martes, 14 de octubre de 2014

Eric Clapton - The Breeze: An Appreciation of JJ Cale (2014): Crítica del disco Review


por Blue Monday (@BlueMonday1971)


Cuando comenzaban los 70, y tras el éxito que obtuvo con Cream y Blind Faith, Eric Clapton iniciaba su idilio con JJ Cale, fuente de la que bebió ávidamente para fabricar dos de sus grandes éxitos, “After Midnight”, publicada en el “Eric Clapton” de 1970, y “Cocaine”, lanzada en el “Slowhand” del 77, composiciones ambas del propio Cale. Es comprensible entonces que Clapton admita una deuda perenne con el de Oklahoma City, deuda que ha intentado pagar en numerosas ocasiones, como en el “The Road to Escondido” que grabase en 2006 con Cale, y deuda que definitivamente trata de finiquitar con su nuevo The Breeze: An Appreciation Of JJ Cale, un artefacto concebido en su funeral en el 2013, un álbum de tributo que no funciona a la manera clásica en la que lo hacen ese tipo de discos.

Clapton utiliza a la mayor parte de su banda habitual en los últimos tiempos para la grabación de “The Breeze: An Appreciation Of JJ Cale”, pero añade un brutal elenco de invitados para que ese merecido tributo a Cale tuviese el toque perfecto, músicos llenos de talento que comparten la misma debilidad que Clapton. Tom Petty, Mark Knopfler, John Mayer, Willie Nelson, Derek Trucks o Don White, vocalista con un rango vocal parecido en cierto modo al de Cale, o músicos íntimamente relacionados con Cale como Jim Keltner, Jamie Oldaker, Jimmy "Junior" Markham, Jim Karstein, Walt Richmond y David Teegarden, se unieron sin pensárselo al proyecto de Zapatillas.




Amalgama de blues, rock y country, el tributo de Clapton a Cale fluye tranquilo y relajado, fundamentalmente porque Clapton y sus socios son conscientes del destino y la causa del disco, así que se alejan de la teatralidad grandilocuente con la que en ocasiones se manifiestan para alejar egos y posicionarse en la misma dirección, la que indica que en “The Breeze: An Appreciation Of JJ Cale” lo verdaderamente importante es precisamente JJ Cale. Más que el clásico álbum de tributo plagado de fuertes personalidades tratando de sobresalir “The Breeze: An Appreciation Of JJ Cale” es una especie de jam session de músicos mayúsculos.

Y en esa línea se mueve precisamente el trabajo de guitarra de Eric Clapton, un guitarrista acostumbrado a los juegos de artificio y a las bravuconerías que en los últimos años ha ido girando más hacia un estilo JJ Cale en el que la economía de medios y la simplicidad intuitiva priman por encima del virtuosismo desprovisto de alma, y es esa carga emocional la más difícil de conseguir y la que aún le cuesta a un Clapton cuya música en los últimos años ha carecido de interés o atractivo. En “The Breeze: An Appreciation Of JJ Cale” Clapton y sus amigos se muestran respetuosos y discretos, y en determinados momentos logran dotar de alma a las viejas composiciones de Cale.




"Call Me the Breeze", el tema que Cale escribió para su “Naturally” de 1972 y que Lynyrd Skynyrd elevó a la gloria en el “Second Helping” de 1974, abre el nuevo álbum de Eric Clapton, y es el propio Clapton quien la interpreta desde un punto de vista casi jazzy, absolutamente vivaz. Después en "Rock and Roll Records” emerge la figura de un Tom Petty lleno de arrogancia irónica para un corte casi cenagoso y "Someday" es una oscura rendición de Mark Knopfler con sensación de vieja película antes de la llegada de "Lies", corte en el que comparten protagonismo Eric Clapton y John Mayer.

"Sensitive Kind" es un corte muy bluesy en el que Don White se queda todo el protagonismo y "Cajun Moon" tiene un cierto picante a cargo de un Eric Clapton que definitivamente no se deja llevar todo lo que debiese. Luego "Magnolia", corte que deja una cierta gracia desde la interpretación de un John Mayer cargado de hermoso eufemismo y "I Got the Same Old Blues” vuelve a dejar a un inmenso Petty empapando de saborazo blues un corte en el que brilla la slide guitar de Clapton.

"Songbird" crece merced a un convincente Willie Nelson, "Since You Said Goodbye" proporciona la facilidad versátil de Eric Clapton, "I'll Be There (If You Ever Want Me)" transporta al desierto de Baja California gracias a la brutal interpretación de Don White y a una maravillosa slide guitar de Eric Clapton y "The Old Man and Me" sirve de nuevo a Tom Petty para convertirse en una de las estrellas del tributo.

"Train to Nowhere" deja el maravilloso sello de Mark Knopfler desde sus sombrías acrobacias de guitarra, "Starbound" proporciona un poso irresistible de intensidad espiritual merced a la interpretación de un inmenso Willie Nelson, "Don't Wait" con Eric Clapton y John Mayer y "Crying Eyes" con Eric Clapton, Christine Lakeland Cale y Derek Trucks cierran este tributo a JJ Cale, lleno de reverencia y respeto y al que tal vez le hubiese hecho falta un poquito más de mordiente.

Seguramente “The Breeze: An Appreciation Of JJ Cale” no capta la auténtica espiritualidad de la música de JJ Cale, el artífice del sonido de Tulsa, pero el tributo de Clapton está lleno de respeto, y su interpretación y la de sus invitados deja muestras palpables de su devoción por el mito y la leyenda. Aquí confluyen las carreras y las vidas de dos músicos que se acaban encontrando, el icónico guitarrista que abrazó la fama y la adulación, y el tranquilo hombre lleno de talento que nunca abrazó la comercialidad mal entendida. Cale ganó dinero al incluir Clapton algunos de sus temas en sus álbumes, pero Clapton encontró una fuente continua de inspiración en Cale. Zapatillas se la debía, y si esto sirve para que quienes escuchen el disco acudan a las fuentes originales habrá merecido la pena.

Blue Monday

No hay comentarios:

Publicar un comentario