sábado, 26 de noviembre de 2016

Alcest - Kodama (2016): Crítica del disco review



por Marco Antón (@Antoncastle66)



Hablar del polifacético músico Neige (Nieve) es hablar de uno de los músicos más talentosos dentro del metal underground que no se veía como hace muchos años, haber empezado en el radical y extremo Black Metal de sus coterráneos Peste Noire, pasando por los asombrosos Old Silver Key junto a los ucranianos Drudkh, los Amesoeurs (ya desaparecido), los enigmáticos Lántlos hasta llegar a ésta su banda principal que es: Alcest. No es por decir de menos que reconocer el talento del músico francés en el metal contemporáneo, a partir del año 2000 en adelante.



Creadores de un nuevo estilo llamado Shoegaze o Post- Black Metal que ha sido el siguiente paso dentro de la corriente musical más radical del Heavy Metal, es decir el Black Metal sin olvidarnos de lo que se llamó Avantgarde, ahora como precursores de un nuevo estilo han visto a legiones de fans de todo el mundo rendirse a su propuesta musical innovadora. La juventud dentro del Rock y Metal hoy en día ha elegido como uno de sus soundtracks preferidos aquellos sonidos que evoquen la oscuridad, la depresión, la desolación, la melancolía, la soledad y la frustración ante el mundo actual.

Alcest tomo esos dilemas, esas necesidades, esas preferencias de la juventud para darle sonido y voz, ahora con este nuevo trabajo podemos empezar a creer que siempre llevarán un paso delante de las demás bandas que surgieron a partir de la publicación de su primer disco “Souvenirs d'un autre monde”, con el álbum “Kodama” (Tres espíritus o eco en la lengua japonesa), se prestan a asaltar este año con su sonido para competir con los más brutales riffs de bandas como Master o Asphyx; la maestría y técnica de Obscura o Fleshgod Apocalypse, el black metal clásico como Darkthrone o Svarttjern o incluso de su mismo estilo como los Imperium Dekadenz o Urfaust. Este 2016 se ha visto muy competidos en cuanto a creaciones y los franceses no se iban a quedar atrás con su nuevo disco.




La pieza inicial es una belleza lleva el sonido Alcest desde el inicio con ese riff agudo insertado en la vena del Black Metal para ser secundado por otro de la guitarra acústica repleto de melodía, cuando las dos guitarras eléctricas se unen, evocan sonidos nostálgicos así como melancólicos para dar paso a la voz de Neige en sus agudos y voz melodiosa. Seguidamente viene la maestría de los pasajes acústicos con la guitarra eléctrica que te quedas hipnotizado a la primera escucha. Así abre “Kodama” la pieza homónima del disco. Coros que se te quedan en la mente como marca de la banda que se te escurre en el cerebro con esas notas. La segunda pieza llamada “Eclosion” empieza con esos sonidos de guitarras acústicas y melancólicas que combinan perfectamente la agrupación en ésta pieza no tiene desperdicio de principio a fin bajo la premisa de que por algo se llama Post- Black Metal que es la raíz principal de las notas para escuchar la voz de Neige en sus dos facetas es decir la voz melódica y la orientada al Black Metal, la canción permanece en una hipnótica melodía constante que hace no dejar de escucharla en ningún momento, la banda por instantes pretende llevarnos a la brutalidad del Black Metal pero sin llegar a ella, Neige en ésta ocasión se hizo acompañar por algunos de sus compañeros de la banda de metal ultra radical PESTE NOIRE en el bajo por Indria Saray, en la batería por Winterhalter, en cambio los arreglos de guitarras, teclados así como la producción corrió a cargo del multifacético músico.

Continuamos con “Je Suis D´Auilleurs” en la tercera composición con ese brillante intro de guitarras así como los coros vocales de Neige seguidos de esos sonidos eclécticos por momentos entre las partes de las guitarras así como la batería, muy melancólica, mucho sentimiento de depresión, de nostalgia tal vez de recuerdos presentes de todas las evocaciones pasadas dolorosas, eso transmite la banda en ésta canción no cabe duda que componen con sentimiento, las letras de ¿También soy de otra parte’ sin temor a equivocarme es de lo más cercano al Depressive Suicide Black Metal sin llegar a serlo. No dejarás de disfrutar los sonidos y pasajes de las guitarras.




“Untouched” es un opinión de Neige una de las primeras canciones escritas pensadas en el nuevo álbum por lo que escuchamos las notas y no podemos evitar notar la similitud con canciones del su primer material del 2007 y “Écailles de lune” del 2010. Toda la creatividad en los pasajes de los instrumentos, es la pieza más corta del disco pero no por ello faltante de calidad.

A continuación viene una de las composiciones más eclécticas de la banda con esos cambios de ritmo lento pero de buena melodía, excelente la intro con la guitarra acústica con la batería, nos referimos a "Oiseaux de proie" (Aves de rapiña) una perfecta amalgama de sonidos que nos evocan pasajes de nuestra vida al escuchar detenidamente cada segundo y minuto de la canción. No dejo de alabar el trabajo de la batería sin la cual no pudiéramos entender cada pasaje y estrofa de la composición. Las guitarras eléctricas no permitieron entender los diversos pasajes de la mente de Neige.




Sin duda que el resto de las canciones del disco "Onyx" y "Notre sang et nos pensées" (track disponible sólo en la versión deluxe del disco), recuerdan los pasajes desesperantes y melancólicos de alguna película de drama humano, trágico o alegre pero sin duda que lo evoca muy bien. Es como si escucharás el soundtrack del momento más desesperante de la cinta, no cabe duda que escogieron bien el clímax del álbum (mejor dicho Neige lo escogió sin duda), la primera se encuentra llena de atmósferas depresivas originadas con el teclado en cambio la segunda los pasajes son con la guitarra acústica y entre en algunos momentos tímidamente el bajo y la batería. Lleva un ‘In crescendo’ que no llega a culminar en una explosión de sonidos pero si de más detalles incluidos con los instrumentos. Son dos obras maestras en su respectivo estilo instrumental y no hay duda.

Los franceses se anotaron otro logro al publicar este trabajo como un aire de frescura en el metal extremo por lo menos presentan mejor idea en lo que quieren transmitir que los suecos Opeth en su nuevo material. En lo personal “Kodama” debe estar entre los 10 primeros discos de lo mejor del metal de este 2016, es además de ello un disco dedicado para todas aquellas almas oscuras que transitan los caminos de un mundo real cada vez más orientado a glorificar las cosas banales descuidando el espíritu, Neige nos vuelve a traer lo que desde su particular punto de vista son los sonidos del alma, ya sean errantes, oscuras, malignas, desesperadas, etc. Pero creo que ha conseguido transmitir esos sonidos. Alcest debe estar entre lo mejor con su cuarto material discográfico.

ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada