lunes, 24 de septiembre de 2018

The Crunch - Brand New Brand (2015): Crítica review


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW





Y The Crunch volvieron. Lo hicieron Sulo y compañía dos años después de su debut atacando con este Brand New Brand que hoy os reseñamos. Un disco, por cierto, autofinanciado y producido por ellos mismos, con un sonido mucho más limpio que su primero Busy Making Noise, y un peldaño por debajo de este.

Tras el paso de Diamond Dogs en septiembre de aquel año por España presentando nuevo disco pensé que The Crunch quedarían un tanto aparcados, pero el veneno del Rock'N'Roll corre por las venas de Sulo y le impide parar un solo momento. Una superbanda nacida para amenizar la presentación de un libro parece ser, cada vez más, un proyecto estable y duradero.




Brand New Brand apenas presentó novedades respecto a su disco debut. La única novedad que se podría destacar fue la incursión definitiva de Idde Schultz a los teclados y, sobre todo, a las voces y coros. Un fichaje de peso ya que la influencia de Idde se nota a lo largo de todo el disco ya sea con sus arreglos de teclados o a las voces, que se complementan a la perfección con la de Sulo. No le iba nada mal un cierto toque femenino a The Crunch entre tanto componente masculino de la vieja escuela punk: Micky Feggus (Cockney Rejects), Terry Chimes (The Clash) y Dave Tregunna (Shame 69).

Lonely Beat Of The Heart es la canción que abre el disco, con un sonido muy Blondie y un estribillo muy a lo Bruce Sprinsgteen.




Neon Madonna fue el single elegido para presentar el disco. Un tema con aires reggae y que suena muy a The Clash, como ya pasaba con algunos temas de su disco debut. La verdad es que el registro a lo Joe Strummer le sienta muy bien a Sulo. La pegajosa Banner Of Faith incluye un pequeño guiño a Lou Reed en la parte final de la canción. Solid Rock Steady es un tema cantado íntegramente por Idde que suena a la mejor época de The Runaways.




Return To Form y Go Back To Go son canciones directas, con mucha garra y fuerza, donde se puede entrever un poco ese espíritu punk de algunas de las bandas en las que militaron los componentes de The Crunch. Aunque esta no es la tónica general ya que el disco está plagado de medios tiempos con aires muy pop. Eso sí, con grandes estribillos que se te quedan grabados a fuego como los de Barricade Blues, 25 Hours A Day, Brand New Brand o Seeing Is Believing.

Doce nuevas canciones, más cerca del power-pop que del punk, con buenas melodías que harán que vuelvas a pinchar el disco una y otra vez. Si The Crunch tocan cerca de tu ciudad no lo dudes, sus canciones ganan mucho más en directo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario