domingo, 30 de noviembre de 2014

Los 10 mejores álbumes de 2014 para Francisco Herrera (solo rock)



Por Francisco Herrera (@Mikolunita)





Cuando recibí el encargo de elaborar una lista con los mejores discos de 2014 lo primero que me vino a la mente fueron las palabras que nuestro amigo King Piltrafilla usó en su propia elaboración para este año. Es decir, ¿estoy yo cualificado para aseverar cuáles son los mejores trabajos de este año en curso? ¿Poseo la verdad absoluta cual inquisidor? La respuesta es bien sencilla y obvia: Absolutamente no. Menos aún teniendo en cuenta que no escucho todos los estilos, pues preferencias y gustos tengo, y como a mí la música me gusta para vivirla y disfrutarla y no para criticarla ni analizarla (aunque alguno siempre hay) pues muchos se quedan en la retaguardia y no llegan a mis oídos.


También comentaba nuestro Piltrafilla preferido que él escucha principalmente discos antiguos, de la vieja escuela. Efectivamente ahí andaba yo. En estos tiempos modernos que corren llegan tantos trabajos a mis manos que el punto de saturación es bastante alto, así como las pocas sorpresas que estos trabajos deparan la mayoría de las veces. Por lo tanto he estado recurriendo a un método infalible: acudir siempre a los nuevos trabajos de los grupos que sigo de toda la vida, concentrarme en ellos y dejar de lado el resto que, como mucho, se ganan una escucha y punto.

Pero he ahí que este año ha sido diferente. ¿Diferente por qué?

Partamos de la base de que vivo en una isla (Tenerife) donde ser rockero o metalero es más raro que ver un perro verde. A eso sumemos que ya estoy en una etapa vital donde los amigos de toda la vida están pero no están. Por ende, el boca a boca, tan preciado para obtener recomendaciones de nuevas hornadas metálicas, ha desaparecido.

Pero, ¡ah!, queridos amigos, este año la tortilla se ha virado. Sí, señor, me he adentrado en los terrenos inexplorados de Twitter, abandonando las seguras aguas de un, cada vez más, triste Facebook y me he encontrado con un grupo de gente estupenda (vosotros sabéis quiénes sois) a través de los cuales he vuelto a recobrar mi entusiasmo y ganas de escuchar nueva música, nuevos estilos, estilos que siempre han estado ahí, pero que no habían llamado mi atención o que en su momento no consiguieron conectar con mi gusto o estado vital. La madurez es un grado, pero también trae desgaste y me ha vuelto a sorprender verme encandilado y obligado a escuchar más música que nunca.

Pero ¿cómo elaborar una lista de 10 trabajos? ¿Los habrá? Para mi sorpresa ha resultado que sí. Para ello he utilizado un método ancestral e infalible: simplemente he mirado que discos no he borrado de la memoria de mi IPhone. No me he complicado mucho la verdad, pero os puedo asegurar que no falla. Cuando no hay memoria lo que no sirve se va y punto.

La lista la he realizado de menor a mayor grado de satisfacción personal, es decir, no tiene nada que ver con la calidad intrínseca del trabajo en sí.


La lista (comentada)

Comencemos con una de esas sorpresas extrañas; el trabajo de Tuomas HolopainenThe life and Times of Scrooge. Un trabajo muy bien elaborado y orquestado, una delicia para el paladar que, aun teniendo poco de metálico, ha captado horas y horas de mi tiempo. Cortes como "Dreamtime" y "The last Sled" son maravillas que incluso prefiero a cortes de Nightwish.

Seguimos por un valor seguro, Within Temptation y su Hydra. Una cosa está clara y es que este grupo ha tenido una evolución constante que gustará en mayor o menor medida, pero no se puede negar que en sus filas tiene a una de las mejores voces femeninas que se pueden tener. Cortes como "Let Us Burn" o "...And We Run" parecen facilonas pero tienen bastante trabajo detrás. (Además si no los pongo, mi mujer me cruje).

Ahora un encuentro con unos viejos amigos. Una sorpresa y una de esas recomendaciones twiteras tan agradecidas. A los Grave Digger los había dejado de seguir desde Excalibur, ahí es nada, pero este Return of the Reaper me ha logrado enganchar de nuevo a sus filas. Una buena producción, y un Chris Boltendahl en un estado vocal formidable, acompañado de unas guitarras contundentes y afiladas han terminado por llevarme al huerto. Mis preferidas: "Hell funeral", "War Dog" y "Season of the Witch".

¿Qué decir de Judas Priest y su Reedemer of souls que no se haya dicho ya? Pues que muchos lo querían ver como malo pero no lo es ni de lejos. De acuerdo en que no va a romper ninguna espalda, pero a mí me ha gustado bastante y me parece un trabajo muy respetable.

Nuevamente una nueva adquisición para la galería gracias a recomendación e insistencia twitera: Wolf y su Devil Seed. Hacía tiempo que ningún vocalista en rango agudo captaba tanto mi atención. Solo escuchar ese primer corte llamado "Shark Attack" unido al single de adelante "My Demon" me tenían ganado. Genial trabajo (no todo él) de esta gente que practica un Heavy Metal muy enérgico.

Reconozco que sabía de ellos, pero me daban pereza. Debe de ser porque me recordaban a Manowar, pero no a los Manowar buenos, sino a la parodia actual. Cuán equivocado estaba. Llegó la hora de escuchar a los Heroes de Sabaton y os digo que llegaron para quedarse. Joder qué bueno volver a escuchar una tonadas de esas que yo digo que es tomarse dos cervezas y hacer karaoke callejero. Solo empezar el disco con "Night Witches" los pelos se te ponen como escarpias por la energía recibida. A esto añadimos dos cortes "Inmate 4859" y "To Hell and Back" y ya puedo morir feliz. (Por cierto, muy buen grupo para escuchar haciendo running).

Ahora os hablará el fan boy que llevo dentro. Muchos estaréis de acuerdo conmigo en que este trabajo no es su mejor obra y que es un paso atrás después del, para mí, genial Dystopia. Iced Earth llegaron en 2014 para cumplir la promesa hecha con su anterior trabajo, pero este Plagues of Babylon no lo consiguió. Menos enérgico y variado que su predecesor, pero con calidad a raudales. Yo por Schaffer lo que sea.

Otro reenganche reciente. Machine Head y su Bloodstone and Diamonds ahora sí que practican el tipo de música que me gusta escuchar. Su primer corte "Now we Die" promete algo grande, promesa no cumplida en su totalidad, pero me parece un trabajo brutal donde destacan "Night of the long knives", "Killer & kings" y "..in comes the Flood".

Entramos en terreno pantanoso. Reconozco que no soy un gran seguidor de In Flames y quizás por eso lo tengo fácil. Siren Charms me encanta. Algunos lo tildan de aburrido. Yo lo veo variado y con una fuerza y energías tremendas. El trabajo consta de 11 canciones de las cuales lo vivo con 9.

El plato fuerte para el final. Este trabajo ha sido una total sorpresa y empecinamiento mío. Ni había seguido al grupo con anterioridad ni soy muy dado a los grupos progresivos. He ahí mi sorpresa al verme poniendo como Number One de mi lista a Opeth y su Pale Communion, un trabajo que es la repanocha en conserva, una exquisitez para el paladar y el sumun de todo melómano.

©Francisco Herrera

8 comentarios:

  1. Caramba Francisco, me alegro de que coincidas conmigo en algunas de tus apreciaciones sobre el panorama metalero. Espero ser de esos que te han hecho recobrar el entusiasmo. Metalheads forever o -como dice Don Críspulo-, jebis del demonio por siempre. Consultaré algunos de los que comentas y que, a priori, nunca me han llamado la atención. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un saludo también para su excelencia.

    ResponderEliminar
  3. Vaya, difiero mucho de la lista: considero lo último de Judas y Opeth insufrible. Me gustaba más Opeth como banda de Death y Progresivo en vez de ese giro al Prog setentero que, para mi gusto les queda grande.

    ¿Y judas? Bueno, un álbum correcto sin más con una producción malísima...

    ResponderEliminar
  4. Si el disco de Judas es lo mejor del año es que el fin del mundo es YA. Jajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El milenarismo ha llegadoooo, jaja. El disco es COJONUDO. Tal cual.

      Eliminar
  5. Tan bueno que dentro de un mes ni nos acorderemos de que existe. :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, si es por eso, al ritmo de escuchas que llevamos creo que más de uno pasará a la historia acompañando al de Judas (que seguiré escuchando mientras la vida me lo permita, creo, jajaja).

      Eliminar
  6. Joder con los Judas. Yo los metería en la lista hasta tocando rumbas thraseer. Ah que ya lo han hecho.... La verdad es que Opeth a mi ni fu ni fá estoy con Alex, pero ese Devil Seed de Wolf es todo un tiro y merece ser más conocido. Y los americanos están que se salen. Se agradecen esos comentarios. Muy buena selección. Saludos

    ResponderEliminar