martes, 3 de enero de 2017

Deep Purple - Made In Europe (1976): Crítica review


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




Ya sabréis que se trata de una eterna y siempre entretenida discusión entre los fans de Deep Purple: “..y tú de que eres más, de MKII o de MKIII?”. ¡Cuántas horas de disertaciones y conjeturas alrededor de este tema! La verdad es que la saga Purple es una de las más prolíficas del rock y de una calidad siempre fuera de toda duda. Personalmente nunca sé por qué formación decantarme; depende del día, la verdad. Cuando suena Machine Head o In Rock afirmo rotundamente que la formación definitiva de Purple es la del MKII…pero el día que me da por pinchar Stormbringer o Burn no puedo más que deshacerme en elogios ante los juegos vocales de Glenn Hughes y David Coverdale. Así pues, difícil elección, pero lo que esta claro es que somos los fans los que hemos salido ganando con tantas horas de buena música.




Tras la más que previsible separación definitiva del grupo en julio de 1976, con la formación MKIV (es decir con el malogrado Tommy Bolin a las guitarras), la discográfica EMI se puso en marcha rápidamente para sacar todo el rédito que pudiese del nombre Deep Purple.

Así pues, ese mismo año, EMI editó este Made In Europe de la formación MKIII, es decir: con Jon Lord a los teclados, David Coverdale a las voces, Glenn Hughes también a las voces y bajo, Ian Paice a la batería y Ritchie Blackmore a las guitarras.

Un directo grabado en tres fechas de la gira europea de 1975: Graz (Austria, 3 de abril de 1975), Saarbrucken (Alemania, 5 de abril de 1975) y París (Francia, 7 de abril de 1975) que incluye tan solo 5 temas.




Burn es el tema que abre el disco. Tras el susurrante “rock’n’roll” de Coverdale, Blackmore se lanza con uno de los riffs definitivos y más distintivos del MKIII. Burn es quizás el tema que mejor condensa toda la esencia de esta formación, donde las voces de Hughes y Coverdale se complementan a la perfección. El solo clásico de Blackmore y Lord es antológico. Mistreated es el momento estelar de Coverdale demostrando que, con su tono más sensual, es el mejor de los interpretes para este exquisito tema. La guitarra de Blackmore suena aquí más mágica y sentida que nunca. Realmente el sonido Blackmore es único.

La rápida Lady Double Dealer cierra la primera cara.




Jon Lord se encarga de abrir la segunda cara del disco, con su mítica introducción a los teclados, intercalando fragmentos de música clásica y jugando con el público para dar paso a You Fool No One. Es en este tema donde Ian Paice aprovecha para lucirse con su solo de batería y Blackmore nos encandila con punteos elegantemente blusies. Una delicia.

El disco lo cierra otros de los temas emblema de esta formación: la poderosa Stormbringer.

Este Made In Europe es una buena muestra de lo que fueron Deep Purple con esta formación en directo, pero hubiesen merecido un doble disco con un concierto integro ya que cinco temas saben a muy poco. Cosas de las prisas de las discográficas para poder sacar el máximo de dinero posible de un grupo con un futuro incierto.

El nombre del disco además no ayuda mucho, ya que siempre se ha comparado injustamente este Made In Europe con el Made In Japan del MKII.

Visita el blog The Outlaw

5 comentarios:

  1. joder toda la vida escuchando deep purple y me has vuelto loco con lo de MKI MKII MKIII y demás mk.,he tenido hasta que buscarlo por internet de que coño era eso.Y con la mano en el corazon, en la vida he visto a nadie discutir de Deep Purple de esa manera.Con lo facil que es decir cuando estaba gillan,cuando estaba coverdale...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los MKs de DP son cosa sabida, máster. Saludetes.

      Eliminar
    2. pues seré el único ignorante de los maks,y como dije hasta tengo un amigo a muerte fanático de purple y jamas he oido este tipo de maks....de todas maneras uno siempre se acuesta con saber algo nuevo no?

      Eliminar
  2. lo explicas muy bien, ojalá hubiera sido doble este álbum. Yo entre este y el Made In Japan me quedo con los dos, qué cojones. De los mejores grupos que he escuchado jamás. Saludos!

    ResponderEliminar