domingo, 18 de septiembre de 2016

Crónica de Civil War en Barcelona, 14/09/2016: Sala Bóveda




Alfonso Díaz (del blog Rockeando)



Civil War en Barcelona (14 de septiembre de 2016)
con Dragonhammer y Perseus: Sala Bóveda

Indagando en los recovecos de la historia, podemos encontrar infinidad de personajes, gestas y batallas que han servido como inspiración para diferentes obras dentro del mundo de las artes. La música no ha sido una excepción y también se ha hecho eco de estas epopeyas épicas que han servido como inspiración para bandas como Civil War. Nacidos de la escisión de algunos miembros de Sabaton que en 2012 decidieron unir fuerzas con el frontman de Astral Doors, Nils Patrick Johansson, la carrera del combo de Falun ha sido de lo más prolífica y ha seguido una clara trayectoria ascendente, proponiéndonos en sus obras de estudio un efectivo power metal. A las puertas de editar su tercer largo, que llevará por título “The Last Full Measure”, el escuadrón capitaneado por el carismático vocalista arribaba a la sala Bóveda de Barcelona para hacernos vibrar con algunos de sus himnos de combate y ofrecernos, en absoluta primicia, algún suculento adelanto de lo que será su próximo trabajo.


Los encargados de abrir la velada serían los italianos Perseus quienes dispondrían de algo más de cuarenta minutos para desgranar algunas piezas de los dos trabajos de estudio que han publicado hasta la fecha, “The Mystic Hands Of Fate” (2014) y su más reciente “A Tale Whispered In The Night”. No era mucho el público que aguardaba al quinteto de Brindisi, sino más bien al contrario, ya que cuando al acceder al recinto los músicos ya se encontraban sobre las tablas armados con sus instrumentos esperando a que los más madrugadores tomarán posiciones frente al escenario.




Luciendo una amplia sonrisa y vistiendo unas largas gabardinas negras y unas vistosas botas, los transalpinos hicieron gala de su pasión por el power metal más clásico y tradicional dejando una buena muestra de su potencial en temas como la inicial "The Diary". Aunque desde los primeros compases del show pudimos apreciar que la propuesta del quinteto no destacaba precisamente por su originalidad, los italianos mostraron una buena predisposición a la hora de mostrarnos su faceta más metalera en temas "Hidden Murders", que sirvieron para que su vocalista, Antonio Abate, nos ofreciera una buena sucesión de agudos.

Quizás lo mas destacable de la descarga de Perseus fueron los humeantes duelos de guitarra que nos ofrecieron Gabriele Pinto y Cristian Guzzo en los in–crescendos épicos que marcarían "Magic Mirrors". Pese que no llegaron a conectar con una audiencia que se mostró algo fría, no dudarían en invitarnos a acercarnos al escenario, apelando a nuestra fidelidad metalera, durante la presentación de "Memories", con la que conseguían que los más animados levantarán sus puños al aire mientras el bajista Alex Anelli abandonaba su posición junto a la batería para acercarse al filo del escenario.

El escogido para mostrarnos su vertiente más melódica sería el medio tiempo "Deceiver", mientras que para encarar la recta final del show se reservarían un par de andanadas netamente power metaleras, apostando por la contundencia de los hímnicos estribillos de “Legions Of Ravens” y la cabalgada épica de "The Ride Of Pegasus". En definitiva, los italianos nos ofrecieron una descarga potente y sólida, en la que nos ofrecieron un detallado repaso de las composiciones de su ultimo trabajo “A Tale Whispered In The Night”.


Los siguientes en aparecer sobre las tablas de un Bóveda algo más concurrido serían sus compatriotas Dragonhammer, quienes ya visitaron nuestro país en 2014 acompañando a los germanos Freedom Call. Nueve años después de la publicación de su segundo trabajo “Time For Expiation”, la formación romana volvía a la carga en 2013 con “The X Experiment”, demostrando que el paso del tiempo no ha mutado la personalidad de una banda que se vio obligada a tirar la toalla debido a la excesiva saturación de la escena.




Curiosamente Dragonhammer eran la formación más veterana de las que conformaban el cartel de esta noche, de modo que el quinteto salió dispuesto a demostrar que su retorno ha sido con todas las consecuencias, pese a no contar con su vocalista Max Aguzzi, quien ha sido reemplazado para este tour por Luca Micioni de Infinita Symphonia. Sin contemplaciones y tirando de una de sus piezas más emblemáticas la primeriza “Legend”, pudimos apreciar que el quinteto venia dispuesto a ofrecernos una actuación que estaría marcada por la contundencia y la elegancia melódica de sus líneas vocales. Tras proponernos una primera cabalgada, el cambio de tercio de tercio llegaría con la majestuosidad de “Seek In The Ice”, que serviría para el primer gran duelo entre los teclados de Giulio Cattivera y el guitarrista Flavio Cicconi.

Uno de los detalles que más me llamó la atención fue el buen rollo y la camaradería que se palpaba entre los miembros de la banda, ya que durante todo el show no dejaron de hacerse bromas entre ellos, haciendo que ese buen ambiente se acabara contagiando entre unas primeras filas que no dudaron en dejarse arrastrar por la velocidad de “Fear Of A Child”, o sucumbir ante los guiños progresivos de “Believe”.

El retorno sobre el material de su más reciente entrega “The X Experiment”, estaría marcado por el apocalíptico “The End Of The World”, que se convertiría en la excusa perfecta para que Micioni recabara nuestra colaboración y nos pusiera a todos dar palmas antes de que Cattivera y Cicconi nos regalaran otra nueva dosis de neoclasicismo instrumental. El contraste entre el pasado y el presente de los transalpinos quedaría plasmado en los hímnicos estribillos de “Blood In The Sky”. La recta final de su actuación estaría marcada por la sucesión de riffs que darían forma a “The X Experiment”, protagonizada por una fantástica interpretación de Micioni, y la celebradísima “Dragon Hammer”, que servía como brillante colofón para la descarga de una banda que demostró clase y veteranía, dejando patente el grado de madurez y evolución que han alcanzado con su última entrega.


Pese a su corta trayectoria Civil War han conseguido hacerse un hueco entre los seguidores del power épico del viejo continente. Sin duda el currículum de sus miembros ha sido clave para captar esa atención, pero además la calidad de sus trabajos deja claro que nos enfrentamos a una formación que está llamada a despuntar en un futuro muy cercano. Su presencia en la Sala Bóveda de la Ciudad Condal representaba la primera incursión del escuadrón sueco en nuestro país, y aunque la sala no llegó a llenarse, lo cierto es que consiguieron congregar a un buen numero de fieles que corearon cada uno de sus himnos de batalla. Tras una espera más larga de lo habitual los miembros de la banda aparecían en escena para ocupar sus posiciones y abrir fuego con el demoledor “USS Monitor”, que hacia que la gente se pusiera en movimiento gracias a su adictivo ritmo marcial y a sus grandilocuentes estribillos marca de la casa. Ataviados con sus habituales casacas militares, el quinteto supo conectar rápidamente con sus seguidores, dejando que la batería de Daniel Mullback se encargara de llevar las riendas de temas como “Saint Patrick´s Day”.




Sorpresivamente la banda se presentó sin el concurso de un bajista, pero este detalle no desmereció una actuación vibrante, eléctrica y dinámica, en la que se fueron sucediendo los temas de forma vertiginosa. Especialmente reseñable resultó el concurso de su teclista Daniel Mÿhr, quien desde la retaguardia no dejó de animar al personal mientras tomaba las riendas durante los compases iniciales del operístico “Braveheart”, que se acabaría convirtiendo en uno de los momentos culminantes de la noche. En cuanto al repertorio escogido fue un medley de sus dos trabajos publicados, concediendo un especial protagonismo al material de “Gods And Generals”. Pero sin duda fueron temas como el primerizo “Sons Of Avalon”, los que recibieron una mejor acogida, con un Nils absolutamente desatado mientras las guitarras de Rikard Sundén y Petrus Granar se repartían el protagonismo en sus intensos desarrollos.

Como comentaba al inicio, Civil War están a punto de editar su nueva obra, “The Last Full Measure”, de modo que su descarga de esta noche resultaba una excelente oportunidad para testar alguna de sus nuevas composiciones, y la elegida fue “Savannah”, que continua la línea clásica del quinteto aunque haciendo hincapié en esta ocasión en la guerra de Secesión americana. Deshaciéndose de su larga casaca de combate el vocalista encaraba la segunda mitad del show centrando nuestro objetivo sobre los magnificentes estribillos del medio tiempo “Admiral Over The Oceans”. Una nueva mirada sobre su debut “The Killer Angels”, sería la excusa perfecta para que los teclados y la batería nos adentraran en “Lucifer´s Court”, que nos mostraba su faceta más mistica y heavy metalera.




Para la recta final del show los suecos nos tenían preparada una suculenta sorpresa, proponiéndonos uno de los bonus-track de su obra de 2015, “Knights Of Delecarlia”, que nos dejaría la imagen de Nils clavando la rodilla en el suelo para conceder a su interpretación unas mayores cuotas de dramatismo. Para poner el punto y seguido a la velada optarían por “Gods And Generals”, que volvería a desatar la euforia entre una audiencia cada vez más animada y entregada.

Acompañados de los cánticos del respetable los músicos regresarían sobre las tablas para rematar definitivamente la velada con una buena ración de épica metalera, dejando que la marcial "Bay Of Pigs”, se convirtiera en el reclamo perfecto para que todos cantáramos su estribillo con el puño en alto. Nuevamente serían los teclados de Mÿrh los encargados de adentrarnos en el delicioso medio tiempo “I Will Rule The Universe”, que con su explosión melódica se convertiría en la antesala perfecta para el primer tema que escribió la banda “Rome Is Falling”, que como no podía ser de otra forma volvía a escenificar, una vez más, la perfecta comunión entre banda y publico.

En poco menos de un lustro Civil War se han convertido en todo un referente para los seguidores del heavy/power europeo. Tras mostrar su potencial en esta primera visita a nuestro país los suecos editaran su tercera obra de estudio “The Last Full Measure”, el próximo mes de noviembre. Así que esperemos que no tarden mucho en regresar por estos lares para pasar revista a sus tropas y ofrecernos una nueva demostración de poderío metálico.

Visita el blog Rockeando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada