domingo, 16 de diciembre de 2018

Crítica de "Repo! The Genetic Opera" (Darren Lynn Bousman, 2008): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Voy a hablaron hoy, queridos piltrafillas, de Repo! The Genetic Opera, una cinta con profusión de efectos digitales dirigida por Darren Lynn Bousman que se estrenó en la pasada edición del Festival de Sitges y que pasó por las pantallas –si es que lo hizo, ahora no recuerdo- sin pena ni gloria. Su argumento –a los sones de canciones hard rock con leves pinceladas industriales- nos cuenta cómo en un futuro no tan lejano una epidemia de fallos orgánicos causa millones de muertos en todo el planeta.






Pero, ante el caos, una compañía biogenética llamada GeneCo ofrece la solución: nuevos órganos para todo aquel que pueda permitirse el precio. GeneCo ofrece incluso financiación a medida, lo malo es que la compañía no permite que sus clientes incumplan los plazos, por lo que –en tal caso- está facultada para recuperar los órganos. Por supuesto –tal como cantan en una escena- todo mercado genera un submercado y no tardan en aparecer aquellos que roban los órganos de cadáveres para rehidratarlos y poderlos vender a mejor precio.






La película –envuelta en un ambiente gótico y tenebroso- nos habla de la familia Largo y de su cabeza de familia –el creador de GeneCo- así como de Repoman, el sanguinario e implacable tipo que se ocupa de recuperar los organos de los desgraciados que no pueden hacer frente a los pagos. Todo se complica cuando el patriarca cae enfermo y se ve en la tesitura de decidir cual de sus hijos –a cual más inútil- heredará la empresa familiar. Quizás lo mejor será pensar en otra opción. En fin, amiguitos, distraída, muy bien hecha a nivel técnico y con una banda sonora bastante digna. Si queréis ver algo diferente a lo que se puede ver en las pantallas de nuestro país en la actualidad, dadle una oportunidad a Repo! The Genetic Opera. Piltrafillas, auguro que de aquí a unos años se hablará de esta película como de una cinta de culto.






Por cierto, no sé si sabéis que una de las protagonistas es Paris Hilton. Bueno, olvidadla. La inclusión de su nombre en el elenco de actores de la película fue una operación promocional como la copa de un pino. Su participación en la cinta es bastante testimonial y falta de importancia. A modo de comentario al margen, deciros que la lista de músicos participantes en la confección de la banda sonora es inmensa, por lo que sólo os nombraré a un par: Blasko –bajista que ha trabajado con Rob Zombie y Ozzy Osbourne- y el guitarrista Richard Fortus, que en 2002 se unió a Guns n’ Roses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario