viernes, 22 de marzo de 2019

Crítica de la película de los Mötley Crüe "THE DIRT" (Jeff Tremaine, 2019): Review




[Nuestro eventual colaborador Peter Olayer nos regala un nuevo artículo y, esta vez, se atreve con una review sobre la película The Dirt. Pocos saben tanto de este grupo, los Mötley Crüe, como él, así que permaneced muy atentos a sus palabras porque seguro que, como siempre, no tienen desperdicio].

Peter Olayer



¡Al fin llegó el tan esperado día del estreno de la película de Mötley Crüe The Dirt! Estaba deseando que llegase, teniendo en cuenta que soy fan de Mötley Crüe desde que era niño y esta es, sin duda, una de mis bandas favoritas. Me ha marcado fuertemente y tengo que reconocer que el músico que soy ahora le debe mucho a esta banda.


Momentazo histórico en el que Peter Olayer está a punto de ver The Dirt. 


Poseo sus discos de vinilo, muchos de ellos en distintas versiones (vinilo estándar y coloreado) e incluyendo algún que otro single de coleccionismo, cds, decenas de camisetas (no exagero), figuras, pósters, unos cuantos libros (entre los que destacan las autobiografías de cada uno de los miembros del grupo y dos ejemplares del libro The Dirt de dos ediciones diferentes) además de un gigantesco tatuaje del grupo que llevo en mi espalda...


Gran tatuaje de Mötley Crüe en la espalda del autor de este artículo.


Así que nadie se puede imaginar el ansia que tenía por ver este film, después de haber leído el libro en el que se basa la película (Los Trapos Sucios, en español) dos veces, que es la autobiografía de la banda... Y máxime cuando, teniendo Netflix en casa, leí que se estrenaría precisamente en esa plataforma, sin pasar antes por los cines de nuestro país. A esto hay que añadir la gran curiosidad que tenía, y pese a que la elección del director de cine, Jeff Tremaine, no me convenció mucho cuando se dijo en su día (lo reconozco), la opinión de los propios miembros del grupo sobre la película era muy positiva. Pensé que si a los propios Mötley les había gustado, seguro que a mí también podría gustarme. Y eso pasó. Pero comencemos por el principio.


Figuras de Mötley Crüe (edición limitada) de Nikki Sixx y Vince Neil.


LA PELÍCULA

La película narra la historia de Mötley Crüe, una de las mejores bandas norteamericanas de hard rock y heavy metal que surgió en la década de los años 80 del siglo pasado. Lo bueno es que Mötley Crüe no es una banda cualquiera, sino que da mucho juego porque a sus miembros les ha ocurrido casi de todo. Y en el film, por supuesto que no aparecen todas las anécdotas, pero sí abarca prácticamente los momentos más importantes por los que atravesaron cada uno de los miembros del grupo.

La cinta es bastante fidedigna, pues los parecidos -sin llegar a ser perfectos- son bastante razonables (y eso que al principio yo no terminaba de ver muy claro al elenco de actores principales interpretando a los Crüe porque, en la vida real, no se parecen ni en el blanco de los ojos). Por ejemplo, rozan el sobresaliente los actores que representan a Vince Neil, Heather Locklear, David Lee Roth y Ozzy Osbourne. El parecido con el guitarrista Mick Mars es de notable, como el del actor que interpreta al baterista Tommy Lee, que, sin ser fiel al 100%, resulta muy aceptable, especialmente en las últimas tomas del film. El resto de parecidos como el de Nikki Sixx, tal vez no cumplan con las expectativas previstas de algunos, pero creo que superan con creces el aprobado.



Además de los parecidos, hay que tener en cuenta las interpretaciones que, a mí personalmente, me han parecido brillantes. Las escenas con David Lee Roth y Ozzy Osbourne, son la mar de divertidas. Esas y otras escenas de tipo similar contrastan, sin embargo, con otras muy dramáticas, como la del accidente de coche que conducía Vince Neil (en la que murió el baterista de Hanoi Rocks) o la muerte de Skylar (la hija de Vince) a consecuencia de un cáncer de estómago, escena que por cierto le parte a uno el corazón. Algunos detractores comentan que este tipo de escenas recuerdan a ciertos "dramones" que se emiten un domingo por la tarde. Sin embargo, tengo que decir que estos fueron momentos importantes en la historia de la banda, que, por cierto, se comentan en el libro (y no debemos olvidar que esta película está basada en la autobiografía de Mötley Crüe, titulada en español Los Trapos Sucios).

The Dirt se puede ver bastante bien sin que se haga pesada, y eso que dura una hora y cuarenta y ocho minutos (para ser exactos). Este es otro aspecto que debería valorarse, dado que esta tarea no debe resultar sencilla, y más en este tipo de películas (aunque a esto ayuda mucho el desfile de temazos de los Crüe, que se van sucediendo a lo largo del film).

Por último, es verdad que hay unos cuantos detalles del libro que no aparecen en el thriller, pero hay que ser realista y pensar que, para meter todos los detalles del libro en una sola película, se necesitaría el doble de duración y estaríamos hablando de un film que duraría más de tres horas y que podría resultar demasiado aburrido. Tal y como he comentado al principio, la película creo que abarca los momentos más trascendentales de los miembros del grupo y que se comentan en la autobiografía; si bien es cierto que algunos pensarán en la importancia de otros momentos que no aparecen, aunque esto ya sería cuestión de gustos...

Mi opinión es que estamos ante una película brutal, muy buena, que no creo que vaya a decepcionar a los fans del grupo y de obligada visualización para cualquier seguidor del hard rock y heavy metal, y una peli que podría entretener, además, al resto de los espectadores: es marchosa, entretenida, tiene buenas dosis de humor y también de drama... ¡Todo ello sin llegar a producir aburrimiento! Pero, independientemente de que pueda o no gustarte, creo que no te la puedes perder. ¡Saludos y eterna vida al hard rock y al heavy metal!

2 comentarios:

  1. en su tiempo me gustaron,pero la pelicula no la he aguantado ni a la mitad,la he tenido que quitar porque no paraba de pensar lo payasos y gilipollas que eran....prefiero quedarme con su musica

    ResponderEliminar
  2. A mi como personas no me gusta cómo eran. Ahora bien, hay que reconocer que pocos músicos como ellos, son capaces de contar sus miserias. Seguro que a muchos grupos les han ocurrido cosas parecidas e incluso habrán hecho cosas muchísimo peores y que no sabemos porque no las han contado y, sin embargo, a los Crüe se les ve venir porque gracias a The Dirt ya sabemos cómo son.

    ResponderEliminar