sábado, 21 de noviembre de 2015

Opiniones controvertidas y curiosas sobre "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)



por Tony Soulman
del blog Escuchate esto!




Allá por 1991 un muchacho llamado Quentin Tarantino, que trabaja en un videoclub, escribe un guión y quiere llevarlo a la pantalla grande. Quentin busca desesperadamente que su policial negro, llamado Perros de la Calle (Reservoir Dogs), se conozca y despierte el interés de alguien. Por intermedio del productor Monte Hellman, Harvey Keitel escucha acerca de ese proyecto con claras reminiscencias a Casta Malditos, de Stanley Kubirk, algo de Sam Pekimpah, John Woo, y mucho cine Hong Konés, y quiere ser parta de él. El resto, es historia conocida. 



A continuación, reproducimos algunas declaraciones de los protagonistas de este film que marcó a fuego la década del 90.

Quentin Tarantino (guionista, director y actor): "De golpe, ya no éramos más dos chavales desconocidos con un guión...éramos la banda del nuevo proyecto de Harvey Keitel. Por supuesto yo me sabía de memoria cada una de sus líneas en Calles Peligrosas y Taxi Driver. Pero para qué mentir: no escribí el papel para Harvey. Siempre pensé que terminaría haciéndolo mi tío Pete o algún amigo".




Harvey Keitel (actor y productor): "Lo que me gustó del guión fue que ofrecía una nueva manera de ver ciertos temas clásicos, como la traición, la camaradería, la confianza y la redención. Me impresionó especialmente el código hemingwaiano que regía a los personajes en un mundo sin sentido. Así que llamé a Bender y le dije que estaba dispuesto a ayudarlos".

Monte Hellman (productor ejecutivo): "Se empezaron a barajar nombres para el elenco. George Clooney, por ejemplo, Samuel Jackson, y James Woods, son algunos de los que fueron una opción".

James Woods (actor): "Los productores llamaron a mi agencia y pero los hijos de puta de la agencia nunca me avisaron porque no querían que yo aceptara ningún papel por menos de cincuenta mil".




Edward Bunker (exconvicto, escritor de novelas policiales y actor): "Toda la parte criminal es sencillamente ridícula. Todo eso de los tipos vestidos igual, tomando el desayuno en un fast food, hablando de Madonna...y ni hablar del delirio de Mister Pink y esas estupideces...creo que todo esto demuestra a las claras que Quentin no tiene la menor idea de cómo es el mundo del hampa".

Steve Buscemi (actor): "En los ensayos, todo se charlaba, todo se probaba para ver adónde desembocaba. Fue uno de los mejores ensayos de prefilmación de toda mi carrera".

Michael Madsen (actor) en referencia a la escena de la tortura y la reja de policía: "Creo que todo aquel que haya tenido que pisar una comisaría o soportar la prepotencia policial tiene que haber disfrutado al menos un poquito con la escena, en algún rincón de su mente. Metí a Kirk (el actor que interpretaba al policía torturado) en el baúl del auto y salí a dar una vuelta. Anduve dando vueltas más de media hora. Me metí por unos callejones llenos de baches, e iba con la radio a todo volumen, completamente metido en el personaje".

Quentin Tarantino: "En el festival de Sitges, durante la escena de la tortura, Wes Craven se levantó de su butaca y salió de la sala. Y Suart Gordon, el director de Reanimator se tapó los ojos. Decir que a uno no le gusta la violencia en el cine es como decir que no le gustan las escenas musicales o los gags de comedia. Al que no le guste, que no vaya y listo".

Tony Soulman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada