ZEPPELIN ROCK: ÁLBUM de cromos EL MÁS Y EL MENOS (Ruiz Romero, 1975): Descripción y álbum completo

miércoles, 6 de mayo de 2020

ÁLBUM de cromos EL MÁS Y EL MENOS (Ruiz Romero, 1975): Descripción y álbum completo

Cubierta del álbum de cromos "El más y el menos"

Se pierde el recuerdo en el ayer de los años pasados y uno no atina a decir si fue este el primer álbum, la primera colección de cromos de la que tiene memoria. No disponía uno de mucho dinero con seis o siete añitos. Pero mi afición por los cromos -en lo que mi economía me lo podía permitir- nació de esta colección. ¿Tuve álbum propio? Me temo que no, aunque no descarto que comprásemos entre amigos uno compartido. ¿Compré algunos sobre de cromos? Pues muy probablemente. Desde luego las imágenes de esas estampas las tenía grabadas en la memoria. Me acordaba de muchos de ellos, ¡qué maravilla!, y disfruté como nadie viendo despaciosamente el álbum cuando lo compré completo por la red después de tantos años. Es mi preferido quizás, o al menos está en el pódium de los predilectos.


Los sobres en los que venían los cromos.

El más y el menos llevaba el subtítulo de "Curiosidades y maravillas del mundo" y, como se indica también en la cubierta del álbum, se trataba de una colección de 227 cromos. Estos, como veis en la imagen superior, se vendían a un precio de 2'50 pesetas. Es decir, que con un duro te comprabas dos. Aunque se veían aún algunos monedas de Franco con este valor, ya os digo que en los años 70 no eran de circulación habitual.

Moneda de 2'50 pesetas acuñada en 1953.


Como podéis ver en la contraportada, el álbum, de la editorial de Barcelona Ruiz Romero (que por aquel entonces publicó otros muchos álbumes de distinta naturaleza), se vendía vacío al precio de 25 pesetas.

Tanto portada como contraportada, a menos a mí, me parecían de lo más atractivo: ¿Un guepardo saltando la muralla china cuya estructura parece dirigirse dirigirse hacia el mismo Empire State Building, en pleno corazón de Nueva York, y todo eso bajo la atenta mirada de Napoleón? En fin, ya os digo, en todo caso, que uno no conocía por aquel entonces ni quién era Napoleón ni conocía esas maravillas arquitectónicas ni, imagino, sabría ni lo que era un guepardo (¿con seis años de los de entonces? Pues no sé, no sé). Pero, por alguna razón que escapa a cualquier tipo de explicación, me sentía yo atraído por esas imágenes colorinescas que mostraban maravillas relacionadas con la naturaleza, con el hombre, con lo hecho por este, con el espacio y la tecnología. Empezó a tener uno cierto apego por todo lo extraordinario, con los récords, por todo aquello sorprenderte que hacía abrirte los ojos pues escapaba de lo habitual. Y de ahí nació (porque quizá tuvo la culpa este álbum) el interés de uno por todo eso..., pero también por el coleccionismo: cromos, sí, pero también sellos, monedas, vitolas, llaveros, pósters, cajetillas de tabaco, de cerillas... y todo aquello que fuese (por aquel entonces de la niñez) coleccionable. Aún conservo parte de todo ese material (el resto ya se ocupaban las madres de buscarles otro destino para hacer sitio en casa o para quitar estorbos).


Contracubierta del álbum.

Portada en blanco y negro con presentación y agradecimientos.


En la portada en blanco y negro del álbum, un texto anónimo de la editorial agradecía la buena acogida que estaban teniendo los álbumes lanzados hasta el momento, así como agradecían las sugerencia de los coleccionistas y entusiastas de los cromos. También agradecía a los "maestros y maestras" su apreciable colaboración (recordad que se promocionaban por las escuelas) y por ese afán formativo a cuyo carro la editorial, con estas colecciones, también se subía (no acentuaban ese más del título y al final de la obra no se cortaban en escribir dirigiros con valor imperativo, pero recalcaban su labor educativa). Y la tenía. Yo aprendí mucho con estos cromos y con la explicación necesaria a los mismos que venía en el reverso de los mismos y en el pie de foto incluido en los álbumes. Explicaciones breves y deliciosas que a uno encandilaban.


Lotes de cromos mostrados por el reverso.

En el interior del álbum estaba compuesto por cromos de un color intenso y llamativo con unas medidas de 7.5 cm por 5.4 cm. El álbum, por cierto tienes las medidas de 33.5 cm por 23.5 cm. La totalidad de los cromos estaba agrupada por temas o secciones, que paso a enumerar.

-Maravillas del mundo vegetal: 24 cromos
-Los mayores diamantes del mundo: 3 cromos
-Curiosidades de la fauna acuática: 17 cromos
-Curiosidades de la fauna terrestre: 44 cromos
-Maravillas en el mundo de los seres alados: 20 cromos
-Curiosidades del mundo de los insectos: 12 cromos
-Maravillas de la Antigüedad: 9 cromos
-Curiosidades geográficas y meteorológicas: 51 cromos
-Los "más" del homo sapiens: 32 cromos
-Los "más" del cosmos: 23 cromos


Escaneado completo del álbum


Maravillas del mundo vegetal.

Maravillas del mundo vegetal.

Maravillas del mundo vegetal.

Los mayores diamantes del mundo. Curiosidades de la fauna acuática.

Curiosidades de la fauna acuática.

Curiosidades de la fauna acuática.

Curiosidades de la fauna terrestre.

Curiosidades de la fauna terrestre.

Curiosidades de la fauna terrestre.

Curiosidades de la fauna terrestre.

Maravillas en el mundo de los seres alados.

Maravillas en el mundo de los seres alados.

Maravillas en el mundo de los seres alados.

Curiosidades del mundo de los insectos.


Curiosidades del mundo de los insectos.

Maravillas de la Antigüedad.

Maravillas de la Antigüedad.

Maravillas de la Antigüedad.

Maravillas de la Antigüedad.

Maravillas de la Antigüedad.

Maravillas de la Antigüedad.

Los "más" del homo sapiens.

Los "más" del homo sapiens.

Los "más" del sapiens.

Los "más" del homo sapiens.

Los "más" del homo sapiens.

Los "más" del cosmos.

Los "más" del cosmos.

Los "más" del cosmos.

-------------------------

Al final -como cosa muy habitual- venía esta página en la que uno iba tachando los cromos que iba consiguiendo (ya fuese por compra o trueque) y pegando en el álbum. Como podéis leer, también se podían pedir cromos por correo a la editorial para conseguir las faltas, en un número máximo de 15 cromos al coste de una peseta por cromo más los gastos de envío (seis pesetas). El importe se enviaría no en metálico, sino en sellos "a ser posible en valor no inferior a 5 pesetas).


Última página del libro en la que tachar los cromos conseguidos y las instrucciones para pedir a la editorial las faltas.


Sobres de cromos de "El más y el menos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario