miércoles, 6 de junio de 2018

James Brown, Clyde Stubblefield - Funky Drummer (1970)



por Tony Soulman
del blog Escuchate esto!




“Funky Drummer nació de una jam" explica el baterista Clyde Stubblefield. El tema no representó un gran hit para James Brown, pero fue parte importante en los shows en vivo. Como integrante de la banda de James Brown entre 1965 y 1970, Stubblefield grabó clásicos como "Cold Sweat", "Ain't It Funky Now", "I Got the Feelin'" y el inigualable “Sex Machine”. Sin embargo, se podría resumir su aporte a la música popular en solo 20 segundos de batería, incluidos en el tema de 1970 “Funky Drummer” en donde sella su nombre a fuego. Ese beat sirvió, no solo para definir el funk, sino que también fue usado como sample en incontables tracks de hip hop, pop, r & B: "Fight the Power", "Bring the Noise"y "Rebel Without a Pause" de Public Enemy, "Fuck tha Police" de N.W.A. y otros de Dr. Dre, Run-D.M.C., Beastie Boys, Sinead O’Connor, Prince, George Michael. Según el sitio whosampled.com , Funky Drummer fue sampleado 1419 ocasiones. Aún con la importancia capital que tuvo el beat en “Funky Drummer”, Stubblefield no fue acreditado como compositor y por lo tanto, no recibió nada en concepto de regalías por esos samples. “No es que me molestara en particular, declaró al New York Times, simplemente lo considero irrespetuoso".



Clyde Austin Stubblefield (1943 - 2017) fue un autodidacta cuya influencia. según sus testimonio, por los sonidos naturales a su alrededor "Escuchaba los trenes pasar, las lavadores de ropa, y ahí encontraba nuevos patrones de percusión, eso es lo que siempre hice y sigo haciendo.” A principios de los 60, Clyde tocó con el guitarrista Eddie Kirkland y giró con Otis Redding, hasta que en 1965 se cruzó con James Brown. Comenzaba una nueva Era, una revolución sonora. La sección rítmica de la banda era llevada adelante por dos bateristas: Clyde Stubblefield y John "Jabo" Starks. Cada uno dio su toque distintivo. De acuerdo a Stubblefield, ellos tocaban lo que se les ocurría: "Nosotros creábamos los grooves, después se sumaba el bajo y James improvisaba letra, y los arreglos de vientos.” Estamos ante un grupo de músicos que, si bien tocaban R&B y soul, hablaban un idioma completamente diferente en términos de ritmo. Todo lo que se tocaba tenia una raíz percusiva y un pulso constante que no caía nunca. Ellos hacían de la jam session una parte fundamental de la composición. Si bien esto puede sonarnos bastante común hoy día, en aquellos años, tal vez no fuera tan usual.




El primer disco solista de Stubblefield fue editado en 1997 y se llamó “La venganza del Funky Drummer”. En 2001, fue diagnosticado con cáncer de vejiga y en abril de 2016 sufrió una recaída por la que tuvo que ser internado y sometido a un quimioterapia. Su deuda hospitalaria ascendía a 90 mil dólares y Clyde no tenia cómo pagarla. Un día, su esposa Jody, recibe un llamado inesperado: gente allegada a Prince estaba en el teléfono y querían saber cuánto dinero necesitaba Stubblefield para cancelar su deuda. Acorde a su perfil, la única condición que pidió Prince para donar el dinero, fue que se realizara en el mas absoluto silencio y que la prensa no se enterase. Días después, Prince fallecía y a Stubblefield le pareció un buen homenaje hacia el artista de Minneapolis, difundir este gesto.

Les sugiero buscar en Netflix el documental "Mr. Dynamite, The Rise of James Brown", en el que se muestra a las claras la importancia que tuvieron James y su banda en la creaciòn del funk, y por supuesto, Funky Drummer tiene un capítulo aparte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario