domingo, 9 de diciembre de 2018

Las mejores películas de 1967 - Lo mejor del cine de ese año


por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



Un buen año este 67. Es evidente que no nada en la excelencia media de otros, pero tiene un gran número de clásicos que conocerán buena parte de los cinéfilos medios, películas que han trascendido y siguen tan vigentes como el primer día. Luego, el resto, baja ostensiblemente, pero hay gratas sorpresas para disfrutar y reivindicar en estos años de aparente letargo que ya quisiéramos en la actualidad.


---------------------------------


Las mejores películas de 1967
(lo mejor del cine de tal año)


ACCIDENTE, de Joseph Losey. 

Estupendo y sutil título de Losey, un director que iba contracorriente y que no me cansaré de reivindicar.


ADIVINA QUIÉN VIENE ESTA NOCHE, de Stanley Kramer. 

Un tremendo éxito en su día. Paradigma de la tolerancia progre, son indudables sus buenas intenciones, pero es un trabajo en el que todo rezuma hipocresía… Para que te acepten como negro en una buena familia debes ser un intachable muchacho, estudiado, formalísimo y educado… Y aún así, ojito…




¡AL FUEGO, BOMBEROS!, de Milos Forman. 

La última película de Forman antes de llegar a América, una comedia que recibió una nominación al Oscar.


A LAS NUEVE CADA NOCHE, de Jack Clayton. 

Nos regala Jack Clayton esta enrarecida película, perturbadora, oscura, fascinante. Un título que merece la pena reivindicar.


A QUEMARROPA, de John Boorman. 

Referente del nuevo cine negro con mucha influencia de la Nouvelle Vague. En su tiempo supuso un estilo novedoso y original que revitalizó el género. Gran juego con el sonido el realizado por Boorman. Con todo, queda muy lejos de los grandes clásicos.





A SANGRE FRÍA, de Richard Brooks. 

Obra maestra de Brooks, que adapta la excelente novela de Truman Capote con absoluta maestría. Un retrato frío, perturbador y real, de una profundidad deslumbrante.


ATAQUE AL CARRO BLINDADO, de Burt Kennedy. 

Entretenido Western, que sin ser nada del otro mundo da para pasar un agradable rato.


BELLA DE DÍA (BELLE DE JOUR), de Luis Buñuel. 

Obra maestra de Buñuel en la que el director da rienda suelta a todas sus obsesiones y fetichismos. La insatisfacción y sus manifestaciones mostradas con extraordinario talento.


BONNIE & CLYDE, de Arthur Penn. 

Sensacional clásico. Una de las grandes cintas de Penn. Un thriller cruel, violento, fatalista, romántico… retrato de las consecuencias de la Gran Depresión y de la figura del forajido. Una joya.




CAMELOT, de Joshua Logan. 

Sí, el mito artúrico en un musical. Una simpática rareza que tiene muchos y buenos alicientes.


DESCALZOS POR EL PARQUE, de Gene Saks. 

Encantadora comedia, joya del género, francamente divertida y simpática, que hizo de la pareja protagonista (Redford-Fonda) dos iconos de la comedia romántica. Magnífica adaptación de la obra de Neil Simon con un gran Charles Boyer. Muy recomendada.


DOCE DEL PATÍBULO, de Robert Aldrich. 

Obra maestra del bélico. Aldrich tenía para todos los géneros. Un reparto inigualable, una historia magnífica, una narrativa perfecta, una integración de elementos magistral…


DOS EN LA CARRETERA, de Stanley Donen. 

Joya de Donen, uno de los grandes retratos sobre el desgaste en pareja, el verdadero amor, el matrimonio, el compromiso… Toda una obra maestra. Profunda, madura, divertida, desencantada, luminosa… Impagable Albert Finney y maravillosa Audrey Hepburn.



DOS O TRES COSAS QUE YO SÉ DE ELLA, de Jean-Luc Godard. 

Con sus semejanzas con “Belle de Jour”, aunque lejos de la obra de Buñuel, un nuevo título de Godard inmerso en la Nouvelle Vague.


EDIPO, EL HIJO DE LA FORTUNA (EDIPO REY), de Pier Paolo Pasolini. 

Actualización de las obras de Sófocles por Pasolini, en la que incluye muchas de sus obsesiones.


EL ABUELO ESTÁ LOCO, de Robert Stevenson. 

Encantadora cinta Disney dirigida por uno de sus clásicos y protagonizada por Walter Brennan. Ideal para los más pequeños.


EL BAILE DE LOS VAMPIROS, de Roman Polanski. 

Joyita de Polanski que parodia con aciertos los tópicos vampíricos para darles una vuelta de tuerca. Logra funcionar en sus elementos cómicos y en los intrigantes.




EL GRADUADO, de Mike Nichols. 

Soberbio título de Nichols, un gran éxito en la época que no dejó indiferente a nadie. Dustin Hoffman está sensacional, pero lo de la perturbadora Anne Bancroft es otro nivel. Además tenemos a Katharine Ross y a Simon & Garfunkel.





EL INCIDENTE, de Larry Peerce. 

Extraordinario título independiente, lamentablemente poco conocido, que sirve de magistral metáfora sobre la América de la época. Asfixiante, perturbadora, claustrofóbica. Muy recomendada.


EL LIBRO DE LA SELVA, de Wolfgang Reitherman. 

Uno de los grandes clásicos de la animación. Raro será que no la conozcas o no la hayas visto. Es la versión más famosa entre las adaptaciones realizadas a la obra de Kipling. Y sus canciones aún suenan.




EL MÁS VALIENTE ENTRE MIL, de Tom Gries. 

Un estupendo Western crepuscular protagonizado por Charlton Heston. Una mirada serena que merece la pena disfrutar.


EL SILENCIO DE UN HOMBRE, de Jean-Pierre Melville. 

Obra maestra del Cine Negro moderno. Melville logró un icono referenciado e imitado en cientos de ocasiones. El asesino a sueldo solitario… que se humaniza. Impecable Alain Delon. Absolutamente imprescindible para todo cinéfilo.


EL EXTRANJERO, de Luchino Visconti. 

Adaptación de una obra de Camus por parte de Visconti e interpretada por Marcello Mastroianni. Un título interesante, aunque quizá no de lo mejor de sus responsables.


EN EL CALOR DE LA NOCHE, de Norman Jewison.

 Otro gran éxito en su época. Magnífico thriller rural y sureño que se adentra con inusitado acierto en el racismo inherente de muchas poblaciones de la América profunda. Excepcionales trabajos de Steiger y Poitier.


FINAL FELIZ (HAPPY END), de Oldrich Lipský. 

Cinta atípica, experimental, narrada al revés, que ríete tú de Memento. Un título de gran prestigio, perteneciente a esa Nueva Ola de cine checo que dio trabajos más que interesantes. Para cinéfilos curiosos.




FRANKENSTEIN CREÓ A LA MUJER, de Terence Fisher. 

Aunque no sea una de las mejores ni más conocidas versiones del mito, es un buen trabajo de la Hammer y de Fisher.


LA CHINOISE, de Jean-Luc Godard. 

Godard con otro título experimental y más o menos comprometido, si bien no es de sus cintas más conocidas ni reputadas.


LA COLECCIONISTA, de Éric Rohmer. 

Rohmer y sus historias de parejas, enredos amorosos y profundidades psicológicas. Un buen título del cineasta francés.




LA HORA 25, de Henri Verneuil. 

Buen drama ambientado en la 2ª Guerra Mundial. Una historia interesante y bien narrada donde lo importante son los personajes y sus sentimientos como motivación.


LA LEYENDA DEL INDOMABLE, de Stuart Rosenberg. 

Obra maestra con un majestuoso Paul Newman. Uno de esos títulos que dejaron momentos para la antología del Séptimo Arte. ¿Tomarse 50 huevos en una hora? Todo es posible. Paul se zampó más de 20 para la memorable escena. Una película sobre la nada, la placentera nada, lo insustancial o innecesario, que muy a menudo es lo mejor de esta vida. Y sobre la pura independencia, que tan difícil es de aceptar.


LA MATANZA DEL DÍA DE SAN VALENTÍN, de Roger Corman. 

Un aceptable título en el que Corman se sumerge en el mundo de la mafia y los gángsters. El maestro de la serie B saliendo de sus títulos de terror y fantásticos.





LA MUERTE LLAMA A LA PUERTA, de Curtis Harrington. 

Interesantísimo y desconocido título que encantará descubrir a los que gusten de los terrores psicológicos y los thrillers retorcidos. Muy interesante.


LA NOCHE DESEADA, de Otto Preminger. 

Buen drama de Preminger que se ve con interés. No es de lo mejor de su carrera, que en este punto tiene muchos menos títulos notables, pero merece reconocimiento.


LAS SEÑORITAS DE ROCHEFORT, de Jacques Demy. 

Otro maravilloso musical de Demy, este homenajeando a los grandes de Hollywood.


LOS PRODUCTORES, de Mel Brooks. 

Comedia de Brooks que quizá ahora no haga tanta gracia, pero que sigue resultando simpática. Un buen entretenimiento.





LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO, de John Schlesinger. 

Buen drama romántico este de Schlesinger con un gran reparto y que adapta con gran acierto la novela de Thomas Hardy.


LOS ROJOS Y LOS BLANCOS, de Miklós Jancsó. 

Cinta húngara ambientada en la Revolución Rusa, un título más que notable que seguro muchos no conoceréis por su procedencia. Buena dirección.


MARAT/SADE, de Peter Brooks. 

Interesante cinta en la que Brooks adapta con talento la obra de Peter Weiss, donde se dan cita el marqués de Sade y los conflictos políticos de la época en relación a una función teatral en un sanatorio mental.





MARKETA LAZAROVÁ, de Frantisek Vlácil. 

Otro potente título checo, cinematografía que estaba en auge. Ambiciosa propuesta artística, experimental, que nos lleva a la Edad Media y la rivalidad de dos clanes familiares.


MOUCHETTE, de Robert Bresson. 

Magnífica película de Bresson que retrata los avatares de la adolescencia en entornos traumáticos. Un gran título dentro de su tema.





MUJERES EN VENECIA, de Joseph. L. Mankiewicz. 

Encantadora comedia de Mankiewicz, juguetona y reflexiva, chispeante y sorprendente. Una pequeña debilidad, como casi todo lo del director. Perfecta mezcla de intriga, comedia y drama.


NUBES DISPERSAS, de Mikio Naruse. 

Otro gran drama de Naruse. Sutil indagación en el dolor, el sentimiento de culpa, el perdón… Una joya.


PEPPERMINT FRAPPÉ, de Carlos Saura. 

Peculiar cinta de Saura con un gran trabajo de los actores protagonistas, aunque, desde luego, no es para todos los públicos…





PLAYTIME, de Jacques Tati. 

Otra de las joyas cómicas de Tati, una larga cinta llena de humor sutil y entrañable. Lo único malo es que sus dos horas y media cansen al espectador perezoso.


¿QUÉ SUCEDIÓ ENTONCES? (QUATERMASS 3), de Roy Ward Baker. 

Simpática cinta de terror y Ciencia Ficción británica que cerraría una trilogía comenzada 12 años antes. Una rareza apreciable.


¿QUIÉN LLAMA A MI PUERTA?, de Martin Scorsese. 

La ópera prima del gran Martin Scorsese. Es una cinta casi olvidada, pero mucho más notable de lo que algunos creen. Un gran documento.


REBELIÓN EN LAS AULAS, de James Clavell. 

Un gran clásico del cine docente y de alumnos problemáticos. Fue un exitazo en su época, donde Poitier realizó uno de sus trabajos más conocidos.





REFLEJOS EN UN OJO DORADO, de John Huston. 

Huston, Brando y Elizabeth Taylor… Casi nada. Un buen drama sureño que, en realidad, podría haber dado para más. Muy notable, en cualquier caso.


SAMURAI REBELLION, de Masaki Kobayashi. 

Obra maestra del cine de samuráis… y de lo que sea. Otra genialidad de Kobayashi que si algún cinéfilo no conoce ya está tardando en ponerse a ello. Imprescindible.





SOLA EN LA OSCURIDAD, de Terence Young. 

Joya absoluta. Una intriga excepcional que me enamoró cuando la vi de pequeño. Una cegada Audrey Hepbun combatiendo contra unos desaprensivos. No se la pierdan. Recomendadísima.


UN HOMBRE, de Martin Ritt. 

De nuevo Paul Newman, en esta ocasión en este buen título de Ritt, que adapta a Elmore Leonard. Un notable Western.


UN MILLÓN EN LA BASURA, de José María Forqué. 

Una capriana cinta de Forqué donde también se aprecian toques neorrealistas. Una película bonita que es ideal para estos tiempos navideños.





WEEKEND, de Jean-Luc Godard. 

Las hacía como churros, claro… Otra de Godard, que aquí adaptaba a Cortázar, donde el director da rienda suelta a sus experimentos para centrarse, una vez más, en las crisis burguesas.

2 comentarios:

  1. Que gran listado te mandaste hacer. Mi favorita sin lugar a dudas Bella de Día. También he visto muchas de las otras como El Graduado, El Extranjero, Bonnie and Clyde, Adivina quien viene de noche, Camelot, Edipo, Dos en la carretera, El libro de la selva y Quien llama a mi puerta. Hay otras películas que no conozco como la de La Coleccionista, Los Productores y la de Mouchette que desde ya me las anoto. Por cierto, me colé hasta acá desde el blog de Cuando el arte ataque.
    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra, Johnny, que te sirviera y gustara. Un saludo.

    ResponderEliminar