lunes, 14 de noviembre de 2016

Metallica - Hardwired... To Self-Destruct (2016): Crítica del disco review


Erick Delgand





En este momento el mundo se ha detenido, no gira, no trabaja, no respira...el mundo se acaba de dar cuenta de que acaba de salir el nuevo disco de Metallica. Amigos del metal, abróchense los cinturones, destapen una cerveza bien fría y suban el volumen de sus equipos, que va a empezar el espectáculo.

Como buen hijo de este mundo del metal, ¿quién no se ha criado con Metallica? Aquellos tiempos en los que descubrí el Kill em All, por primera vez, nada más salir por Europa, y totalmente desconocidos aún por España. De visita por la capital francesa, escuché los primeros compases de esta Biblia del thrash metal, el Kill,em All, de la cual ya se ha dicho todo lo que se ha podido decir de ella, y de la cual, en una radio de la dicha capital, de casualidad, mis oídos se percataron de qué leches era eso y quiénes eran.




Pasó mucho tiempo después de que pude conseguirlos por Music For Nations y descubrir los ya muy preciados METALLICA, con su acné en la cara y sus pintas demoledoras de thrashers melenudos de la época.

Pero ese fue mi bautismo con Metallica, recién salido del horno con su primer LP, y lo que aconteció después en su carrera es historia del metal. Historia ya entre los grandes de todos los tiempos e indiscutibles en sello propio.

Propio porque Metallica solo suena a Metallica, y aunque muchos han intentado rozar la línea de imitarlos, nadie jamás lo ha conseguido, al igual que pasa con todos los grandes del rock.

Pero, ¿a qué viene todo este rollazo? Viene a que uno se cansa, a lo largo de su carrera, el tener escuchar por parte de la crítica que ya no son como antes, que ya no hacen thrash, que ya no son lo mismo, etc., etc. Metallica, hagan lo que hagan, son ¡los putos Metallica!, ni más ni menos, y hasta el peor disco de ellos {que tienen un par de ellos} supera con creces cualquier buen trabajo de otras bandas conocidas y consolidadas en este mundo del metal.




Son de por sí el grupo más sagrado en el planeta Tierra, en el que tienen unos fanáticos detrás de ellos que cualquier nota que tocan la flipan, les mola y la disfrutan con la cabeza sin ningún tipo de queja. Jamás hablan mal de ningún componente, jamás les importa si se cortan el pelo ,fuman puros o se pintan los ojos... no les importa si el disco suena como el culo o si es más heavy y más suave que el anterior. Un verdadero fanático de Metallica ve en Metallica que son los putos amos del mundo.


Que el Jason Newsted era la hostia; pues no lo era, pero como estaba en Metallica lo era y lo es. Que el Cliff Burton era el dios del bajo; pues tampoco lo era, lo único que hacía bien era tocar el bajo con los dedos y no con púa y tener esas pintas tan molonas de hippie de los 60. Que el Dave Mustaine era un mamón; pues no lo era, era la puta hostia con la guitarra y lo sigue siendo, y gracias a él tenemos a Megadeth, y el metalero más auténtico que ha pasado por Metallica. Porque Dave Mustaine era un pasado mental que, aparte de tocar y componer de puta madre, se ponía hasta el culo de drogas y rockanrol, lo que le convertía en un verdadero roquero de la calle, vamos que de pura cepa y sangre.

Luego Kirk Hammet para los fanáticos de Metallica sin ninguna duda es el mejor guitarrista de todos los tiempos, es tal la afirmación que siempre sale el primero o el segundo mejor guitarrista en la revista Guitar Player, pero no porque lo sea sino porque las hordas de fanáticos de Metallica no dudan en votar por él y por los suyos en cualquier lista de votación que sale en dichas revistas.




Lars Ulrich, aunque sus actuales pintas parecen las de un indigente hurgando en los contenedores, es el otro puto amo del mundo de la batería. Para un fanático de Metallica, tampoco hay ninguna duda de ello, aunque sea como una mosca cojonera el tipo, que solo hay que verle en los making of de cualquier grabación o concierto: es el que deja muy claro que el que manda en el grupo es él, y que cuando graba un disco el que tiene la última palabra es él, y nadie en este mundo tiene los cojones de llevarle la contraria, y aunque ahora su forma de tocar sea más que mediocre,o mas bien de lo mas normalito del mundo,no se puede discutir con el defensor de Metallica que afirme tal sacrilegio, que te mandan al infierno a ti, a tu madre y a toda tu familia. Vamos, que hay que tener un par de huevos para decir algo que es obvio para muchos, pero que para la gran mayoría, Metallica es Metallica, y no les toques los cojones porque las ofensas van a mayores.

James Hetfield es el tipo con carisma, ritmo y compositor numero 1 del grupo, y aunque ahora me haga baladas, he de decir que él es Metallica, y sin él, este barco se hundía más rápido que el Titanic. Y el último miembro en llegar a Metallica, el Trujillo, pues que es un pedazo de bajista y de profesional, que sabe muy bien cuál es su puesto en el grupo y que sabe que, si estás cerca de Lars Ulrich, lo mejor es ver, oír, callar y reírte por si las moscas, no vaya a enfadarse contigo y te baje del barco mas rápido que el Speedy Gonsález. Todo un profesional con una carrera admirable, el tipo.

Después de un breve resumen, de opiniones muy personales, lo que está muy claro y lo digo en voz alta es que Metallica son la hostia; la hostia de buenos y cuando incluso lo hacen un poquito peor siguen siendo la hostia.




Empecemos a hablar del disco:

La portada del disco, aunque no sea una pasada, es de las mejores que han hecho, porque, si uno repasa las portaditas de Metallica, son más bien en general patéticas; por citar Load, Reload, St Anger, Dead Magnetic... vamos, que todas son de lo más mediocres y encima tuvieron que pagar a algún diseñador por ellas, al menos en esta, el diseñador en vez de trabajar 30 minutos en una portada mala, aquí se ha complicado hora y media, siendo malilla, pero no cutre como sus antecesoras.

Hardwired... to Self-Destruct es el décimo álbum de estudio (y decimotercero en su discografía) bajo su propio sello Blackened Recordings.

Luego de que los integrantes de Metallica consiguieran los derechos de toda su discografía, incluyendo los de sus producciones audiovisuales, tomaron la decisión de crear Blackened Recordings, su propio sello discográfico.




La primera publicación bajo esta firma seria el DVD/Blu-Ray Quebec Magnetic. El trabajo es un registro realizado en Canadá el año 2009 .

Greg Fidelman es el productor,ingeniero y el mezclador de la obra,el muchacho se ha comido todo el trabajo del álbum, ya que en su anterior trabajo Dead Magnetic solo fue el ingeniero del disco.

El disco ha salido en formato doble y en formato triple la edición deluxe.

El disco nos abre con la ya conocida Hardwired, que sirvió de promoción del álbum en el anterior agosto, y ya nos ofrecían una pincelada de lo que sería el álbum por aquel entonces.

En seguida notas su semejanza en sonido con lo que vino a ser Dead magnetic, una canción típica de Metallica, no tan complicada en estructura,e l típico solo de Kirk que nos tiene acostumbrados, pero con un detalle: no utilizó wua wua. A muchos les fascinó y gritaron al viento todos los fanáticos eso de.... POR FIN UNA CANCIÓN THRASH.




Atlas rise fue el tercer single de promocción, lanzado el 31 de octubre, quizás la más floja de los tres lanzamientos promocionales, pero muy molona, con toques Iron Maiden que le hacía algo distinta. El mismo puñetero solo de siempre por parte del Kirk Hammet, falto de todo, feeling, agresividad, pero no de waa waa { Al ver los making of...te preguntas si realmente Ulrich le dice hasta cómo hacer los solos de guitarra o no; yo la verdad es que creo que sí.} Una canción pegadiza en cuanto la oyes 3 o 4 veces y muy agradable en esos toques como dije antes... a lo Maiden.

Now That Were Dead: con un ritmo pesado y unas castañuelas o zapateo de fondo, despega con un ritmo pegadizo muevecabezas, un tema idóneo para calentar con Metallica, muy en la onda del Black Album, buenísimo el final.

Moth into Flame fue el segundo single elegido por Metallica, para promocionar su álbum, el mismo día del aniversario de Cliff Burton dejó este mundo para irse al cielo con los grandes de la música a los que tanto añoramos.




La canción superó a su anterior single promocional,una pasada de caña a la vieja usanza en la que todos nos quedamos encantados de que estos tipos nos regalaran lo mejor que saben hacer: thrash. Un tema con latiguillos a la conocida Escape del álbum Ride the lightning.

[Cuando vi el video y noté de Kirk Hammet su color de piel, que es cada vez más oscura, me pregunté de dónde son sus raíces, e indagando, no tiene raíces africanas, pero el tipo cada día es más oscuro en tonalidad, a no ser que le pegue mucho al Solarium, cosa que no creo, porque la moda ya lo dejó Julio Iglesias muy atrás].

Dream No More se asemeja a Sad but true, tiene un aura parecida, un ritmo oscuro con dejadas rítmicas guitarreras; suena completamente a la época del Black álbum.

Halo On Fire, pues sí, una medio balada, como ya están acostumbrados a regalarnos en sus trabajos, con una voz por parte de Hetfield, extraña y cariñosa. Vuelven a la sencillez compositora, un tema fácil pero atrapante.




Confusion comienza casi igual a la archiconocida I,m Evil, pero descaradamente, copiándose a sí mismos, seguido de un riff de la época de And justice for all, la canción en estructura mola, dejando rienda suelta a Kirk, para que disfrute con unos buenos solos, aunque ofreciendo lo de siempre. No está mal.

ManUNkind: un comienzo totalmente extraño, con solo el bajo de Trujillo y una melodía de guitarra. Rompiendo con un ritmo muy zeppeliano en la base rítmica, es rompedor porque el tema entero es antiMetallica en estructura y sonido. De mis preferidos del álbum.

Here Comes Revenge: Otra copia de sí mismos; esta vez For Whom The Bell Tolls es la elegida como apertura del tema, aunque se pone más interesante y más cuanto más avanza el tema ,se convierte en una parte de despegue del Enter Sandman, con un ritmo muy pegadizo, totalmente otra vez en la época del Black álbum, muy del gusto de nostálgicos de aquellos 90.




Am I Savage? tiene mucho de las épocas del Load y Reload, aunque mejor, tiene ciertas partes muy extrañas e interesantes en el tema que le da un carisma especial.

Murder One no está mal, pero también está llena de latiguillos de la buena época de Metallica, pero más vinculados al Black álbum.

Spit Out The Bone es LA BRUTAL DEL ALBUM, es Slayer con una mezcla del Fight Fire with Fire, para romper tímpanos y cabezas, me ha encantado. Es cojonuda, casi la mejor del disco.

Kill,em,all fue la Biblia del thrash, el Ride the Lightning, el mejor disco de ellos, el Master of Puppers, el reinado del mejor grupo del planeta tierra, el And justice for all creó un estilo sin precedentes en cómo hacer ritmos simples y brutales, el álbum negro el cómo hacer un disco para todo dios, aunque no seas heavy y el resto de sus trabajos, modas pasajeras de su tiempo, que aunque ya no eran lo mismo, seguían siendo los putos Metallica. Quizás los más grandes del Planeta, y lo más grande en sonar únicos. Metallica es una parte indiscutible en la vida de cualquier metalero, eclipsando a lo más grande del metal y aunque le cueste a muchos decirlo ¡A mí me gusta Metallica!

6 comentarios:

  1. Mola ver críticas pasionales de vez en cuando, si señor. Salud!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto esta reseña, digo, tal como lo había dicho James "Nos importa una puta mierda lo que opinen los que nos odian de nosotros", y siento ese concepto dentro de todo este album, temas pezados, rapidos, potentes, y hasta temas "load"eros, tienes de todo para que nadie se queje, ellos ya son una de las bandas mas grandes del mundo, y van a hacer los que se les salga de las bolas, si eso te gusta, escuchalo, si no, pues bueno tampoco hay problema, hay que ser algo agradecido por que sigan sacando material, material mucho mejor en comparacion a bandas contemporaneas de hoy en dia...

    ResponderEliminar
  3. Sin duda un review hecho con la camiseta muy puesta, pero lo respeto. En mi opinion ( y tambien soy fanatico de la banda ) , sin esperar otro "Master", a los mejores siempre se les pide algo de acuerdo a su status de reyes. Para mi el disco llega hasta el 4to tema, despues se asiste a una sucesion de temas poco contundentes, alargados hasta el hartazgo , lo que le hacen perder empaque y contundencia. Algunos in-crescendo muy poco inspirados y bastantes medios tiempos a los cuales les falta "algo" ( el mejor espejo en esto es Youthanasia de Megadeth, una cátedra al respecto ). Esperar 8 años para esto y no se cuantos para lo que viene...siempre serán los iconos del thrash pero en esta pasada me decepcionaron.

    Guillermo

    ResponderEliminar
  4. han lanzado todas las canciones del disco en videoclip,gracias metallica,eso lo tenian que hacer todos.

    ResponderEliminar
  5. el primer disco es muy interesante y contundente, el 2do me dio sueño con sus ritmos de load y sus tiempos largos que no van a ninguna parte, debieron hacer un disco de 8 u 9 y ya, q malos confusion, manunkind, am i savage?, y murder one, 6,5/10

    ResponderEliminar