martes, 22 de noviembre de 2016

In Flames - Battles (2016): Crítica del disco review


por Marco Antón (@Antoncastle66)





Los maestros suecos de In Flames publicaron su doceavo álbum titulado Battles el 11 de noviembre a través de la Nuclear Blast Records, en todos los países excluyendo a Norteamérica porque en ese territorio fue publicado vía Eleven Seven Music Group. Éste disco fue grabado en Los Ángeles por el reconocido productor ganador del Grammy, Howard Benson quien previamente trabajo con los legendarios Motörhead, Body Count y Sepultura, así como otras como bandas del Nu Metal como Papa Roach, My Chemical Romance, etc.


Para una entrevista en diversas revistas el guitarrista Björn Gelotte describe la canción “The End” como una canción bastante clásica de IN FLAMES. Dicho esto, porque considera “que tiene un ambiente muy positivo para la canción. Te hace darte cuenta para asegurarte de que aprecias ese momento de tranquilidad que transmite la canción”. Una brillante composición de la banda que nos demuestra que con el paso del tiempo su nuevo estilo aún funciona entre los metalheads de las nuevas generaciones.




Comparado con su predecesor “Sirens Charms” del año 2014 debemos considerar que ese disco tenía un “ambiente muy oscuro ", explicó en las entrevistas y continuo "Lo grabamos en un tiempo frío, húmedo y oscuro durante el año en Berlín, por lo que le dio una cierta melancolía al disco. Ahora la grabación del nuevo disco en Los Ángeles con el sol, tiene una energía diferente. El proceso de escritura fue diferente esta vez. También, trabajar con Howard y su equipo fue genial. Estoy estresado haciendo un descanso por cinco minutos porque estaban siempre listos para ir a la próxima toma y mantuvieron mi energía”. Esto nos habla del proceso agradable de composición y grabación que dio como resultado un trabajo de estupenda calidad y un estilo que la banda ha sabido pulir a través de los años.

Es de resaltar que el sonido del disco está relacionado típicamente con el metal moderno de Norteamérica, y eso es de reconocer. Los sabe el vocalista Anders Friden quién afirma “muchos de nuestros antiguos seguidores seguramente no estarán interesados con el rumbo musical que ha tomado la banda, pero ha sido un logro para todo el grupo porque hemos creado buenas melodías que disfrutamos mucho”. Aquí damos un punto de razón al vocalista al afirmar esto, ya que los nostálgicos de los álbumes más melódicos extrañamos algunas veces esos sonidos que les dieron gloria en la segunda mitad de los años ‘90s. Lejos han quedado los riffs brutales pero que combinaban las notas melódicas de las guitarras, hoy sólo ha queda la melodía pero de diferente manera.




“Drained” empieza con una intro atmosférica hasta que las guitarras aparecen con ese sonido melódico enraizado al Metal Alternativo y no al Death Melódico de Suecia, hasta que escuchamos las voces limpias y melódicas de la banda. Es la primera canción y parece que escuchamos a una banda moderna de Norteamérica que a los legendarios IN FLAMES. Luego viene “The End” con lo que hemos comentado anteriormente ese sonido moderno de la banda que la convierte para mi gusto en un buen single sin lugar a dudas, no está mal el tratamiento de las guitarras a lo largo de la canción ni el uso de voces limpias y melódicas, por lo que sorprende que a pesar de su tratamiento en la composición queden cómo bandas las cuales saben experimentar con cierto sentido en mantener ciertas raíces musicales. Ésta canción ha recibido buenos comentarios de la mayoría de los metalheads en el video musical del canal de You Tube de la label.

“Like Sand” es otra pieza con una buena intro atmosférica que luego mantiene un despegue con las guitarras que rozan el sonido del Groove Metal así como la inclusión de un coro de buenas letras, todo ello bajo la atmósfera de los sintetizadores antes de que las guitarras cobren protagonismo nuevamente una canción para disfrutarse ante la cantidad de detalles que posee la composición, es de sorprender que la gente disfrute éste tipo de sonidos, creo que los fans antiguos lo verán raro como ya hemos mencionado pero de que grabaron con un estilo que se disfruta de eso no hay duda. Sin embargo si hay una canción a la cual no entiendo su composición y también su inclusión en el disco es la que se llama “The Truth”, elegida también como adelanto del álbum quizás por representar la variedad de estilos entre cada canción que tiene el álbum, tampoco es un secreto que seguramente te sonará a la típica banda norteamericana de metal de la actualidad y no a una banda europea con estilo enraizado en otros subgéneros.




“In My Room” está enraizado con el metal melódico de la banda, de las pocas canciones que podemos decir capta la esencia de sus gloriosos discos del pasado, ya que cuenta con un solo de guitarra armonizado pero también posee un atmósfera épica. Estupenda canción que seguramente disfrutarás bastante. “Before I Fall” es muy similar a la anterior ya que el patrón de guitarras distorsionadas así como el empleo de los sintetizadores deja en claro que éste tipo de composiciones le gusta a la banda emplearlas. Encaja perfectamente con el estilo del álbum sin dejar duda de ello. Gran trabajo de Friden y Gelotte además de resto de la banda Niclas Engelin (guitarrista), Peter Iwers (bajista) y Joe Rickard (baterista).

Lo que podemos decir de “Through My Eyes” es que tiene riffs característicos del Death Metal Melódico de la actualidad, por ello seguro agradecerás que la composición de la canción haya sido de ésta manera. Excelentes coros a cargo del grupo en una amalgama de sonidos bien representados por las guitarras y sintetizadores los cuales cobran un protagonismo enorme en ésta canción. No muchos cambios podemos escuchar en la canción homónima del disco, aquí la banda te va llevando con los pasajes melódicos de sus guitarras para escuchar las voces limpias de las letras de “Battle” todo ello viene a ser aderezado con los coros guturales de Anders Friden. Vaya nivel que todavía tiene cuando se decide a vociferar como en los viejos tiempos. Aquí tienen cierto aire de ser una ‘power ballad’ sin embargo la banda sabe cómo acomodar las cosas cuando pensábamos que sería un disco típico de metal norteamericano.




NO resta mucho por decir de las cuatro piezas restantes del disco “Here Until Forever”, “Underneath my Skin”, “Wallflower” y “Save Me”, el ritmo de los versos de estas pistas se siente en completa comunión con el resto del álbum. Pero el resto de la pista vuelve a caer en el patrón general lo cual las hacen algo previsibles. Aquí es donde notamos que la banda se esforzó por mantener un mismo nivel para todo el álbum, prestaron mucha atención a los detalles que tenía el disco. Las guitarras distorsionadas no cambian, le agregan melodía a ciertas partes de sus canciones así como buenos solos de guitarras, por el momento que vivimos dentro del metal contemporáneo sabemos que éste álbum será del agrado de muchos fans de las nuevas generaciones.

Podría considerarse un álbum regular casi nada sorprendente por la experimentación que la banda ha venido haciendo desde hace 5 o más años en cuanto a incluir en sus discos el sonido “Goteborg” que les dio a conocer como una banda clásica y referente en cuanto al metal melódico se refiere. Para mi gusto es mucho mejor disco éste “Battles” que el publicado hace 2 años y eso es un estándar del cual estarán orgullosos los suecos. Les recomiendo el disco sin dudarlo.

ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada