sábado, 7 de abril de 2018

Chorizo y pan - Vermú (2018): Crítica del disco (review)


Ramón Ramos




Potente, pegadizo y cargado de muchísimo humor e ironía. Nos llega el segundo trabajo de los albaceteños Chorizo y Pan, Vermú. Una gran obra del Metal/Rock/Groove patrio al más puro estilo de los mejores Koma pero sin perder las genuinas señas de identidad que caracterizan a Chorizo y Pan desde sus inicios.




En Vermú se percibe una clara evolución y mayor madurez musical respecto a su disco de debut que vio la luz en el año 2014. Este “aperitivo” nos brinda 12 grandes composiciones, bien cohesionadas y pulidas por una efectiva producción. Dadle una oportunidad y disfrutad de un Vermú bien fresquito.

Después de la introducción de rigor, cargado de ese especial sentido del humor que caracteriza las composiciones líricas de la banda, Chorizo y Pan nos asaltan con Engendro Mecánico. Un cañonazo al más puro estilo Koma perfecto para abrir el disco. Un pesado y rockero riff adornado con guitarras dobladas da paso al tema en sí que irá creciendo hasta alcanzar un efectivo clímax final que abre las puertas al primer single del disco: Rock and Rock. Historia basada en hechos reales (como el 90% de las composiciones de la banda) cimentada en un metal sólido y potente donde “los Chorizos” despliegan su saber hacer musical. En las composiciones del grupo hay momentos, sobre todo en su primer disco, Almuerzo, en los que puede percibirse cierto aroma a aquellos momentos más lúcidos del Reload Metallica y ese mismo aroma vuelve a apreciarse en esta canción. Intensa y pegadiza. La interpretación de la letra queda a gusto del consumidor. 





Sin levantar el pie, nos ofrecen Poco a poco, otro tema basado en la más triste y cotidiana realidad. Un acertado trabajo vocal complementa a la habitual potente base rítmica y al gran trabajo de los dos guitarristas. Recomendable, sin duda.

De Gafas que me estafas es más que obligatorio destacar el brillante trabajo que todos los instrumentistas de la banda llevan a cabo. Una historia en clave de humor sobre un grupo terrorista “de andar por casa”.

Balas, balas es para mí uno de los puntos álgidos de este segundo “acto alimenticio” del grupo, Vermú. La canción transmite un mensaje duro, abierto además a diferentes interpretaciones y basado en la experiencia vital de tres de sus componentes. Musicalmente ofrece tralla, guitarras dobladas y rabia, todo envuelto en un riff más rockero que los desplegados anteriormente.




Interesante mezcla nos presentan con El Club de las Muñecas Viejas. Arropados en influencias que van desde Koma hasta Siniestro Total, encontramos un tema que trata de la común historia que parte de la comunidad rockera tiene que sufrir una vez rebasada la frontera de los 30 años. Eso sí, con mucho humor: “ Ahora Anasagasti es mi nuevo Dios. Su pelo en cortinilla me ha enseñado el camino (…)” Interesante juego de armonías entre las dos guitarras y el bajo en la parte central de la canción.

Asco de Vida es un tema rápido, potente y agresivo donde cuentan con la genial colaboración vocal de Pablo Vaquero, cantante de la banda No Drop for Us. Este corte es otro de los que podemos encontrar en este disco que indican que Chorizo y Pan van en la dirección correcta. No os lo perdáis.

Mierdaseca comienza con un riff y una progresión musical que bien podría recordarnos a los mejores Megadeth. Un buen tema que podría ser magistral si fuera un poco más largo y si hubieran incluido alguno de esos grandiosos solos “marca de la casa” que podíamos encontrar en su anterior trabajo y que, desgraciadamente, apenas dejan atisbarse en este nuevo disco. La supresión de este tipo de solos tal vez forme parte de la evolución musical del grupo pero, a mi entender, ha resultado en una gran pérdida. En algunos momentos de este Vermú, parece que falta algo, parece que los temas terminan sin haber dicho todo lo que tenían que decir. Para saber a lo que hago referencia, pueden escucharse temas como Almax en Pena, Cuentista, Criando Malvas o El Pituso Orejudo que pertenecen al disco de debut de la banda o a las guitarras de La Venganza de Mc Callaghan, presente en este Vermú (Todo el catálogo de esta banda puede disfrutarse en Spotify).




Cerrando la lista de temas propios, nos encontramos con La Venganza de McCallaghan. Este corte, con ambiente western me trae recuerdos del anterior trabajo de grupo. Ejecución musical destacable empañada por, el a veces recurrente, monótono trabajo vocal.

Cerrando el disco nos encontraremos dos versiones: El Tren de Leño e Incomunicación de nuestros queridos Barones. Geniales los guiños a Maiden y a Judas presentes en las partes centrales de ambas versiones. La adaptación de la letra de Incomunicación a tiempos más modernos y el genial trabajo de los instrumentistas no consiguen enmendar la incómoda situación causada por una interpretación vocal poco adecuada para esta canción. Prescindible.


Vermú resulta en un trabajo directo, intenso, muy recomendable y versátil del que a bien seguro disfrutarán tanto los fans del rock estatal y punk como los más aguerridos guerreros del Heavy Metal.
Y aquí terminamos con esta reseña del segundo trabajo de Chorizo y Pan con quien podréis disfrutar en cualquiera de sus directos de su actual gira “A esta invitas tour”. He de añadir, que la diversión y el buen rollo están más que asegurados en los shows de esta banda albaceteña que atesora ya cientos de conciertos en su currículum.

Enlaces de interés:

Facebook del grupo
Página web


No hay comentarios:

Publicar un comentario