sábado, 18 de abril de 2015

The Damned - Barcelona, Razzmatazz2, 17/04/2015: Crónica del concierto y reportaje fotográfico


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




La expectación era máxima con una sala llena de un público variopinto: punks, heavys, siniestros... las ganas de ver al grupo se palpaban en el ambiente. No era para menos. No todos los días se tiene la oportunidad de ver a un grupo legendario que, lejos de sonar caduco o desfasado, suena muy potente y actual, con un directo demoledor.


La de ayer fue una ocasión única de poder ver, por primera vez en mi caso, a una de las grandes bandas pioneras del punk británico (tópico de discusión y análisis en mil y una tertulias de pub) que han sabido evolucionar y mutar en cada disco. Lo que si es indiscutible es que ellos fueron la primera banda punk inglesa en editar un sencillo (New Rose), un álbum (el legendario Damned, Damned, Damned) y tocar en el mítico CBGB.



Dave Vanian, con ese encantador look elegante y siniestro a las voces y el histriónico Captain Sensible a las guitarras, fueron los dos grandes focos de atención de la noche. Verles sobre un escenario es tener delante un pedazo de historia del punk rock. Vanian de riguroso negro. Sensible de mil colores. Ambos se complementan a la perfección. El simpático Monty Oxy Moron a los teclados, Stu West al bajo y Pinch Von Pinching a la batería completaban la formación que acompaña a los legendarios padres del punk.

Captain Sensible se acercó al micro y dijo aquello de "we are The Damned and we sound a little bit like this" para dar paso a Disco Man, con la que abrieron el concierto. Tras calentar motores se desató la furia, tanto en el escenario como entre el público… y es que es imposible quedarse impasible ante una triada demoledora compuesta por Love Song, Machine Gun Etiquette y I Just Can’t Be Happy Today. The Damned, con 40 años de carrera a sus espaldas, no dan respiro.



Devian conserva la voz intacta y tanto se mete en el papel de un crooner vampirizado escenificando todas y cada una de sus palabras (Eloise) como en el de un rabioso punk. Es innegable que este hombre derrocha mucha clase.

Y Sensible continúa siendo el alocado personaje que parece salido de un cartoon escupiendo riffs con una sonrisa de oreja a oreja.
Ir a ver a The Damned es como ver muchos grupos en uno, solo ellos son capaces de poner a la gente a bailar dulcemente con la melodía pop de Stranger On The Town para desatar, en menos de un segundo, un pogo descomunal (en el que me vi felizmente inmerso) a ritmo de New Rose y Neat Neat Neat. Genial los locos bailes que se marca Monty Oxy durante estos temas para animar al público. El teclista, de esperpéntica imagen, parece salido de los mismos dibujos animados que Captain Sensible.



Shadow Of Love calmó un tanto el ambiento a ritmo de country siniestro para encauzar la recta final con Nasty, I Feel Alright (la brutal versión de Iggy & The Stooges) y la mítica Smash It Up.

Hacedle caso a Captain Sensible e id a ver a The Damned antes de que se mueran. Merece la pena. Grandes, muy grandes.

©TheOutlaw
THE OUTLAW


1 comentario: