domingo, 1 de abril de 2018

Las mejores películas de 1938 - Lo mejor del cine del año 1938

Alarma en el expreso.

por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC




Finalizando los años 30 se van definiendo géneros que serán paradigmáticos, vertebrales y referenciales. Desde las comedias sofisticadas y las comedias locas, al cine negro, que va fusionando cada vez con más precisión su aspecto dramático, pasional y negro, hasta definir la que será una de las grandes columnas del Cine Negro clásico, la del hombre manipulado por la mujer fatal. Grandes maestros siguen entregando obras maestras, mientras que otros empiezan una pujante carrera tras haberse fogueado en el mudo y a la sombra de otros, para terminar convirtiéndose en los merecedores del Olimpo, como es el caso de Hawks y Hitchcock.

La bestia humana.

Las mejores películas de 1938
(Lo mejor del cine de este año)


ALARMA EN EL EXPRESO, de Alfred Hitchcock

Una de las películas más conocidas y reconocidas del maestro en su etapa británica. Debo decir que es de las que más me gustaron en mi juventud de las que realizó en aquella época. Con sus defectillos e incoherencias, es absolutamente adictiva y seductora. No puedes sino sumergirte en la intriga y el misterio propuesto y desarrollado por el maestro, que ya demostraba una personalidad y estilo perfectamente definidos.


ALEXANDER NEVSKY, Sergei M. Eisenstein.

Cine de aventuras, pero en clave de propaganda, como acostumbraba el maestro letón. Una de las grandes películas sonoras de Eisenstein, con una soberbia banda sonora.




ÁNGELES CON CARAS SUCIAS, de Michael Curtiz.

Lo de Curtiz no tiene nombre. Es curioso que con la ingente cantidad de obras maestras o sobresalientes que tiene este director no se le sitúe de manera habitual entre los más grandes de este arte. Y en casi todos los géneros. Un artesano… puede, pero un maestro, es seguro. Aquí lo demuestra en clave de cine negro uniendo a Bogart y Cagney. Otra de las imprescindibles.




ARGEL, de John Cromwell.

Os traje la semana pasada la original, “Pépé Le Moko”, y aquí os traigo el remake americano. Adoro esta película, antecedente de “Casablanca”, llena de encanto, romanticismo y una trama negra más que atractiva.


EL HOTEL DE LOS LÍOS, de William A. Seiter.

No es de las predilectas entre los fans de los Hermanos Marx, pero sigue siendo otra de sus joyas. Ya saben.




EL MUELLE DE LAS BRUMAS, de Marcel Carné.

Otra magistral muestra de romanticismo y crimen, de amor y trama negra. Es una película arrebatadora, exquisita, de gran calidad. Apuesten por ella, que siendo poco conocida el placer es doble.


FORJA DE HOMBRES, de Norman Taurog.

Mi hermano me pasó esta película protagonizada por el gran Spencer Tracy, que encarna a un cura dispuesto a romper con el círculo vicioso que entrega a los chavales a la delincuencia y las mafias. No es una obra maestra, pero sí un título estimulante, edificante y entretenido.


JEZABEL, de William Wyler.

Un vestido rojo en blanco y negro. Mítica película con la mítica Bette Davis. Uno de los personajes que la hicieron eterna… aunque estos fueron muchos. Obra maestra del melodrama y antecedente de “Lo que el viento se llevó”, con la que tiene ciertos parecidos. Indispensable.




LA BESTIA HUMANA, de Jean Renoir.

Una vez más romanticismo y cine negro, crimen y pasiones arrebatadas, en lo que iba definiéndose como un género que estallaría en los 40. La indagación de los lados oscuros de la personalidad a través de estos personajes es ejemplar. Fritz Lang hizo una memorable adaptación y remake en 1954 que traeré aquí con puntualidad.



LA FIERA DE MI NIÑA, de Howard Hawks.

Una de las mejores comedias de la historia. Punto. Casi todo lo que hace de Howard Hawks uno de los más grandes directores de todos los tiempos, posiblemente en el Top 3, está ya aquí. Y eso que a él no le convencía del todo… Una pareja eterna, la guerra de sexos, las mujeres fuertes y los hombres en su cómodo mundo burbuja que la fémina destrozará. Véanla hoy mismo, la hayan visto ya o no.




LA OCTAVA MUJER DE BARBA AZUL, de Ernst Lubitsch.

Joya de la comedia del maestro Lubitsch, donde su afamado toque deslumbra en un buen número de ocasiones. Humor fino, irónico, pícaro y sugerente con una inolvidable pareja: Gary Cooper y Claudette Colbert.




LAS AVENTURAS DE TOM SAWYER, de Norman Taurog.

Adaptación de la imprescindible novela de Mark Twain. Puro cine aventurero con la infancia y la libertad como pilares indiscutibles. Seguramente es la mejor adaptación de la novela, resuelta en poco más de hora y cuarto por Norman Taurog, que este año aparece por partida doble. Un director que se especializó en musicales y películas con grandes cantantes, como Dean Martin y, sobre todo, Elvis Presley. La infancia es un tema que aparece en los dos films que aquí os traigo de él.


LOBOS DEL NORTE, de Henry Hathaway.

Una de aventuras marinas con el gran Henry Hathaway y un duelo actoral por todo lo alto: George Raft y Henry Fonda. Más Dorothy Lamour. No es de las más brillantes en su género, pero se disfruta sin lugar a dudas.




PYGMALION, de Anthony Asquith y Leslie Howard.

El mito que eternizó Ovidio, que George Bernard Shaw convirtió en obra de teatro y que se hizo inmortal musical en 1964 gracias a George Cukor tuvo esta primera versión sin música, que, sin duda, es inferior al clásico protagonizado por Rex Harrison y Audrey Hepburn, pero tiene un indudable interés por su carácter referencial.


ROBIN DE LOS BOSQUES, de Michael Curtiz.

Clásico absoluto del cine de aventuras, iconográfico al máximo. Robin Hood no ha sido otro que Errol Flynn, con su look, su gorrito, su agilidad y su habilidad con el arco. Deslumbrante puesta en escena y planos generales para la acción. Y de nuevo Flynn compartiendo plano con Olivia de Havilland. De las que se ven una y mil veces sin cansarse… Otra vez Curtiz, que las tiene a pares año tras año.





TRES CAMARADAS, de Frank Borzage.

Un trío de amigos que deciden aunar fuerzas ante la precaria situación que viven tras la Gran Guerra en un país destruido por completo. Una mujer vendrá a complicar esa apacible relación. Interesante drama sobre la amistad y sus límites dirigido por Frank Borzage.


VIVE COMO QUIERAS, de Frank Capra.

Capra, un imprescindible, entregando una majestuosa comedia alocada y sofisticada. James Stewart y Jean Arthur hacen una pareja inolvidable, en lo que es un nuevo clásico realizado por uno de los directores más brillantes de la historia del cine. Una de las comedias que figuran en cualquier antología del género.




VIVIR PARA GOZAR, de George Cukor.

Y de una obra maestra de la comedia a otra para redondear este estupendo año de cine. Una de las grandes comedias sofisticadas y elegantes que ha dado la historia del cine con uno de sus mejores valedores, el gran George Cukor, otro de los directores que figura en el Top de los esenciales. En este caso la pareja es Cary Grant y Katharine Hepburn, por lo que tratándose de la mejor pareja cinematográfica de la historia, poco más hay que decir…

No hay comentarios:

Publicar un comentario