domingo, 30 de diciembre de 2012

Robert Zemeckis - Flight (2012): crítica de la película


Acabo de pasarme por Filmaffinity y le he puesto un 7 a la última película de Robert Zemeckis, Flight. Pero, dicho esto, a continuación añado que no he sido justo: es una nota excesiva. En realidad, a medida que avanza en su largo metraje, la película va perdiendo fuerza, cae en picado y no, no acaba de aterrizar como Dios manda. ¿De qué ese 7 entonces? Pues porque contiene una primera media hora para enmarcar: el destino deja en manos de un piloto ebrio un avión que va perdiendo altura por causas mecánicas y demuestra su pericia para terminar salvando milagrosamente la vida de los pasajeros (bueno, mueren cuatro y dos azafatas). Toda esa escena, ese tramo trepidante de la peli, es magnífico, de antología, prodigioso.




Peeeero, poco más. Bueno, sí, la actuación de Denzel Washington es enorme, pero, claro, en sus manos no está el cambiar el guión y la manera tan demencial de llevarlo a cabo, con moraleja final, discurso a la americana y los topicazos de siempre. ¡Qué manera de destrozar lo que podía haber sido una peli sobresaliente! Lo veo y no me lo creo. Y algunos detalles más que no me han acabado de convencer: Porque el personaje del camello ¿pretende ser gracioso o qué? Parece como si lo hubiesen recortado de otra peli y lo hubiesen puesto a desfilar por aquí. Una pena. Como una pena es que al personaje de esa nueva amante que el protagonista conoce en el hospital se le tire a la basura (después de usarlo) sin explicación alguna: demasiada importancia al principio para abandonarlo de esa manera, ¿no? Por otro lado, se dan escenas de un romanticismo algo ramplón, detalles lamentables e innecesarios (en los que no entraré) y, bueno, ese final que no nos merecíamos.



En definitiva, Flight es una un globo que Zemeckis ha soltado desde el balcón de su casa y tras volar irregularmente dando tumbos para acá y para allá, al final ha aterrizado sobre el pelo de doña Joaquina, que pasaba por la acera en ese momento. A Zemeckis el film se le escapa de las manos, se le desborda por todos lados y al final opta por la solución fácil de la soflama y el reencuentro simplón del personaje consigo mismo (o con ese lado bueno del ser humano que todos llevamos dentro en aras de LA VERDAD) y con los que ahora, sin venir a cuento, le quieren (excesivamente, acartonadamente). Son mis primeras impresiones. Pero no deseo revelar nada, así que vedla (vale la pena) y luego me contáis.

ÁCS

1 comentario:

  1. Te hago una pregunta ¿Vos sabrías decirme cual es la canción que ponen cuando el llega a la granja y empieza a vaciar las latas, y entra al granero, etc?

    ResponderEliminar