte del cerebro que canta en la ducha. Cuando llegamos a El inquilino nos espera un estupendo trabajo de guitarras y un solo a pachas muy goloso, todo redondeado con una letra fenomenal. La línea de bajo de El rey me encanta, igual que su estribillo, con esas voces al fondo, y el tremendo final.




La pasión tranquila de Solo justo a mitad del cedé engancha: buena composición con tufillo a blues rock clásico (¡y esa flauta!), otra guitarra cojonuda. Y si de guitarras hablamos, no dejes de escuchar El día de la redención… Cada canción tiene su pequeño detalle, su regalito: en Por si vuelves, el tema se para a los tres minutos y disfrutamos de una flauta digna del mejor Molina jugando con la guitarra, luego aparecen la batería y el bajo… ¡brutal! Y si no has tenido bastante, No llegarás culmina un cedé que querrás volver a escuchar.

En resumen, no puedes perderte el trabajazo que esta pandilla se marcaron.

Por cierto, en 2018 han publicado Fuente vieja (escuchar), después de que en 2015 editasen el disco Devastación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario