miércoles, 18 de marzo de 2015

Modest Mouse - Good News For People Who Love Bad News (2004): Crítica del disco Review



por Addison de Witt (@Addisondewitt70)




El otro día trasteando por la red me sorprendió esta noticia: Modest Mouse publicaban nuevo disco: "Strangers to Ourselves", la verdad es que les daba por disueltos, pues hacía años que no sabía de nada nuevo de la formación liderada por Isaac Brock, y no es de extrañar, pues no grababan material inédito desde hacía casi ocho años, cuando en 2007 grabasen el irregular: "We Were Dead Before The Ship Even Sank".




Cierto que no fue aquel mi álbum favorito de los de Washington, aunque contó con un generoso afecto por parte del público, y este último trabajo aún no lo he catado, cosa que haré a no mucho tardar, pero la noticia me ha animado a recordar otro disco de la banda, mi favorito, el divertido y variopinto: Good News For People Who Love Bad News publicado en 2004 y que mucho sonó en su día en mi casa, ya el título indica que nos encontramos ante algo, cuando menos, alejado de lo ortodoxo.

Nunca han tenido apego a la convencionalidad estos chicos, practicantes de un rock del llamado indie, su propuesta toca varios palos, eso si, de una forma que siendo personal, peca (¿intencionadamente?) de anarquía en muchos momentos desde el punto de vista sónico, melódico y estructural.




Pero en este trabajo hacen de esa anarquía una seña de identidad característica y divertida, guitarras desbocadas que no molestan, ácido en intenciones rítmicas que recuerdan a los RHCP o Talking Heads mas inspirados y coloristas, percusiones jamaicanas y voracidad interpretativa, temas locos en los que el rock se funde con funk, disco, punk...difícil quedar indiferente ante cortes como: "Float On", ácida, melódica y arrebatadora en la excesiva vocalidad de Isaac, fue un éxito en USA, y me parece mas que comprensible.

También apareció como single la mas calmada y de pinchazos disco y raperos: "Ocean Breathes Salty".

"Bury Me With It" es un funk que suena a California, cemento, sudor y los mas ardientes Pixies, una de mis favoritas. El funk se mezcla con un infeccioso juego de sintetizadores en la mas inferior: "The View".

Un punk ruidoso, anárquico y desquiciado: "Dance Hall", que introduce unos teclados de apocalíptica sonoridad discotequera, grandiosa.

"Bukowski", dedicada al gran escritor americano, es un tema mucho mas amable, sutil y de elegante orquestación casi cinematográfica, con profusión de instrumentos como banjos y una acordeón.

Aroma folk y canto relajado y tostado en: "Blame It On The Tetons", con un sensible piano, muy Neil Young, un bonito tema. Suave empieza, también con el piano de protagonista: "Black Cadillacs" hasta que unas histéricas guitarras hacen su aparición para desgarrar silencios y aporrear conciencias tranquilas con su grasienta esencia, otro tema que me enloquece un poco...(o un mucho). Y en "The Good Times Are Killing Me", nos hablan en relajado y acústico tono de sus relaciones con las drogas para cerrar el disco.

Otros temas son la Nueva Orleanesca: "This Devil Workday" de enfermizas trompetas y banjo, "Satin in a Coffin" o "One Chance".

Mención aparte merece la excelente pieza que abre el disco tras la insulsa obertura, un precioso y armonioso pop que embelesa y engancha con su juguetón textura y su casi infantil melodía, me engancha: "The World At Large".


Me encanta este disco, es por ello que no quiero perderme el nuevo Lp de Modest Mouse, no me perdonaría perderme otro trallazo como éste, en el que nos chocamos aunque sea de refilón con RHCP, Talking Heads, Pixies, The Damned o Depeche Mode a ritmo de anarquía y actitud de escupitajo, ojalá me vuelvan a sorprender.

©Addison de Witt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada