sábado, 7 de abril de 2018

Slash - Apocalyptic Love (2012): Crítica del disco (review)


por Rockología (@RockologiaTwit)
del blog Rockologia




Uno ha de reconocer que la carrera de Slash más allá de Guns´n´Roses no me había interesado especialmente, no por falta de calidad, si no porque siempre lo había visto huyendo de su sonido primigenio, esa guitarra inconfundible que siempre llevo asociada al Appetite. Y con resultados ciertamente irregulares. Sin embargo, este Apocaliptic Love devolvía a Slash al sitio del que nunca se debió marchar. Quizá fuese porque, por fin, había encontrado una banda con la que trabajar: el bajista Todd Kerns, el batería Brent Fitz y el guitarra y cantante Myles Davies (de Alter Bridge). Tanto Slash como Myles componen las canciones.



Y lo primero que destaca es el sonido general de todos los temas. Recuerda a algo añejo, a los tiempos del vinilo, pero con la limpieza de una producción moderna. Todos los instrumentos bien compactados pero audibles por separado, sin sobrecargas. En segundo lugar, la selección de canciones y la disposición en el cedé no podría ser más acertada, pasando por las diferentes texturas sin saltos bruscos y dejando algún regalito para el final.




En esto, comienza el álbum con dos trallazos al más puro estilo Guns´n´Roses (vamos, que parece estar tocando el mismo Izzy Stradlin): Apocaliptic Love y One last thrill. Este sonido se entremezcla a lo largo del resto de canciones y sólo aparece tan claro en la fabulosa Hard&Fast. Después tenemos dos canciones con la impronta roquera y la guitarra 100% Slash, pero derivando hacia sonidos de hard rock más clásicos, como son Standing in the sun y el single You´re a lie. A continuación otros dos temazos llevados a lo épico, como son No more heroes (por favor, qué intro, qué solo, qué trabajo vocal) y Halo. A partir de aquí el álbum entremezcla componentes de estos grupos y encontramos temas tan logrados como Anastasia o Bad Rain (pedazo estribillo y pedazo de solo).

En definitiva, un tremendo trabajo de hard rock con Slash en perfecta forma, una sección rítmica demencial y un cantante que juega con todos sus registros. Buena producción, buenas canciones.

Veredicto: escuchar sin cesar y a tope.

Visita Rockologia

No hay comentarios:

Publicar un comentario