jueves, 30 de enero de 2014

Transatlantic - Kaleidoscope (2014): Crítica del disco. Review



by Don Críspulo


Saben ustedes que desde hace unos años, a cualquier grupo de Heavy Metal con teclados y canciones de más de siete minutos ya se le podía poner la etiqueta de progresivo o sinfónico. Debe ser por eso que vivimos la era dorada del género. Bien, no voy a entrar aquí en la discusión de que es Rock Progresivo o Rock Sinfónico y no voy a hacerlo por dos motivos, el primero porque no tengo ganas y el segundo porque si las tuviera me encontraría con la dificultad, desgraciadamente insalvable, de que no tengo ni pajolera (he debido decir puta) idea de lo que es.


Sí sé, o sí he disfrutado, mucho de grupos como Camel, Caravan, Emerson Lake & Palmer o Pink Floyd (no Yes, lo siento, pero vosotros no me habéis hecho disfrutar) y aunque eso no significa nada ni me da derecho alguno y muchos menos conocimiento de causa, sí me permite, por lo menos, saber cuándo algún grupo me recuerda, aunque solo sea vagamente, y me hace disfrutar como los citados y otros que también tienen ustedes en la cabeza. Y miren por donde, cuatro de esos grupos podrían ser, cada uno de su madre y de su padre, Spock´s Beard, Marillion, Dream Theater a veces y The Flower Kings y, miren todavía más, cuatro componentes de cada uno de estos grupos forman la que, para mí, es una de las bandas que más se acerca a aquel espíritu del género en los años setenta: Transatlantic.



Una de las reglas de oro del género (y de las más dificiles de cumplir) es la de no aburrir. En esto Transatlantic, con ese nombre y ese zepelín futurista como mascota ya van dejando claro que aquí el meollo puede no ser de fácil digestión. A eso añadan ustedes coplas de media hora o una coplilla de nada como “Whirlwind” de casi ochenta minutos. Así que sí, Transatlantic a veces, pocas, pero a veces aburren. En compensación puedo decirles que la mayoría de las veces consiguen que el oyente disfrute como nunca.

Kaleidoscope es el cuarto disco de estudio en 14 años. Es lo que tiene ser un proyecto paralelo (perpendicular y oblicuo, imagino, en el caso de Portnoy) de Neal Morse, ese genio que nos hizo muy felices con Spock´s Beard, Pete Trewavas bajista de Marillion, Roine Stolt de The Flower Kings y el susodicho Portnoy, que, batiendo el récord de culo inquieto de su amado Cozy Powell, estoy seguro de que tocaría la batería en la banda de tu pueblo si lo llamarais. Y comienza a lo grande, para ir abriendo boca nos suelta una maravilla llamada “Into The Blue” donde, y esto es común en todo el disco, lo simple y lo complejo se dan la mano, donde cada músico se luce para que todo salga perfecto. Yo tengo debilidad por Roine Stolt y su guitarra, pero sería injusto resaltar a alguno por encima del otro. Melodía, riffs afilados, solos, coros, acústicas, rock, pop, un poquito de jazz, pero sobre todo una canción estupenda. “Shine” cambia un poco de registro y ahora es Neal Morse el protagonista con una balada que en otras manos hubiera quedado empalagosa y aquí sin embargo... bueno, vale, un poco melosa sí ha quedado aunque Stolt está sublime en el solo. A mitad de disco (sí, son solo cinco canciones) tenemos “Black as the Sky” a la que nombro copla del año desde este mismo momento. Directa, sin tantos recovecos, donde la banda mete una marcha más sacándonos de la morriña que nos había dejado “Shine”. Otra balada, esta vez más oscura, llamada “Behind The Sun” lo deja todo preparado para el gran final. Más de 30 minutos de puro apoteosis musical, de idas y venidas, bajadas y subidas y arreones y parones que deberá dejar sastisfecho a los nunca saciados paladares de los más exigentes progheads.

Estoy seguro de que Kaleidoscope tiene defectos, pero yo no se los encuentro. Quizá las dos baladas (que son muy buenas y sirven como paréntesis entre las diferentes partes del disco) podrían haber dado más de sí. Hasta Portnoy está, más o menos, comedido... en fin, un disco perfecto.

©Don Críspulo

2 comentarios:

  1. Lo he escuchado dos veces y me gusta pero no es un paso adelante. Ademas el segundo cd tiene unas covers demasiado previsibles. Ellos son incapaces dvhacer un mal disco pero me gustaria q no se limitaran a hacer buenos discos de prog para cumplir. Me gustaria q marcaran un estilo y no a clonar el pasado.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego no ofrecen nada nuevo. Es todo lo que se espera de Transatlantic, quizás el tema Black As The Sky se salga, sólo un poco, del camino de siempre, pero a mí me parece tan bueno todo que no me importa.

    ResponderEliminar